“La mejor satisfacción, es hacer lo que te gusta”: Francisco Espino

“La mejor satisfacción, es hacer  lo que te gusta”: Francisco Espino
“No importa a lo que te dediques, la vida es corta y tenemos el tiempo contado, y no hay mejor satisfacción que hacer lo que nos guste”, expresa el artista

■ Decidió dedicarse a este oficio tras vivir un tiempo en Estados Unidos; es su forma de escape, dice

■ Mi trabajo se distingue pues busca que cada pieza sea única en su diseño y al gusto del cliente

De un oficio como la carpintería, Francisco Espino García llegó a convertirse en un artista que ha buscado encontrar un lenguaje propio, y con sus manos, ha elaborado piezas que se convierten en obras de arte, y ha incursionado en disciplinas como las artes plásticas.

El artista originario de Guadalupe cuenta que aunque estudió arquitectura y mercadotecnia, dejó truncas ambas profesiones, pues la madera ha sido parte de su vida y con ello, se ha convertido en su propio jefe. No tiene quien lo mande, y su inspiración y trabajo es lo que lo ha convertido en un gran artista.

Este oficio lo combinó con la tapicería, y hace 10 años aprendió lo que sabe: cuando radicaba en el vecino país de Estados Unidos, mantenía una relación de noviazgo con su ahora ex esposa, decidiendo vivir allá.

De inmediato, consiguió trabajo en una empresa de muebles reconocida en aquel país. Ahí aprendió diseño y tapicería, y elaboró piezas para diseñadores de la talla de Ralph Lauren, Versace, entre otros.

En el tiempo que permaneció en la mueblería, aprendió a elaborar diseños complejos y muy elaborados para los exigentes clientes que tenía la empresa. Y fue así que tomó gusto por este oficio y por la creación de diseños.

Sin embargo, su relación no perduró, y cuando se divorció, tuvo que regresar a México, pero con las referencias que tenía de trabajo, y las ideas que había tomado de diseños, pensó en rehacer con ello su vida.

Su primera idea fue crear su propia marca, con sus diseños propios y que lo que distinguiera a su negocio fuera que los muebles y trabajos sean hechos de manera 100 por ciento artesanal.

Recuerda que el primer modelo se silla gigante que hizo, fue por una tía llamada Gerarda, quien es sorda. La silla dice, era orejona y con un respaldo alto. Esto lo hizo, tomando en cuenta que en la arquitectura, se han perdido los espacios grandes.

Opina que los espacios grandes en casas y espacios se han perdido, debido al crecimiento de la población, así como de familias numerosas. Además de que las construcciones de viviendas modernas son pequeñas.

De ahí surgió la idea de continuar haciendo estos modelos, y que cada pieza contará con un diseño propio. Piensa que es mejor este tipo de trabajo, pues quien lo adquiere, obtiene una pieza única.

Ya que en comparación con las grandes empresas y mueblerías, las piezas vienen en series, y no hay un modelo único, o hecho al gusto del cliente. Y ésta es la ventaja sobre los demás, que tiene su negocio.

“Pueden ir personas a comprar muebles a grandes empresas. Pero comprarán algo igual, algo que alguien más puede tener. Pero cuando llegan conmigo, pueden obtener una pieza única, es como cuando un sastre elabora un traje”, expresa Francisco.

Sus obras han sido intervenidas por destacados artistas plásticos de Zacatecas. Entre los proyectos que ha realizado en esta materia, están seis sillas intervenidas por los artistas Susana Salinas, Javier Cortez, Tarsicio Pereyra y Luis Felipe de la Torre.

También montó una galería en la capital, a la cual comenzaron a acercarse varios pintores, escultores y artistas multidisciplinarios. Y le propusieron comenzar a montar cuadros y darle vida al espacio.

Al dar a conocer su trabajo, empezaron a llegar las invitaciones para exponer su obra. Y fue así que logró mostrar su arte en el Museo Francisco Goitia, en el aniversario luctuoso del artista zacatecano.

Esto le abrió las puertas en otros espacios, y sus piezas estuvieron expuestas en la Ciudadela del Arte, Museo Manuel Felguerez, el Museo de Guadalupe, así como en la Unidad de Medicina Humana de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ).

Desde hace 5 años, comenzó a pintar y tuvo la oportunidad de que la galerista Irma Valerio lo invitará a vender una de sus piezas en su galería de arte. Afortunadamente, se vendió en poco tiempo.

Desde hace 8 meses, dice que se ha dedicado de lleno a esta disciplina. Aunque reconoce que no sabe de dónde viene su inspiración. Pues solamente plasma las ideas, diseños y figuras que llegan a su mente.

“Alguna ocasión, leí que el arte es una conexión entre los sentimientos y el universo. Si algo se me viene a la mente, en ese momento buscó mis pinceles y pinturas, y comienzo a dibujar”, dice.

Añade que si no creara arte estaría muerto, sin vida.  “Si no hiciera esto, estaría demacrado, triste o muerto. Éste es mi escape y lo que hace que no me olvide de mi hijo, con quien no he podido estar. Lo que quiero es estar cerca de él”, revela el artista.

Su hijo Tenoch, vive en Estados Unidos, y actualmente tiene 11 años de edad. La idea de Francisco, es llevar su empresa y su marca a la ciudad de Tijuana en la frontera. Pues por el tema de dinero, le ha sido imposible acercarse a su hijo.

“No importa a lo que te dediques, la vida es corta y tenemos el tiempo contado, y no hay mejor satisfacción que hacer lo que nos guste, el dinero se puede o no dar, pero si trabajas haciendo lo mejor y disfrutándolo, sin perder el tiempo y no habrá problema”, concluye Francisco.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70