Festival cultural: repensar el paradigma del evento

Festival cultural: repensar el paradigma del evento

¿Qué misión tiene el Festival Cultural de Semana Santa de Zacatecas? Cuando se originó este evento, en el gobierno de Borrego Estrada, la intención era ofrecer opciones de recreación para los zacatecanos que se quedaban en la entidad durante el periodo vacacional. Los primeros eventos fueron exitosos, con conciertos, presentaciones del nuevo cine mexicano en el legendario Cine Rex, teatro experimental y una convivencia del público local en el consumo de cultura que se produce en la localidad. Posteriormente, se impuso “la ventana de oportunidad” del turismo externo y extranjero: las plazas del Centro Histórico al servicio de público de fuera. Y posteriormente, los artistas también de fuera. Así las cosas, Zacatecas para el festival se convirtió en sólo una plaza, donde productores y consumidores de cultura son externos al territorio. Esa lógica afectó la visión sobre el propio Centro Histórico que hoy es una gran cantina deshabitada al servicio del entretenimiento (más no recreación) de los turistas que visitan la capital. Ahora, desembocó en un mercado de los espacios del centro para negocios (si no negros) grises. Lógica de acción que podríamos llamar “despojo del patrimonio público” (como el caso del Mercado González Ortega). Así las cosas, el concepto del festival de cultura debe repensarse.

Para empezar el enfoque sobre turismo. Se requiere que Zacatecas deje de ser una mera plaza y se conciba como un territorio donde la cultura no es una entrada de divisas sino la fuente de identidad. Y eso, contrario a lo que anuncian los últimos secretarios de Turismo, traerá mejores dividendos al estado de Zacatecas. Se necesita que los gobiernos estatal y municipales se concentren en la producción cultural de “lo propio”. En turismo la singularidad es la mayor potencia económica posible. Así las cosas, la ganancia por turismo, está mejor perfilada en la inversión de la conservación del patrimonio público propio y el cultivo en la población zacatecana a través de sus tradiciones culinarias, musicales y de todo tipo de expresiones artístico-culturales, que de insulsos antros de la capa de mirreyes de la nata social zacatecana.

Con lo dicho, debe repensarse el festival de cultura en función de otro paradigma del turismo en Zacatecas y de las funciones del Centro Histórico de nuestra vetusta ciudad. No podemos seguir siendo una mera plaza de entretenimiento, sino un centro de producción de identidad que tiene mucho que ofrecer. Hasta ahora la concepción del festival ha ido por la ruta de “la plaza”, y en el futuro deberemos orientar la organización de eventos con actividades que conviertan a estos en la expresión de lo que se hace en Zacatecas en materia de creación de cultura: lo que somos y lo que vamos siendo. En pocas palabras: para evaluar el festival debemos hacerlo a partir de explorar las consecuencias que ha generado la visión del mismo en el resultado tangible del destino del Mercado González Ortega. En suma, la relación entre gestión cultural, turismo y sustentabilidad patrimonial, son el marco para evaluar un evento de esta magnitud.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ