Hacia la necesaria digitalización

Hacia la necesaria digitalización

¿Puede imaginar abrir en México una empresa, cualquiera que sea su magnitud, sin necesidad de salir de su casa para hacer los trámites requeridos; ir a una consulta médica y le baste llevar una credencial, que lo mismo le sirva para conducir su auto, pagar impuestos o servicios públicos, votar, solicitar un pasaporte, registrar el nacimiento de un hijo, y muchos más trámites?
Todo esto pueden hacerlo desde el teléfono o la computadora de su hogar o trabajo, con una clave electrónica, quienes hayan nacido en Estonia, que hasta 1991 perteneció a la desaparecida Unión Soviética.
Lo único que con su clave y tarjeta DNI no pueden hacer los estonianos es casarse, divorciarse o vender una propiedad, porque en estos casos se exige la presencia.
Estonia, que es el país más digitalizado del mundo, solo tiene un millón 300 mil habitantes y no es rico ni está entre los más desarrollados. Al independizarse de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, la URSS, en 1991, quedó en la mayor pobreza y prácticamente sin infraestructura administrativa gubernamental.
¿Qué hacer? ¿Sentarnos a llorar o sacar la casta? Fueron las preguntas que se hicieron cuando salieron de la órbita socialista. Optaron por lo último y en poco tiempo comenzaron a hacer hasta lo increíble.
Estonia es hoy la patria del Skype y de TransferWise porque allí nacieron cuando el país comenzaba a convertirse en el gigante de la informática. Además es líder mundial en el número per cápita de startups (empresas emergentes vinculadas a la tecnología de la información).
En 1991, apenas 50 por ciento de la población tenía teléfono fijo y cuando se independizaron de la URSS la red se hizo tan deficiente y anacrónica que en vez de repararla prefirieron comenzar desde cero en la telefonía móvil. Pidieron asesoría y financiamiento a Finlandia y paso a paso, con teléfonos móviles desechados, entraron raudos a una nueva era de comunicación.
En el año 2000 habían avanzado tanto que Internet se convirtió en derecho constitucional y una histórica reunión de trabajo del gobierno, realizada en octubre de 2002, se hizo sin un solo papel sobre la mesa. Todo estaba digitalizado.
A la fecha han avanzado tanto que el wifi es gratuito y existe en todas las zonas urbanas. Están a prueba los primeros vehículos sin conductor y en 2005 hicieron las primeras elecciones totalmente electrónicas.
Esta modernidad se asienta en la plataforma X-Road, que opera para el e-gobierno, empresas y particulares. Todos están conectados al mismo sistema, pero no todos pueden acceder a los datos de los demás usuarios. Eso está regulado y solo mediante permiso oficial puede conocerse cierta información.
Por si todo esto fuera poco, cuando nace un estoniano de inmediato es registrado con una clave de 11 dígitos y es dueño de una credencial que para siempre lo identificará con el mismo número. El Estado estableció el “principio de solo una vez”, lo que le impide pedir dos veces la misma información a un ciudadano.
¿Y mientras tanto, qué sucede en México? Ya se sabe. En materia de Internet avanzamos, lentamente, pero tampoco estamos tan rezagados en comparación con otras naciones, a pesar de que todavía existen grandes regiones a donde no llega la web. En cuanto a los gobiernos electrónicos el retraso es grande.
La sociedad mexicana escala rápidamente las tecnologías de la información, pero no los gobiernos. Por eso la gente se desespera cuando tiene que renovar sus licencias de manejo, las credenciales de elector, cambiar las placas de los automóviles; formarse en largas filas para reclamar por errores en sus recibos de servicios, lo mismo ante dependencias gubernamentales que ante empresas privadas, bancos, compañías de cable o de telefonía, para inscribirse en las escuelas, etc.
Zacatecas, por supuesto, también sufre esos rezagos, pero a diferencia de la mayoría de las demás entidades federativas, su gobierno se esfuerza para entrar administrativamente a la digitalización. Falta mucho, pero lo importante es que ya se dan los primeros pasos para superar rezagos.
Las escuelas tecnológicas, el campus del Instituto Politécnico Nacional, la UAZ, el complejo científico-tecnológico Quantum, el ZigZag, el Consejo Zacatecano de Ciencia, Tecnología e Innovación, son baluartes donde están en formación quienes muy pronto colocarán a Zacatecas en la etapa de la competitividad.
No habrá que esperar mucho tiempo. La academia y el gobierno estatal van de la mano en el esfuerzo de la superación tecnológica y la meta es alcanzable, aunque hoy parezca lejana. ■

*Titular de la Coordinación Estatal de Planeación

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ