Las + Recientes

La caricatura ha sido un reflejo político de la sociedad: Rafael Barajas “El Fisgón”

La caricatura ha sido un reflejo político de la sociedad: Rafael Barajas “El Fisgón”
Un fisgón es aquel que se burla de los demás, lo que le pareció a Rafael un buen pseudónimo ■ FOTOS: LA JORNADA ZACATECAS

■ Afirma que hay una evolución en este género, lo que lo hace díficil de prescindir

■ Este trabajo permite consolidar una especie de espíritu crítico en los lectores

 

La caricatura dentro de los medios de comunicación es un género del que no se puede prescindir fácilmente y se seguirá transformando, pues a través de la historia la caricatura ha sido un reflejo político de la sociedad, dice el caricaturista Rafael Barajas Durán, quien firma bajo el seudónimo de “El Fisgón”.

Actualmente existen los memes, que son más rápidos de hacer pero con frecuencia, aunque se haga un meme extraordinario, en la caricatura hay confiabilidad, ya que las caricaturas deben estar bien documentadas. Destaca que ya hay una evolución en la caricatura, pues se pueden hacer tiras animadas que se suben a redes sociales.

“La caricatura ha sido lo que más he disfrutado y sufrido en la vida. Es un trabajo fantástico, y tiene un sentido social claro. Es decir, permite consolidar una especie de espíritu crítico en los lectores”, comparte Barajas.

Ante la crisis en la que se encuentran los medios de comunicación, tanto de televisión como de prensa escrita, opinó que no se pueden desaparecer las viejas redacciones. Está convencido de que no se pueden remplazar, ya que conforman conciencias colectivas, y son importantes, incluso dentro de las redes sociales, pues son un filtro importante de información.

Los periódicos deben sobrevivir porque actualmente la gente si lee más los diarios, pero no los compra. Es decir, se entera de las noticias a través del Internet. El lector ya no espera hasta el otro día para leer la noticia.

Ante esta situación, los medios deben de meterse de lleno a las redes sociales y buscar nuevas redes de negocios. “No se deben disolver, sino que se deben reconfigurar todas las grandes redacciones”, dice el caricaturista.

FUE INVITADO POR RIUS A TRABAJAR EN LA REVISTA EL CHAHUIZTLE

Recuerda que su primer seudónimo fue “Cuentagotas”, porque reconoce que al inicio de su carrera, le costaba trabajo completar una historieta larga. Las producía a “Cuentagotas”. “El Fisgón” lo tomó del personaje del mismo nombre que aparecía en su historieta del periódico Unomásuno, en el año 79.

Este personaje era metiche, dice el dibujante. Un ciudadano común que era fisgón. Ese apodo se le quedó a Rafael y de acuerdo al español antiguo, un fisgón es aquel que se burla de los demás, y le pareció un buen pseudonimo.

En este diario, donde dio vida al suplemento dominical El Másomenos, sus historietas aparecieron regularmente de 1981 a 1984, año en que se pasó a La Jornada, donde permaneció hasta el año 2002, del que también fue fundador.

Luego fue invitado por Rius a trabajar en la revista El Chahuiztle. Una revista política donde tuvo la oportunidad de trabajar con moneros como Hernández, Patricio, Rius, Helguera y Rapé.

“A los políticos no les hace gracia que se burlen de ellos porque cuidan su imagen. Pero creo que la caricatura, el periodismo crítico, debe tener un sentido ético. No tiene caso cuidar la imagen de gente a la que no respetas. Nunca le pude hacer una caricatura a Valentín Campa por ejemplo, que era dirigente de deberás, pero de Fidel Velázquez las que quieras por ejemplo”, dice “El Fisgón”.

Al contrario de los memes, en la caricatura hay confiabilidad, ya que las caricaturas deben estar bien documentadas, señala

Barajas estudió arquitectura en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) aunque reconoce que eso no era lo que quería. A la edad de los 20 años descubrió que su verdadera vocación era la de ser monero.

“Me di cuenta, casi al terminar la carrera, que no quería ser arquitecto, que yo quería hacer monitos, quería hacer dibujos e historietas. Entonces cambié de oficio, te la pasas dibujando, haciendo chistes y hablando mal de la gente que te cae mal, lo que es muy sano”, considera el monero mexicano.

Barajas recibió la Beca Guggenheim en 2002 y desde 1984 se ha enfocado a la investigación de la libertad de expresión en la caricatura en México. Específicamente en la historia de la caricatura política del siglo 19 en México.

Ha escrito otras obras como Un país que no conoce su rostro está condenado a la caricatura, Me lleva el Tlc, Hacia un despiporre global de excelencia y calidad y de la colección de Cuentos cruentos policíacos.

TE LA PASAS DIBUJANDO, HACIENDO CHISTES Y HABLANDO MAL DE LA GENTE QUE TE CAE MAL

Recientemente el caricaturista promueve a nivel nacional la creación del instituto de formación política de Movimiento de Regeneración Nacional (Morena). Se están realizando eventos en diferentes estados con la intención de que antes de diciembre se cubra todo el territorio nacional.

Está seguro que lo que ha permitido la derrota final del Partido Revolucionario Institucional es que sigue una revolución de las conciencias, pues hay un cambio en la calidad y tipo de información que se brinda a la ciudadanía.

La hegemonía de algunos medios de comunicación masivos sigue en manos de grupos de interés privados. Por lo que una de las pocas formas de romper ese cerco es tener acercamiento con la gente y elevar el nivel de formación política de miles de ciudadanos para que tengan herramientas críticas y puedan hacer análisis de coyuntura.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70