Subjetivaciones rockeras / Ex Deo y Flame Dream

Subjetivaciones rockeras / Ex Deo y Flame Dream

Para esta ocasión deseo compartir mi opinión sobre dos producciones discográficas.

‘Caligvla’, Ex DeoCaligvla (2012), Ex Deo

El disco que hoy me ocupa, en un primer momento, puede parecer un tanto exagerado, pero al escuchar algunos acordes más delante, podremos darnos cuenta de que aquello que en un principio parecía pretensioso, se trataba en realidad del gancho hacia una propuesta mucho mejor lograda, cargada de una intensa dosis dramática y de sonidos que nos remontan a las fastuosas producciones cinematográficas realizadas a mediados de la década de los 50 del siglo pasado, en las que los protagonistas eran aquellos héroes y anti-héroes del periodo helenista, como Ben-Hur, o el que en esta ocasión resulta ser el leitmotiv de la propuesta: Calígula.

Me refiero a la producción discográfica Caligvla, segundo long play de la banda canadiense Ex Deo, expresión latina que se podría traducir como al margen o fuera de Dios. El disco está conformado por 10 poderosos tracks que se dejan escuchar de principio a fin. La alineación de la banda se conforma por Dano Apekian, en el bajo; Stéphane Barbe, en la guitarra; Jean-François Dagenais, en la guitarra; Max Duhamel, en la batería, y Maurizio Iacono, en la voz. Vale mencionar que no es la primera ocasión en que la agrupación aborda como tema la historia del Antiguo Imperio Romano, por ejemplo, su primer LP llevó como título Remulus.

Podemos ubicar a la banda dentro del death metal, no obstante, la versatilidad del vocalista y de la banda nos llevan a rememorar, en algunos pasajes de la producción, a consagradas agrupaciones del power metal, como Trivium, o al propio Manowar. Lo que resulta innegable, a lo largo del proyecto, son los excelentes arreglos que se realizaron para cada uno de los temas que lo integran. También vale comentar el diseño de arte, en particular de la portada, en la que se ve una efigie ecuestre del polémico Rey -que en su momento fue también uno de los más destacados generales del Imperio-, ubicada en lo que parece ser la galería de un museo, una imagen bien lograda que resulta ser bastante elocuente. Caligvla tiene la capacidad de cargarnos de energía; en momentos, llega a ser incluso explosivo, sin embargo, hay temas que le permiten un equilibrio a la producción sin que decaiga la intensidad, como en el caso de Pollice verso (Damnatio ad Bestia), una especie de andante metalero, si se me permite la expresión.

En otros pasajes, la banda pretende remontarnos a la antigua Roma, a través de intros que asemejan los diálogos de una película, o por medio de ritmos que recuerdan las marchas triunfales que se tocaban cuando arribaban los reyes investidos de heroicidad. Hay también momentos en el disco en los que las piezas tienden a acariciar nuestros tímpanos con figuras musicales impecables, caracterizadas por una intensa tersura. Caligvla, de Ex Deo, es una producción que ningún amante del más fino metal debe dejar de escuchar con todo el detenimiento. Además, es un disco que invita a ser escuchado una y otra vez, ofreciendo en cada ocasión nuevas y gratas sorpresas.

https://www.youtube.com/watch?v=hAERweN9Sjo

 

‘Calatea’, Flame DreamCalatea (1978), Flame Dream

Calatea es una producción discográfica de la banda suiza de rock progresivo y jazz rock, Flame Dream, conformada por Peter Wolf, en la voz y los alientos; Ronald Ruckstuhl, en los teclados; Urs Waldispühl, en la guitarra; Urs Hochuli, en el bajo y la voz, y Peter Furrer, en la batería y percusiones. El disco está conformado por seis tracks ejecutados de manera impecable, lo que nos deja saber que estamos ante músicos con una formación profesional consolidada. Los sonidos, los tiempos, los silencios se dejan percibir en toda su claridad, tal como era de esperarse, en este sentido, de una agrupación perteneciente al más elaborado de los subgéneros del rock.

No obstante lo anterior, el disco se presenta en más de una ocasión lento y carente de energía, eso sin mencionar que en varios momentos resulta bastante predecible. Desde mi particular punto de vista, a la producción le falta explosividad y arriesgue. No escuchamos nada novedoso o transgresor en la propuesta. Da la impresión de que los integrantes se limitaron únicamente a cubrir, con todo el cuidado posible, los cánones exigidos a un grupo de esta naturaleza. Insisto, escuchamos a excelentes músicos ejecutando sus instrumentos, pero en varias ocasiones sin ponerle esa chispa que muchos buscamos al escuchar un disco de rock, independientemente del subgénero o estilo al que pertenezca.

Lo que llegué a pensar en algún momento, al escuchar la producción, es que quizá para este disco sus integrantes se equivocaron de género, y que como una banda de jazz, resultarían, desde mi humilde opinión, excelentes. Por ello, insisto en que lo que escucharemos no carece de calidad interpretativa, sino de esa energía que caracteriza a las expresiones del rock, independientemente de su procedencia. Repito, yo invitaría a escuchar este disco, pero desde un enfoque jazzístico (género del que desconozco casi todo), desde el que estoy seguro, ofrecería interesantes propuestas. No quiero dejar de lado dos tracks que en realidad valen la pena escucharse de forma detenida (desde la perspectiva del rock): Volcano y Gate out of Calatea.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ