15.8 C
Zacatecas
jueves, 29 septiembre, 2022
spot_img

Renuncia de Alejandro Encinas

Más Leídas

- Publicidad -

Por: SOCORRO MARTÍNEZ ORTIZ •

■ Comentarios Libres

- Publicidad -

Cuando militantes o simpatizantes de un partido político cualquiera que este sea, renuncian a él y lo abandonan renegando de  sus principios, causa pena, pues lejos de fortalecerlo en bien de la democracia que dicen, pretenden lograr,  abonan a su detrimento si se toma en cuenta, que tal suceso ocurre en el escenario del proceso electoral federal, para la renovación de la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión como es el caso de nuestro país. Los actuales legisladores tanto diputados como senadores cumplieron en su cargo apenas dos años, pues fue ante ellos que el presidente Peña rindió su protesta de ley al iniciar el ejercicio de su mandato el primero de diciembre de 2012.

Insistentemente lo reitero porque es así. Los diputados tienen compromisos con los electores, se deben a la población para atender su problemática, mientras que los senadores velan por los intereses de las entidades federativas. Estas tareas sin embargo no son gratuitas,  porque unos y otros, reciben a cambio cuantiosas cantidades con motivo de ingresos que se traducen en diversos conceptos. Por ejemplo: 1.- sueldos. 2.- dietas (pago por asistir a las sesiones del día) 3.- bonos. 4.- viáticos. 5.- gasolina. 6.- asesoría. 7.- transporte. 8.- aviones. 9.- teléfono. 10.- comidas. 11.- asistencia médica. 12.- compensaciones. 13.- aguinaldos y otros. Todo, por supuesto, con cargo al pueblo donde muchos de sus habitantes perciben como ingreso, un paupérrimo salario mínimo para subsistir.

Resulta lamentable que muchos legisladores que han obtenido beneficios personales en exceso dentro de un partido, lo abandonan o renuncian a él, y “brincan” a otro según conveniencia, pisoteando todo indicio de democracia en México.

Alejandro Encinas, senador del Partido de la Revolución Democrática (PRD) por el Estado de México, eso fue justamente lo que hizo el miércoles 21 del mes actual, al terminar de rendir su segundo informe de labores como legislador.

 

Lo curioso de esta persona, como de otras que también se han ido del PRD, es que lo abandona a pesar de haber sido uno de sus fundadores; y militante de la izquierda mexicana, desde la existencia del Partido Comunista (PC).

Se benefició personalmente y de manera excesiva del PRD. Vea usted:

Miembro de la Cámara de Diputados en la LII Legislatura (1985-1988) como suplente de Demetrio Vallejo y a su muerte asumió la titularidad.

Fue elegido diputado en la LV Legislatura (1991-1994).

En 1993, fue candidato del PRD para gobernador del Estado de México.

Con Cuauhtémoc Cárdenas como Jefe de Gobierno del DF, en el año 2000 fue secretario del Medio Ambiente.

Fue candidato a Jefe Delegacional de Álvaro Obregón y perdió frente al panista Luis Eduardo Zuno.

Siendo Jefe de Gobierno del Distrito Federal Andrés Manuel López Obrador, fue secretario y sub secretario de Gobierno.

Fue designado Jefe de Gobierno del Distrito Federal cuando López Obrador renunció al cargo el 2 de agosto de 2005, para ser candidato a la presidencia de la República.

Candidato a presidir el Partido en 2008 y se le entregó el triunfo a su contrincante Jesús Ortega.

En 2009 electo diputado del Distrito Federal. coordinador del Jefe Parlamentario del PRD en la LXI Legislatura.

Candidato a Gobernador por el Estado de México y quedó en segundo lugar frente a Eruviel Ávila

Actualmente es senador del PRD por el Estado de México en la LXII Legislatura.

Tal renuncia nos hace reflexionar: si esos cargos ocupados a lo largo de su vida política como persona de izquierda, no le permitieron la valentía de cuestionar a su propio partido, para rectificar sus estructuras en las que dice, hay una crisis sistemática en donde reina la corrupción, ¿qué estaba haciendo entonces?

Bueno…el PRD no nació corrupto, él fue uno de los fundadores y de los principales beneficiados. Si tratamos de responder al cuestionamiento, diremos que  no es inmaculado y por tanto, junto con otros, propiciaron y son responsables de la actual crisis que enfrenta esa organización, pues nada hizo, ni planteó propuestas que llevaran en su oportunidad, a corregir el rumbo del partido que ahora cuestiona.

México actualmente enfrenta graves problemas. La renuncia del señor Encinas, me hace dudar que se trate de un personaje de izquierda dispuesto a entregar lo mejor de sus conocimientos; de su experiencia política; de ofrecer planteamientos; de manejar iniciativas y estrategias que sirvan para vislumbrar un país en el que paulatinamente, todos los mexicanos puedan tener una vida digna y autoridades que así  la reconozcan y la garanticen.

Históricamente, los verdaderos hombres de la izquierda mexicana, no se interesaron por la protección de sus propios beneficios, y desconocieron comodidades personales para atender la problemática popular que exigía la opresión.

Considero que la renuncia es una estrategia. Tres años pueden transcurrir en ir y venir de un partido a otro, para ser beneficiado a partir de 2018, con la reforma electoral del mes de febrero pasado que permite, la elección de senadores hasta por dos periodos y  la de diputados hasta por cuatro. Nada más eso: 12 años cada uno. Es todo. ■

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

Últimas Noticias