Celebran de forma virtual el décimo aniversario de la Casa de Engracia

Celebran de forma virtual el décimo aniversario de la Casa de Engracia
Escritoras, en conjunto con autoridades, en la reunión virtual ■ FOTO: LA JORNADA ZACATECAS

■ Destacan la importancia de que las mujeres escriban y lo hagan sobre la violencia de género

■ Cada mujer ha pasado por una historia de violencia en el transcurso de su vida: Tolentino

 

Como apertura de una serie de acciones de activismo que se llevarán a cabo a lo largo de 16 días en algunas instituciones, y 25 días en la Secretaría de las Mujeres (Semujer), se llevó a cabo una charla y festejo virtual por el décimo aniversario de Casa de Engracia: Espacio libre de violencia.

En un conversatorio, la moderadora, Citlali Cordova, centró el tema en la realidad de que las artistas femeninas, a lo largo de la historia e incluso en la actualidad, han sido relegadas y escondidas, teniendo que trabajar bajo un pseudónimo o en el anonimato; no fue sino hasta el siglo 20 que tomaron posición y se nombraron firmando sus obras.

Desde ahí surgió el tema de la importancia de que las mujeres escriban, y lo hagan sobre la violencia de género, y sobre todo, que lo hagan bajo sus nombres propios, exigiendo un “basta ya a la violencia contra las mujeres”.

En su participación, la titular de Semujer, Adriana Rivero, festejó la vida de la Casa de Engracia y la labor de su directora, Sonia Félix Cherit, que funcionó a su vez como el comienzo del programa de eliminación de la violencia contra la mujer; éste consta de 16 días de activismo para “erradicar el terrible fenómeno”.

Cabe señalar, que en la secretaría, las acciones se ampliarán a 25 días, para a través de distintas materias, como el arte, abordar problemáticas de violencia política, violencia en migrantes, condición psiquiátrica como consecuencia de violencia, atención en refugios, economía solidaria, violencia sexual de menores, entre otros, con perspectiva de género.

Para enfatizar en la necesidad de erradicar estas prácticas, recordó que en el país, 11 mujeres mueren a diario por violencia feminicida, y añadió que en el estado, se han brindado 53 mil servicios de atención por violencia de género a 31 mil mujeres víctimas, cifras de las que “deben avergonzar y activar como sociedad”.

Entrando en el tema de la charla, la escritura de las mujeres, sostuvo que las mujeres tienen derecho a vivir sin violencia, y una forma de hacerlo es que éstas hablen y escriban sobre su realidad.

Por su parte, la escritora Francesca Gargallo participó explicando que primero hay que conocer y reconocer la violencia en lo personal y en las vidas de las demás para poder erradicarla. Ésta indicó que escribe sobre violencia de género porque “está enraizada en la realidad”, y desde la escritura se permite fantasías de superar la violencia.

Valentina Tolentino, en el mismo sentido, señaló que ella escribe sobre violencia hacia las mujeres porque siente un imán, y alusión en el discurso tanto de la violencia como del feminismo.

Detalló que en sí su inquietud surge porque cada mujer ha pasado por una historia de violencia en el transcurso de su vida; cuando se logra articular a través de la expresión “lo que te oprime, tienes la oportunidad de distanciarte de ello”, aseguró. Aunado a esto, sostuvo que es una forma de apropiarse de un espacio que se les ha negado a las mujeres.

Bárbara Durán continuó manifestando que el que una mujer escriba es igual a cuestionar las historias de poder y desigualdad constante que sufre el sector femenino. En la reapropiación del discurso y estrategia discursiva.

La importancia de tomar cartas en el asunto recae en la violencia “ya no son casos aislados”, sino que “todas las mujeres lo han vivido de cerca,” que inició incluso antes de que pudieran expresarlo; entonces hay que “contar historias de memoria”.

Mientras que Cynthia Koyne argumentó que ella escribe del tema señalado para destacar lo en lo académico, a fin de prevenir e identificar por qué existe la violencia y el machismo; atacando desde la educación formal e informal la problemática, replanteando los valores familiares y sociales.

Por último, Karolina Perelló toma la escritura como una respuesta o un acto de reivindicación ante el hecho de que las víctimas de violencia tienen que verificar su honor, y que la misma violencia sea empleada para reforzar la dominación masculina.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ