13 años de La Jornada Zacatecas: claves para su comprensión

13 años de La Jornada Zacatecas: claves para su comprensión

La sentencia de un pensador dice: “no hay hechos, sólo interpretaciones”, lo cual significa que los eventos no se dicen a sí mismos, sino que todo evento pasa por el filtro de la mirada de los que lo viven o lo observan, y dicha mirada provoca una narrativa sobre el mismo. Al final, se presume como realidad la narrativa construida. Eso no significa que no haya forma de valorar las versiones aportadas. Lo que permite valorar las opiniones y las narrativas es tomar conciencia de los valores desde donde se construyen dichas opiniones. El reconocimiento público de esos valores que respaldan esas opiniones es lo que las ubica en su contexto. Pues bien, eso da cuenta de lo que es el periodismo. De un mismo evento se construyen versiones distintas dependiendo del ángulo desde dónde se narran las historias. Y un ‘ángulo’ no es otra cosa que los valores específicos que responden, claro está, a ciertos intereses sociales.

Un medio de comunicación se comprende en el momento en que sabemos a qué valores e intereses responde, porque esto constituye el ‘ángulo’ desde donde construye su narrativa y lo que da sentido a sus historias. Así, por ejemplo, en el evento donde fuerzas del Estado tumban algunas casas de Salaverna y hay enfrentamiento de colonos con las empresas mineras; para algunos medios se trata de una serie de personas que se oponen al progreso y organizaciones sociales que “viven del chantaje” al poder económico. Para nosotros se trata de la exigencia de justicia ante la avalancha de la depredación de industrias extractivas. El mismo evento se enfoca desde ángulos opuestos. La pluralidad se deja ver en lo que se conoce como “líneas editoriales”. La pregunta es, ¿cuáles intereses y valores guían la línea editorial de La Jornada? Y es distinta (seguramente) a otros medios de comunicación.

El principal valor de La Jornada y de La Jornada Zacatecas ha sido el compromiso con los más desfavorecidos: la igualdad social asumiendo la mirada de los descamisados. Para otros medios es la modernidad de la sociedad, el progreso desde la mirada de las élites. Ahí están los contrastes de las líneas editoriales. También asumimos cierta distancia del poder del Estado, porque el poder tiene lógicas que lo llevan a actitudes despóticas o ciegas. Todo poder sufre de ceguera. Por ello, la actitud crítica de los poderes es esencial para una línea editorial que asume el valor de la equidad o igualdad como base axiológica. Sea quién sea que detente ese poder. En la reforma laboral (por hablar de otro ejemplo) hay medios que la vieron como una oportunidad para el crecimiento económico, y nosotros la vimos como la manera de expoliar más al Trabajo. Sin embargo, algo que también dibuja a un medio es su ética informativa, la posibilidad de darle voz a los que no coinciden con su línea editorial. Eso hacemos en La Jornada Zacatecas: al mismo tiempo que definimos una línea editorial propia, damos voz a las voces disonantes y exhibimos el contraste de opiniones. Eso se corrobora no sólo en las secciones noticiosas, sino en la barra de opinión.

El periodismo, antes que una profesión, es una pasión. La pregunta es, ¿qué pasiones nos dirigen? Y como toda pasión, se convierte en una adicción. Por ello, no hay descanso en esta profesión: desde las playas (en período vacacional) se continúa en el seguimiento de notas y sus reflejos. Ya cumplimos el número mágico de 13 años: esperamos haber contribuido a la justicia, la igualdad y la verdad en estos años. Pretendemos continuar por ese camino desértico y boscoso: tenebroso y lleno de luces. La esperanza da la energía a esta (espinosa y discordante) profesión. ¡Salud!

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ