‘Cuerpos flotantes (Después de 400 días)’. [Fragmento de la obra de teatro]

‘Cuerpos flotantes (Después de 400 días)’. [Fragmento de la obra de teatro]
Artemisia Gentileschi realizó esta pintura hace 400 años. 'Judit y su doncella'. Palacio Pitti, Florencia, It. 1619.

La Gualdra 400

 

El horizonte es desolador entre colinas de ropa sobre el escenario, la destrucción masiva ha dejado cuerpos calcinados y a un sobreviviente, el asesino Job, quien entra cargando un costal de ropa.

 

Job: Puercos, son todos unos verdaderos puercos, quemaron todo lo que encontraron, cenizas, hicieron cenizas ladrillos, almas, voces, cucarachas, trastos viejos, fotos. Escarbé y escarbé toda la mañana y sólo un overol, un suéter, dos bufandas. Mira nada más, el único abrigo está todo agujerado, tres, cuatro, diez agujeros… está muerto, cinco, ocho, veinte agujeros… es polvo, toda una cacería, fue una enorme cacería, total cinco mil agujeros. No cabe duda a los humanos nos gustan los agujeros, nos gusta estar y ser un enorme agujero. [Ríe y observa los cuerpos quemados]. ¡Óscar! ¿Dónde te has metido? Mira lo que te he traído, una falda maravillosa, ven, la extenderé entre tus piernas ¡Mira, Beatriz, he encontrado una falda para Óscar! ¿Qué? ¿Tú también quieres una? Mañana saldré temprano a buscar muchas faldas, espero encontrar bajo los escombros de la calle de la Alambrada, tal vez corra con suerte y rescate algunos trapos sumergidos bajo el lodo, bajo la mierda, pero, faldas no lo creo, la mayoría de las faldas están quemadas, desechas, muchos hombres las hicieron trizas en la última catástrofe. Pero su amado padre, su creador Job les traerá algo en cuanto encuentre el próximo depósito de basura, tal vez corramos con suerte y encontremos algunos zapatos con suela, peinetas o plumas de avestruz para adornar tu cabeza Matilde, pero debo advertirles que, tal vez, este depósito estará cargado sólo de uniformes militares; es lo último que quedó, puros viejos militares, nada de niños, ni de mujeres, sólo viejos y enfermos militares, así que usaremos los sucios uniformes, mis queridos compañeros. Tal vez podamos hacer un ejército para levantarnos en armas contra la ausencia, contra el olvido y los bisontes… ¡Corran, que vienen los puercos! ¡Corran! que los puercos están furiosos, corran sálvense, crucen las piernas y no dejen que nada penetre sus mutiladas almas… ¡Preparen, apunten, fuego!, directo al pecho de cualquiera [Llora]. Se acabaron los cuerpos, Horacio; se terminaron, Matilde, ya no hay piel que acaricie nuestros días.

 

 

 

https://issuu.com/lajornadazacatecas.com.mx/docs/la_gualdra_400

 

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ