El primero de octubre realizarán el Conversatorio “Vivos se los llevaron, vivos los queremos”

El primero de octubre realizarán el Conversatorio “Vivos se los llevaron, vivos los queremos”
Cada año se realizan movilizaciones en Zacatecas con la finalidad de pedir justicia para los 43 de Ayotzinapa Foto: La Jornada Zacatecas

Se cumplen cuatro años de Ayotzinapa y la “inconsistente verdad histórica”
“Vamos a estar haciendo un balance del problema de los estudiantes normalistas y ya de una vez y para siempre, hacer pedazos la llamada verdad histórica”: René Amaro

 

El primero de octubre a las 18 horas en el foyer del Teatro Fernando Calderón se llevará a cabo el Conversatorio “Vivos se los llevaron, vivos los queremos. A cuatro años de Ayotzinapa y la inconsistente verdad histórica”, en que se analizará dentro del segundo “Coloquio Contra la Violencia y el Olvido” que organiza el Sindicato de Personal Académico de la Universidad Autónoma de Zacatecas (Spauaz), lo que ocurrió en la “noche de Iguala”.

“Vamos a estar haciendo un balance del problema de los estudiantes de Ayotzinapa, y sobre todo, de esta necesidad de, ya de una vez y para siempre, hacer pedazos la llamada verdad histórica”.
Se refiere el historiador René Amaro Peñaflores a los resultados de la investigación hecha por la Procuraduría General de la República (PGR) de Enrique Peña Nieto.

El mandatario más impopular de la historia reciente del país todavía en la coyuntura de su pasado y último informe refrendó “la verdad histórica” ante los mexicanos, no obstante que especialistas forenses y científicos, nacionales e internacionales, han demostrado la imposibilidad de que los 43 jóvenes hubieran podido ser incinerados en el basurero de Cocula.

“Efectivamente la verdad histórica y ahora la ratificación cínica de Peña Nieto en su último informe, no se sostiene por ningún lado. Esa investigación que llevó a cabo la PGR, realmente es una investigación de vergüenza”, dijo el docente investigador en la Unidad Académica de Historia de la UAZ.

“Urge que se concluya la investigación para que no se queden impunes esas desapariciones, y que sean castigados los responsables. Pero además, que no solamente los padres de familia que los buscan sino toda la opinión pública y las organizaciones sociales y democráticas conozcamos que fue lo que ocurrió esa noche del 26 de septiembre”, dijo René Amaro.

En ese sentido destacó como de “gran relevancia” que el gobierno electo apele al Grupo Interdisciplinario de Expertas y Expertos Independientes (GIEI), quienes ya trabajaron en el esclarecimiento del caso y recientemente manifestaron su confianza de que Andrés Manuel López Obrador le dé continuidad a la investigación.

Dijo que lo que está en juego “no es cualquier cosa” sino la posibilidad de consolidar un punto de quiebre que permita a todos los sectores sociales, sobre todo a los populares, acceder a la esperanza de una mejora social.

El esclarecimiento del caso de los 43 y la sanción a los responsables de su desaparición forzada implicaría que el régimen del Peñato termine de derrumbarse.

Observó que las esperanzas en el nuevo gobierno para este efecto, “están dadas”, pero no se puede caer en el error como sociedad de que esperar “pasivamente que se den las cosas”, sino que desde abajo la propia correlación de fuerzas debe impulsar que se hagan los cambios, y que estos cambios sean a favor de las mayorías.

Respecto de la investigación que seguía el GIEI, agregó que la variable Ejército y la variable narcotráfico están muy presentes, pero también la articulación de este binomio con intereses políticos. “Y hay toda una problemática que tiene que ver con una corrupción profunda”.

El que el pueblo mexicano pueda por fin saber la verdad contra hegemónica de la noche de Iguala, le permitirá orientar su lucha contra la corrupción, el narcotráfico y la impunidad. “Creo que son muchas cosas, pero se requiere un análisis profundo”, opinó.

El historiador también se refirió a “la situación de letargo” en que desde hace rato ha permanecido la gran mayoría de la población, “y que no le permite pensar”.

Por ello celebró en un recuento histórico de la participación de los jóvenes, que hayan sido y sean la voz y la vanguardia de las luchas que han logrado sacudir a los otros sectores sociales, incluido, el académico. Todo esto debe reflexionarlo la sociedad en aras de autoaclararse sus propios procesos, puntualizó.

A colación mencionó que sin la necesidad de ciertos sectores de alzar la voz e impulsar las luchas sociales, una de ellas justo el reclamo de verdad y justicia que detonaron los crímenes perpetrados contras los 43, no se habrían generado las fisuras al régimen y su derrumbamiento verificado mediante la elección del pasado primero de julio.

“Son los estudiantes. Los del 68, los que fueron reprimidos en 1971, los estudiantes ahora de la noche de Iguala”, y muy recientemente los que se manifestaron por el episodio violento que tuvo su mano ejecutora en porros contra estudiantes de la UNAM, “los que están permitiendo estas aperturas”, dijo.

“Por eso mismo yo creo que los otros sectores sociales tenemos que exigir justicia y develar toda esta postura ideológica de corrupción e impunidad que existe en México. Darnos esa posibilidad de que efectivamente se constituya una nueva comisión con estos expertos internaciones –del GIEI-, pero también con algunos personajes que están muy reconocidos en términos de su participación política y democrática, y que se dé a conocer quiénes son los culpables y dónde están los 43”.

La conmemoración de hoy, expuso, “tiene que ser una conmemoración de exigencia verdad y de castigo. Y sobre todo de que crímenes de Estado como estos no vuelvan a ocurrir más en México”.
En el Conversatorio “Vivos se los llevaron, vivos los queremos. A cuatro años de Ayotzinapa y la inconsistente verdad histórica” participarán Víctor Manuel Fernández Andrade (UPN), Hallier Arnulfo Morales Dueñas (Escuela Normal Rural Matías Ramos Santos de San Marcos), y el propio René Amaro Peñaflores (UAZ).

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70