Las + Recientes

Exige Mariana Terán se transparente proceso por el cual se decidió desechar acervo histórico

Exige Mariana Terán se transparente proceso por el cual se decidió desechar acervo histórico
La destrucción de publicaciones del siglo 19 y 20 fue un hecho dado a conocer el pasado 11 de marzo, y ha sido replicado por medios nacionales causando indignación ■ foto: andrés sánchez

■ El documento donde hace la solicitud fue enviado al Consejo Universitario de la UAZ

■ Docente interpondrá denuncia contra responsable según la información que obtenga

 

Mariana Terán Fuentes, docente-investigadora en el programa de Maestría Doctorado en Historia de la UAZ, solicitará mediante un escrito dirigido al Consejo Universitario, máxima autoridad de la Casa de Estudios, una explicación que trasparente “todos los procesos” administrativos involucrados para finalmente, haber desechado, llevándolo a una recicladora de papel, parte del acervo del Instituto de Investigaciones Históricas de la UAZ, fundado en 1968.

Con sustento en la información que obtenga sobre los procedimientos, protocolos, criterios y competencias de los funcionarios de la UAZ que tomaron esta decisión, interpondrá una denuncia enmarcada en lo dispuesto por la Ley Federal de Archivos.

“Ya tendría yo material para decir, bueno, con esto puedo interponer una denuncia, claro, porque esto es denunciable (….) Yo no me voy a cansar porque tengo una denuncia penal contra la Universidad desde hace cuatro años y es cosa que no se resuelve, pero yo no me voy a cansar”.

La destrucción de publicaciones periódicas del siglo 19 y 20, además de tesis de egresados de la UAZ, fue un hecho dado a conocer en este medio el pasado lunes 11 de marzo, y ha sido replicado por medios nacionales causando azoro e indignación.

Terán Fuentes consideró muy positivo que el Rector de la Universidad Autónoma de Zacatecas, Antonio Guzmán Fernández, haya ofrecido una disculpa pública por esta pérdida, pero más allá de esto, dijo que se requiere que la actual administración central garantice “la preservación de nuestros archivos históricos” en adelante, “que digan cuál es el compromiso y cómo lo van a hacer, cómo se subsanará este muy lamentable hecho que nos pasó, no nada más a los universitarios; esto va más allá de una institución, esto es patrimonio documental de la nación”.

Competencias
“Hay una gran confusión” respecto de quién tenía la facultad de tomar decisiones sobre ese acervo, dijo. Recordó que con la Reforma universitaria de 1999 se dispuso que los centros de investigación, en este caso el Instituto de investigaciones Históricas, tanto respecto de sus recursos humanos como de sus bienes, formara parte de la Unidad Académica de Historia, pero eso solo ocurrió “de palabra no en los hechos”.

En este sentido, “se entiende que quien debería de administrar eso sería la Unidad Académica de Historia no la Coordinación de Bibliotecas, no el Archivo General de la Universidad, pero no hay claridad”.

Mariana Terán cuenta ya con documentación que suma dos solicitudes hechas a las Dirección de la Unidad Académica de Historia, en distintos momentos, cuando estaba al frente de ella, José Román Gutiérrez –en este momento director del Instituto Regional de Patrimonio Mundial en Zacatecas Unesco-, y quien actualmente ocupa el cargo, Margil de Jesús Canizales Romo, “donde se solicita que la Unidad Académica de Historia se haga cargo de esto”.

Los documentos son peticiones hechas por Margarita Esparza Acevedo, hija del fundador del Instituto de Investigaciones Históricas de la UAZ, Cuauhtémoc Esparza Sánchez, misma que estuviera al frente de la entidad a la muerte del investigador, y hasta su jubilación ocurrida en diciembre pasado.

Ninguna de las dos solicitudes tuvo respuesta de las autoridades a las que fueron dirigidas, ni negativa ni positiva.

“No sé cuáles fueron las medidas por las que entonces, Luis Román –encargado del Archivo General de la UAZ- dice, ¡ah bueno, entonces nosotros nos hacemos cargo de esta información (…) cuáles fueron los criterios para llevarse una parte, para dejar otra, y quién tomó la decisión desechar otra. Yo creo que lo que menos hay son protocolos, son como ocurrencias”.

Marian Terán observó respecto de este asunto que las explicaciones que han ofrecido los funcionarios le parecen insuficientes, incluida la que justificó la decisión de enviar “al kilo” los documentos, por presuntamente encontrarse dañados y aun contaminados, esgrimida por el coordinador de Bibliotecas de la UAZ, Sergio Jiménez Flores.

“Creo que tiene toda la razón Josefina Nava –responsable de la Hemeroteca del Centro Bibliotecario Mauricio Magdaleno y especialista en restauración-, ella es experta, me ha enseñado una partecita del procedimiento de cómo debe mejorarse –un material bibliográfico o hemerográfico- cuando está en condiciones lamentables, cuando tiene hongos. Lo que debió hacerse es llevarlos con especialistas para su restauración”.

Y sobre el argumento de que fueron desechadas algunas publicaciones por contarse con duplicados, replicó, “es como si en la Biblioteca ‘Elías Amador’ que es patrimonio cultural de la humanidad, se dijera, tenemos repetido el Concilio de Trento porque tenemos varios, hay que tirar algunos”.

“Es ridículo, se me hacen muy ridículos los argumentos que están dando. Y más ridículo se me hace que algunos trabajadores administrativos de la Universidad estén tapando el sol con un dedo, y estén diciendo desde la propia Unidad Académica de Historia que son exageraciones (…) A mí se me hace ridículo, se me hace hasta de complicidad”.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70