Los restos del naufragio

Los restos del naufragio

Para empezar la vida nunca ha sido fácil, siempre ha sido complicada, tendenciosa, de esas que nos recuerdan que la atención y la tensión nos mantienen vivos o medio muertos, la realidad es que el fin siempre se acerca, tengamos miedo a caer o que alguien nos levante, siempre habrá un momento donde no habrá tiempo, motivo y mucho menos esperanza, de levantarnos.

El tiempo corre, vuela y se acelera, estando nosotros, inclusive a costillas de nosotros.

Sin nada que esconder, debemos entender que el miedo no nos debe hacer presas, al final de cuentas, siempre habrá momentos para mejorarnos y salir adelante, dejando claro que no estoy diciendo salgan y sean felices, tomen una caguama a mi salud o a la de sus madres, solo quiero decirles, que independientemente de todo, la vida seguirá ¡Pero!

¡No te expongas compadre!

En esta temporada de cuarentena, donde su servidor no ha parado ni un solo día de trabajar desde la casa, el carro, el camión, el uber, el taxi, cenando tacos, o hamburguesas o tomándome una caguamita en casa, sigo trabajando, me he dado cuenta de varias cosas y aquí haré un apunte, para hacérselas saber a ustedes.

Quiero dejar claro que mi trabajo no esencial, ni elemental y mucho menos salvo vidas, pero sin dudarlo, el trabajo que realizo, ayuda a personas de todos olores, colores, sabores y en estos tiempos, hasta de todos los lugares.

Dejando de lado la descripción “simple” de mi trabajo, me adentrare en lo que me he dado cuenta. Corre y se va…

En estos días nos dimos cuenta de que la oferta y la demanda no tienen perdón de nadie y menos del Presidente de la república o de alguien, puesto que esperé y espere a que llegaran los ventiladores que habían pedido de la SRE y resulta que si, efectivamente, el hijo de Manuel Bartlett, el mismo que todos conocemos, había vendido unos ventiladores en 1.5 millones de pesos, casualmente 1 millón de pesos más caros que los más caros que han llegado, y todo por la “Entrega pronta” sin embargo, en esa oferta y demanda me surge la única y singular pregunta ¿Neta pagar 3 veces el valor de un ventilador, porque te lo entregaron 5 días antes que el que valía 3 veces menos?

La vida es cruel, sin embargo del análisis desprendo los siguientes cuestionamientos. Pedimos que destinen a la pandemia 300 mil miles de millones de pesos, que si el sistema de salud, que si a chuchita no le bolsearan porque quizá tenga coronavirus, pero nadie se puso a pensar detenidamente, que el sistema de salud mexicana tenía muerto 40 años y ahorita exigimos que el ventilador lo reviva ¡No amigos! Discúlpenme pero el descuido es de todos, y aquí va el análisis de nuestras “exigencias”. El gobierno de la república y los estatales, en 40 días compraron, hicieron y deshicieron para tener cierta cantidad de camas, ventiladores y demás, y ni así nos gusta, pero tenían 40 años sin nada, 40 años abandonados, 40 años sangrándolo comprando a destiempo, comprando tarde y en una de esas, comprándole al hijo del director de la cfe, después de eso, ¿Creen que con nuestras cuotas los sistemas de salud sobreviven?

¡No jueguen amigos! Les voy a poner un ejemplo breve. A su servidor le quitan 1200 pesos al año para el seguro, vamos a suponer que entre mi aportación, la patronal y la del estado, alcancemos a 5 mil pesos y con eso me atienden un año y vamos a suponer que soy hipertenso, diabético, asmático y de paso, estoy casado y tengo con 4 hijos y a mis padres. Entonces con mis 5 mil pesitos atienden a mis beneficiarios porque hasta eso “exijo” que los metan al seguro y pues bueno, todos tenemos un problema de salud y pues mi trabajo “cableados” aporta el mínimo al igual que yo ¿Creen que con 5 mil pesos al año, mi familia será atendida dignamente?

¿Creen que los doctores “tragan” por nosotros? ¿Creen que pagamos lo justo para tener la atención que nos brindan? Pues aquí les va la respuesta ¡Obviamente No! Ni cerca estamos de merecer la atención que nos dan, es más, no nos alcanza ni para 2 cajas de medicamento con lo que aportamos, y todavía creen que el Estado Mexicano no está haciendo lo necesario.

¡Insisto! Queremos vivir como en Europa pagando y recaudando como mexicanos.

Agregando al tema de los verdaderos héroes, que son los médicos, científicos, enfermeros, camilleros, asistentes médicos y en una de esas hasta los gobiernos tanto federales, estatales y municipales, también tenemos a los villanos, y quienes somos los villanos, pues sí, todos nosotros los que salimos a comprar una blusita, los que vendemos blusas y también traficamos “gel” del 90 o del 40% de alcohol, los que se casan en plena contingencia como el senador Samuel García, o que tal los que organizan fiestas en la zacatecana, Ecatepec, también los que se pasean por el parque tomados de la mano o los que de manera inconsciente viajan a ciudades metrópolis, para ir a morir a Jerez, sin demeritar el municipio, pero no podemos esperar la atención de Orlando o de Quebec, ¿Verdad? Y saben porque no la esperamos ¡Por qué NO pagamos lo que vale! ¡Porque los doctores por nosotros “tragan”! ¡Porque le decimos al patrón que nos pague más aunque pague el mínimo ante el IMSS!

Nosotros lamentablemente somos los villanos, no se han dado cuenta cuando van a los tacos de la colegio militar, el banco del boulevard, cuando nos formamos en las pizzas, cuando van y “compran” en Elektra las motos, o como cuando les dan despensas en un lado, luego van a otro y vuelven a pedir despensa o lo que es peor, le piden dos veces despensas a quien ya les dio.

El ser humano es el villano de esta historia y sino pregúntenle a los delfines, peces, osos, que están saliendo porque nosotros NO estamos, el ruido también contamina, lamentablemente todos estamos centrados en que el dinero nos alcance, sin embargo, estamos centrados en que nos alcance a nosotros, aunque los demás se queden sin el.

El egoísmo nos invade.

Confió en que la pandemia nos dejará una lección de vida y que lleve por título “Solidaridad Humana” y que ella venga acompañada de fotos en una de esas se Contagia.

Consejo recomendación: si hacemos lo recomendado en 3 semanas podremos salir a nuestra vida rutinaria. Espero hayas aprendido algo bueno en esta contingencia.

¡Ánimas! ■

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ