Telecomunicaciones: engaño y regresión

Telecomunicaciones: engaño y regresión

Las dos empresas que controlan la mayor parte de las señales de televisión y radio del país están tranquilas pues la iniciativa de ley secundaria en materia de telecomunicaciones enviada recientemente por el Ejecutivo federal al Legislativo, de aprobarse, constituiría un retroceso con respecto a las reformas constitucionales aprobadas el año pasado y permitirá la perpetuación del predominio del duopolio sobre cualquier expresión social o pública en radio y televisión. Es decir, un marco regulatorio concebido y diseñado para beneficiar a los actuales concesionarios, una suerte de redición de la ley Televisa, aprobada en 2006 y posteriormente declarada inconstitucional en sus partes medulares por la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Entre los puntos regresivos de la iniciativa del ejecutivo vale la pena mencionar que apunta a perpetuar y fortalecer el predominio empresarial sobre el espectro radioeléctrico, circunstancia que violenta la libertad de expresión y el acceso a la información de otros sectores, como muestra esta Fresnillo, donde los dos grupos radiofónicos de mayor presencia han posicionado a sus representantes tanto en el Congreso Estatal como en el Federal a través del PRI, y existe el riesgo latente de que en el 2016 se tenga un candidato a gobernador claramente subordinado a los intereses de TV Azteca.

La propuesta presidencial propicia el sello mercantilista y publicitario de los contenidos, de por sí extremado en la actualidad; plantea circunscribir la competitividad al ámbito de los capitales, o ni siquiera allí, a juzgar por las propuestas de reglas de preponderancia, redactadas para excluir a Televisa de esa condición. Si esto no bastara, pretenden restablecer poderes y controles presidenciales indebidos por medio de atribuciones, claramente anticonstitucionales, otorgadas a la Secretaría de Gobernación, como la supervisión de contenidos.

Pero el agravio no para ahí, el documento intenta establecer un mecanismo de censura discrecional sobre las redes sociales mediante la posibilidad de que autoridades competentes ordenen a los proveedores de Internet suspender el servicio en eventos y lugares críticos para la seguridad pública y nacional, con lo que se abren perspectivas de control autoritario y de opacidad por demás incompatibles con cualquier propósito democrático.

En conclusión, la propuesta del Ejecutivo federal de ley de Telecomunicaciones y Radiodifusión revierte los aspectos positivos introducidos en la reforma constitucional del año pasado y constituye, en esa medida, un acto de simulación y de falta a la palabra empeñada, porque no existe ni la determinación de combatir a los monopolios ni la promoción de pluralismo, ni la democracia y la transparencia prometidos. Por desgracia, con esta iniciativa también se impide la posibilidad de que existan televisoras estatales que privilegien los temas locales y ofrezcan propuestas distintas a la chatarra televisiva que actualmente proporciona el duopolio.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70