Cancelarla o modificarla. [Segunda y última parte].

Cancelarla o modificarla. [Segunda y última parte].

Afirmar que de la actual reforma educativa no quedara ni una coma, como lo declaró el coordinador de la fracción mayoritaria de la Cámara de Diputados, es un despropósito. A menos que tal intención se cumpla a cabalidad. Hay aspectos como el que el patrón, quien paga y administra el presupuesto sea quien asigne las plazas y no el sindicato, o lo que es peor, la simbiosis SEP-SNTE. Tampoco debe volver la herencia, venta o tráfico de las plazas. La evaluación así sea de otro tipo y tenga otro carácter a la de la actual LSPD y persiga otros fines, también debe mantenerse. Estos dos aspectos implican no cancelar, anular o derogar la Reforma sino revisarla para mejorarla.
Si se cambia toda, el misterio radica en saber si ya existe el proyecto de ley que sustituiría a la vigente. De ser así los foros estatales de consulta son solo para justificar que esta vez, sí se tomó en cuenta a los maestros. En esto hay acuerdo entre el futuro Secretario del presidente electo y Mario Delgado, en donde difieren es en sí se mantendrá la evaluación con otro carácter al que se está aplicando como ha señalado aquel o bien si se cambia toda sin dejarle una coma.
De la RE, hasta ahora las discusiones y diferendos se han dado sobre las bondades que le ven sus apoyadores y las deficiencias e implicaciones que han señalado sus detractores.
Está faltando un verdadero y extenso debate que vaya más allá de la punitiva LSPD y se ocupe del modelo pedagógico del que poco se conoce. De dicho modelo sabemos lo que se cansó de repetir Aurelio Nuño en sus spots publicitarios. El slogan se repetía y rezaba que la nueva RE busca que los niños aprendieran a aprehender. Que dejaran de ser meros repetidores y que entendieran los que se les enseñaba. Si por esto significa abandonar la educación bancaria tradicional basada en el memorismo, no suena mal el cambio. Revisando la página de la SEP, después nos hemos enterado dicho de manera muy sucinta y resumida que el Modelo parte de un enfoque humanista desde preescolar hasta el bachillerato. Que los aprendizajes claves buscan un desarrollo integral de los alumnos con énfasis en el desarrollo de las habilidades socioemocionales. El Modelo a su vez busca la autonomía de las escuelas, que si por esto se entiende autogestión educativa, no está nada mal. Dicha autonomía funcionara bajo un sistema horizontal en la que sin imposiciones ni autoritarismos verticales las comunidades educativas tomen los acuerdos y emprendan las acciones que mejor les convengan. La escuela será considerada como “unidad básica de organización del sistema educativo” complementado esto porque el maestro se asumirá como un profesional, generador de ambientes incluyentes y comprometido con su práctica docente. Siendo críticos y autocríticos, el ignorar, pasar por alto y no buscar soluciones a los problemas comenzando por los que se generan en las aulas, es lo que ha estado fallando en nuestras escuelas. Sin maestros comprometidos en corresponsabilidad con el reconocimiento de ser bien remunerados no hay cambio educativo. Lo que podrían cuestionar los críticos del Modelo es que la profesionalización descansa en el mérito personal dejando de lado los proyectos y trabajos en equipo con los que deben caminar las escuelas. Es justo aquí en donde se le cuestiona su barniz neoliberal. Para buscar que el modelo sea exitoso se busca la inclusión y la equidad y el fortalecimiento y transformación de la escuelas normales. Todo lo anterior persigue como fines formar a futuros ciudadanos libres, participativos y responsables amén de que estén preparados para enfrentar a “un mundo complejo”. Ese mismo ciudadano debe expresarse y comunicarse correctamente al tiempo de que sea crítico, pensante, competente y autónomo, llegando a ser sujetos con identidad y respetuoso de los derechos de los demás.
Tanto los aprendizajes como los fines del nuevo Modelo educativo que recién arrancó y cuyo destino es incierto, pues si se cambia con puntos y comas la RE, no perder de vista que sin modelo no hay reforma y esta no se explica sin aquel más allá de la evaluación, tales aprendizajes y fines se podrán lograr con el currículo reformado que comprende tres campos: formación académica, áreas de desarrollo personal y social y ámbitos de autonomía curricular. Este nuevo diseño de los aprendizajes (planes y programas) agrega talleres y materias extras entre ellas la computación y el inglés. En las horas extras o suplementarias se ocuparan en actividades que trabajaran en clubes, por aquello de que se buscan (guarderías) escuelas de tiempo completo aun cuando no se tengan los maestros capacitados, falta de infraestructura y carencia de presupuesto. La autonomía de las escuelas no podrá hacer milagros, menos en tiempos de crisis.
La reforma arrancó con las evaluaciones a partir de que se considera que la calidad educativa debe tener como punto de partida a profesionales de la educación, maestros con los conocimientos requeridos. De ahí el criterio de la idoneidad como premisa principal válida para los que ingresan vía concurso de oposición al servicio como para los que ya están en activo. Con las reglas claras, se partió por tener bajo la tutela y control a los maestros por parte del Estado.
Resulta difícil rebatir las razones del Estado que parten de que para que este rescatar del control del Sindicato la titularidad educativa, éste debe constreñirse a ser el defensor de los derechos gremiales y que para alcanzar una educación de calidad se necesita por empezar por preparar y seleccionar para incorporar al servicio educativo a los profesores mejor capacitados y ya estando en servicio no descuidar su actualización y evaluarlos buscando elevar permanentemente el nivel educativo. Quien se oponga a esto es porque no quiere ver una real mejoría educativa. Pero además de estas condiciones y exigencias se requiere tener y conocer un modelo educativo con una orientación filosófica y principios pedagógicos a la a la altura de las circunstancias reinantes y con un horizonte de largo aliento que vea hacia el futuro. Este modelo es el que todavía no se conoce aunque a partir de este año ya arrancó. Falta por verse si se obtendrán los resultados que de él se esperan. Pero quienes critican a la RE educativa quieren ver ya sus frutos. Quienes percibir con urgencia que nuestros niños y jóvenes para que realmente aprendan lo que estudian y se les enseña deben superar los atrasos en lectura y escritura que dan por resultado una muy baja comprensión y que al no saber lo que leen no sean capaces de resolver mediante las matemáticas los problemas básicos relacionados con su vida y que estos dominios y competencias se acerquen al promedio de sus pares del resto de los países de la OCDE o por lo menos de aquellos con un nivel de desarrollo semejante a México. Son estos desafíos y necesidades los que debe atender y mostrar logros un modelo educativo que sea pertinente.
En la realización del Foro de consulta estatal Zacatecas y el Acuerdo nacional sobre la educación celebrado en el campus Siglo 21 de la UAZ el miércoles pasado, sucedió lo previsible. La Secretaria de Educación del estado atribuyó las protestas como una reacción esperada debido al agravio sufrido por un sector del magisterio. Se refería sin decirlo, al fraude con charrazo mediante con el que Soraya Bañuelos arribó por asalto al poder de la Secc. 34 con el apoyo de golpeadores que reventaron el Congreso, cuando se dio cuenta que la suma de los democráticos e inconformes institucionales con la RE hacían mayoría y existía el riesgo de perder el Comité Seccional. La presencia de Soraya y del enviado del CEN del SNTE en el Foro no podía tomarse como lo que era: una provocación que los organizadores del evento pudieron y debieron ahorrarse. Pero de lo que se trataba era de quedar bien y posesionarse ante el futuro Secretario. Este conocedor del estado de ánimo de los encabronados agraviados que no dejaron títere con cabeza, les dio por su lado con el rollo mareador de que nuestro futuro educativo debe estar sustentado en la calidad y la equidad y que el proyecto debe partir por consultar y tomar en cuenta a los maestros, pues sin estos no hay reforma que valga y produzca los sazonados frutos. ■

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70