¿Logrará México algún día la consolidación de su democracia?

¿Logrará México algún día la consolidación de su democracia?

Consideramos que ¡No!; porque los países que han logrado consolidar sus democracias son aquellos en donde sus ciudadanos confían plenamente en sus instituciones, y en nuestro país no confiamos en ellas; respetan y cumplen la ley, y aquí no se respeta ni tampoco se cumple la ley; en donde no se dan ni se reciben sobornos para comprar conciencias, y aquí sí se reciben sobornos y con ello se compran conciencias; en donde no existe la corrupción, y aquí estamos hasta el cuello de esa asquerosa inmundicia; en donde hay transparencia y rendición de cuentas, y aquí no existe ni la transparencia ni la rendición de cuentas; por lo que en ese orden de ideas en México aun estamos muy lejos de lograr consolidar nuestra democracia.

A través de medios de comunicación impresos nos hemos enterado que a nivel federal diputados están recibiendo la suma de diez mil pesos por autorizar el Presupuesto de Egresos 2014 de la Federación; aquí en Zacatecas nos reímos de esas pequeñeces, porque en nuestro estado nos dimos el lujo de lanzar cañonazos de 100 mil pesos para cada diputado de nuestra 60 Legislatura que autorizaran, “sin quitarle un pinche cinco”, el Presupuesto de Egresos 2013 (según AudioVideo); y así las cosas, ¿todavía pensamos que en nuestro país se pueda lograr consolidar algún día la democracia?

Una democracia consolidada no es sólo una forma de gobierno en donde se respete el resultado de las elecciones y se escuche a la mayoría de los ciudadanos, sino que se trata de lograr con ella una mejor calidad de vida con la colaboración de todos, y al decir todos, nos estamos refiriendo a todos los ciudadanos, incluyendo a los legisladores, servidores y funcionarios públicos, presidentes municipales, regidores y síndicos.

En una democracia consolidada las autoridades cumplen y hacen cumplir la ley, sin que eso implique el uso de la fuerza, y esto último en la actualidad es muy común en nuestro país; en donde los ciudadanos cumplen con sus obligaciones pero gozan de todos sus derechos, por lo que en esa virtud a nuestro país le falta un largo camino que recorrer para lograr su consolidación democrática.

Para que un país alcance la calificación de una democracia estable, es necesario que su ciudadanía se encuentre altamente empoderada en todos sus derechos, pero que también cumpla con sus obligaciones; que confíe en el actuar de sus autoridades, pero cuando éstas se conduzcan con transparencia; que haya rendición de cuentas y sobre todas las cosas, que se anteponga el interés del bien común por encima de los intereses de los políticos, de los partidos y de los funcionarios públicos; lo que todavía no vemos en México.

Aunque se dice que México se encuentra en un proceso de consolidación democrática, aún faltan muchos retos qué vencer para que esto suceda:

a).- Que los partidos políticos dejen atrás las prácticas de clientelismo electorales y democraticen sus procesos internos para elegir sus candidatos a puestos de elección popular; porque en términos de sistemas de partido hemos visto que el pluripartidismo que tenemos, está mostrando serias deficiencias en términos de institucionalización; es decir, que tanto los partidos de derecha como los de izquierda, presentan deficiencias muy importantes en términos de selección de sus candidatos;

b).- Que nuestras instituciones, como los políticos, partidos políticos, sus militantes, servidores y funcionarios públicos cambien sus prácticas corruptas por acciones honestas; porque hasta ahora sólo nos han enseñado actos de corrupción que ofenden a la ciudadanía y denigran nuestra democracia;

c).- Elevar la credibilidad del Arbitro Electoral; porque éste no constituye una garantía para nuestra democracia y tampoco como una balanza de equilibrio para la participación pública de los resultados electorales; porque en la mente de la mayoría de los mexicanos aun existen dudas sobre la transparencia y legitimidad de los resultados presidenciales de 1988, 2006 y 2012;

Por lo que en ese sentido, es de considerar que la profesionalización y ciudadanización de los tribunales electorales, debe ser una alternativa que puede ayudar con mucho a su credibilidad y con ello creer en la democracia en nuestro país; razón por la cual éstos tienen la obligación de ciudadanizarse y ciudadanizar también la ley, a fin de que todos los actores sociales cumplan con las reglas y protejan sus derechos.

Con todo lo anteriormente descrito, ¿podemos considerar que en nuestro país ya hemos alcanzado y consolidado nuestra democracia?; ¿hemos construido órganos electorales autónomos formados fundamentalmente por ciudadanos sin filiación partidista?; ¿hemos ya logrado, con nuestra democracia a medias, que nuestro sistema electoral federal nos garantice elecciones libres, transparentes y justas?; ¿podemos confirmar que de 1988 a la fecha hemos celebrado ya elecciones totalmente democráticas, justas, limpias y transparentes?; ¿con la alternancia en el Ejecutivo federal en el año 2000, podemos considerar que en nuestro país inició la era de las elecciones democráticas limpias y transparentes, y que el proceso de nuestra consolidación democrática ya terminó?.

¡No! Para que esto suceda se requiere del consenso de todos los actores políticos, sociales y económicos; sólo de esta manera se podrá consolidar nuestra democracia. ■

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ