27.8 C
Zacatecas
domingo, 16 junio, 2024
spot_img

■ Fundaciones dirigidas por Aznar, Vargas Llosa o Salinas Pliego también han participado en redes

Empresas españolas, detrás de la ‘guerra sucia’ anti-AMLO

Más Leídas

- Publicidad -

Por: La Jornada •

Madrid. Julián Macías, un activista digital español, denuncia que hay una guerra sucia en las redes contra el presidente Andrés Manuel López Obrador, orquestada desde grupos de la derecha, como Atlas Network, CLS Strategics o fundaciones presididas por el ex presidente español José María Aznar, el escritor Mario Vargas Llosa o el magnate mexicano Ricardo Salinas Pliego. En entrevista con La Jornada, Macías advirtió que mientras más se acerque la fecha de las elecciones más intensa será la ofensiva de intoxicación para evitar el triunfo de la candidata de la izquierda, Claudia Sheinbaum.

- Publicidad -

–Usted se define como un activista digital contra la desinformación. ¿Qué es exactamente lo que hace?

–En los días previos al golpe de Estado en Bolivia, en noviembre de 2019, detecté que en una semana se crearon más de 100 mil cuentas falsas desde las cuales se emitieron más de un millón y medio de mensajes con 14 hashtags diferentes en los que fomentaban este golpe de Estado con mensajes como Evo dictadorEvo narcotraficante o Evo asesino. Y a partir de ahí empecé a analizar este fenómeno en otros países y vi que había muchos patrones en común y que había una serie de organizaciones que casi siempre estaban detrás de estas campañas, como las corporaciones Atlas Network u organizaciones ultracatólicas que tienen fundaciones pantalla como HazteOír, CitizenGo, Los Legionarios de Cristo o El Yunque.

–A usted le han llamado el jefe de la guerrilla digital de Podemos…

–En la guerra contra Podemos todo valía; de hecho, en México también me han llamado así cuando he desmontado una trama y lo hacían para difamarme. Nunca nadie, en los cinco años que llevo haciendo informes, ha podido desmentir mis análisis o conclusiones. Pero el problema que tenemos es precisamente la impunidad con la que se miente desde determinados medios de comunicación o plataformas.

–Hablaba de un patrón común y de una coincidencia ideológica, que es la derecha, ¿es así?

–Y diría que el punto de inflexión fue la guerra de Irak en 2004 y la campaña de desinformación global diseñada por Atlas Network y Steve Bannon (ex jefe de estrategia de la Casa Blanca), pero copiada y desarrollada en otros países, como España, a través de la Fundación FAES, de José María Aznar; del Instituto Atlántico de Gobierno, y ahora también en Vox, a través de la Fundación Disenso; de hecho, esta última está dirigida por dos personas muy vinculadas a Atlas Network. La derecha y la extrema derecha finalmente hacen sinergia y tienen un carácter antidemocrático en el que sobresale una adoración por los golpes de Estado militares. Y suelen tener tres patas: son neoliberales, golpistas y ultracatólicos.

–Cuando usted empieza a hacer análisis sobre el proceso electoral mexicano se dijo que había sido contratado por la campaña de Claudia Sheinbaum, ¿esto es verdad?

–Yo llevo haciendo análisis sobre México desde hace mucho tiempo, lo que ocurre es que los de ahora, con el proceso electoral abierto, han tenido más repercusión. Y sobre todo fue a raíz de que descubrí que CLS Strategics estaba desarrollando las mismas campañas de intoxicación en Venezuela, Bolivia y México. Además de la presencia de Atlas Network, que está en todas estas ofensivas antidemocráticas. Pero yo nunca he trabajado para la campaña electoral de Claudia Sheinbum.

–En cuanto a las campañas de intoxicación y guerra sucia en el proceso electoral mexicano, ¿cómo las ve ahora?

–Que va a ir a más. Si empiezan por esa línea no es para abandonarla, sino para intensificarla, a pesar de que parece que este tipo de campañas más que beneficiarles les perjudican. Lo que sí es cierto es que hay empresas vinculadas a estos empeños que ya han trabajado en otras tareas sucias anteriores, así que podemos ver que es el mismo método con especificidades de cada país. Así ocurrió en su día en Bolivia y ahora en México.

“Por ejemplo, hace un mes se denunció que se estaba haciendo una publicidad ilegal y de intoxicación millonaria en Facebook, y se descubrió que una de las personas que estaban detrás de las publicaciones, siempre contrarias al gobierno de López Obrador, era un ciudadano venezolano que trabaja para Dinamic, que es una firma mexicana en la que el director es un militante del Partido Acción Nacional desde los 13 años y que ha hecho campañas para el Partido Republicano de Estados Unidos. Y así aplican lo que yo llamo el método Bannon, que son mentiras, odios y bots. Y lo hacen con total impunidad, como ocurre ahora en México con esos videos de narcoviolencia o en los que intentan vincular a los candidatos de izquierda con el narcotráfico.”

–Esta forma de hacer política ya la desarrolló en su día, con éxito, el ex presidente mexicano Enrique Peña Nieto…

–Así es, en la campaña de 2012, en la que ganó Peña Nieto, se contrató a CLS Strategics y de hecho su estratega digital, Andrés Sepúlveda, aceptó que ya manejaba en 2012 más de 30 mil cuentas falsas en la red entonces llamada Twitter.

Los nombres y los rostros

–¿Quiénes están detrás de las campañas contra López Obrador y la Cuarta Transformación?

–No se puede simplificar, sobre todo porque son campañas que mueven millones de mensajes simultáneos, pero que definitivamente surgen de los llamados trolls centers. Creo que hay muchas evidencias de que Atlas Network está detrás de esas campañas y una prueba es la presencia de Cayetana Álvarez de Toledo en México, con el financiamiento de la fundación Camino a la Libertad, dirigida por Sergio Sarmiento. Además, cuando Xóchitl Gálvez fue a Estados Unidos y visitó el periódico New York Times fue acompañada por el que fuera director de IMCO, otra fundación de Atlas Network, y ex director del periódico Reforma Juan Pardiñas. Y desde ahí lanzaron varios videos relacionando con AMLO con el narcotráfico. Y después de ese viaje se fue a España, donde se entrevistó con Felipe Calderón, que trabaja, a su vez, para el Instituto Atlántico de Gobierno, que también pertenece a la red de Atlas Network. Luego visitó la Fundación Internacional para la Libertad, de Mario Vargas Llosa, en la que el responsable de la red digital es un argentino que se llama Agustín Antonetti, y que tiene la cuenta más activa y retuiteada desde los troll centers en la ola de ataques al gobierno. Así que no es ningún disparate decir que Atlas Network tiene un papel fundamental en esta campaña de guerra sucia. También hay otros espacios, como los creados por la Coparmex o por Claudio X. González, que en algunos casos son financiados por grupos ultraconservadores de Estados Unidos o por organizaciones ultracatólicas. Luego están todos los actores del PRI, del PAN y del PRD, además de personajes como Ricardo Salinas Pliego, que se está gastando millones de pesos en controlar a periodistas, medios de comunicación, influencers y pagar troll centers para alimentar estas narraciones.

–¿Cuánto dinero puede costar una campaña como la que hay ahora mismo contra AMLO y a favor de la candidatura de Xóchitl Gálvez?

–Muchísimos millones porque son campañas multifactoriales, no solamente es a través de los troll centers desde donde manejan decenas de miles de cuentas falsas, sino que también hay que producir videos, webs falsas, etcétera. Sólo de los videos se han detectado ya más de 40 que tienen una producción cara y sofisticada. Además de las encuestas falsas, que para hacerlas y difundirlas hay mucho dinero detrás y así continuar con este negocio del engaño y de la mentira.

- Publicidad -

Noticias Recomendadas

Últimas Noticias

- Publicidad -
- Publicidad -