Triunfa Joselito Adame en la última corrida de la Feria Nacional de Zacatecas

Triunfa Joselito Adame en la última corrida de la Feria Nacional de Zacatecas
Joselito Adame, el triunfador de la corrida del domingo 23 FOTOS: ANDRÉS SÁNCHEZ

Cortó tres orejas ante bureles complicados; alternó con el español Antonio Ferrera

 

Tarde de mucha expectación la de la corrida del último domingo de feria, organizada por Zacatecas Tierra de Toros. Buena entrada en la Monumental este 23 de septiembre, tarde en la que alternaron el español Antonio Ferrera (Buñola, Baleares, 1978) y el mexicano Joselito Adame (Aguascalientes, 1989), lidiando 6 toros de la Ganadería zacatecana de Santa Fe del Campo, toros de buena presencia, con peso y trapío.

La corrida inició con unos minutos de retraso, lo que calentó los ánimos en los tendidos; el respetable le estaba ansioso de que el tan esperado mano a mano iniciara. Este domingo la plaza estuvo llena de un público conocedor y respetuoso en su mayoría. Joselito triunfa al cortar tres orejas, bien ganadas, ante bureles complicados.

Antonio Ferrera (de rosa mexicano y oro) recibió al que abrió plaza, Cuaresmeño, No. 130, de 540 kg., un toro negro, bragado corrido, girón, meleno, facado y cornidelantero. Ferrera lo lancea a la verónica con suavidad. En los caballos el toro no acometió con claridad. Brinda al respetable. Con la muleta el español comienza con pases de tanteo al de Santa Fe, un toro complicado, que tiraba derrotes y llevaba la cara a media altura y al que logró robarle por momentos buenos derechazos a base de mando. Falló con el estoque. Un aviso.

El tercero de la tarde, Serranito. No.125, de 520 Kg., un toro cárdeno, entrepelado, enmorrillado, meano, delantero de cuerna. Ferrera lo bregó con suavidad hasta los medios para que recibiera a los caballos, en donde el toro recargó con fuerza. Con la muleta, el diestro originario de Baleares se mostró voluntarioso ante este burel bravucón, de embestida descompuesta, que daba por momentos arreones y calamocheaba peligrosamente. Falla nuevamente con el estoque. Un aviso.

El quinto de la tarde, Morrón, No. 128, de 500 kg., un toro negro, enmorrillado, bragado, paliabierto, muy bien toreado a la verónica en el saludo capotero. En los caballos Morrón, empujó con fuerza y recibió buen puyazo. Buen inicio con la muleta; Ferrera mostró voluntad y oficio, pero desafortunadamente su lote fue el menos potable; no hubo más que hacerle al quinto de la tarde. Lo despachó con una estocada entera y desprendida. Palmas.

Joselito Adame (de azul eléctrico y oro) tuvo en suerte al primero de su lote, el segundo de la tarde, Morito, No. 133, de 550 kg., un negro, enmorrillado, carifosco, meano, sobaquero y cornidelantero, un toro que tardó en enterarse y salía suelto en el primer tercio. Muy buena vara de César Morales, reconocida por el público. Buen quite por chicuelinas. Con la muleta Joselito inició por alto a pies juntos, pero el toro, reservón, fue tardo en acometer. Esta faena fue una muestra de lo que es entender las condiciones del toro, porque la estructuró con sapiencia y valor. Dejó una estocada entera de trayectoria tendida. Una oreja.

Luego recibió al cuarto de la tarde, Guajillo, No. 127, de 542 kg., un toro cárdeno, nevado, meano, caribello, delantero como sus hermanos, y que igual que ellos mostró complicaciones desde el inicio y en los caballos mostró visos de mansedumbre. Ante este Guajillo, que se frenaba a medio viaje con la cabeza arriba y las manos por delante. Falla con el estoque. Un aviso. Palmas.

Cerró plaza Mulato, No. 138, de 505 kg., un toro negro, delantero y acucharado, al que Joselito recibe con dos largas cambiadas de rodillas y luego desmayando los brazos lo toreó con mandiles tersos para rematar soltando la punta del capote. En los caballos apenas fue señalado. Al quite por zapopinas de excelente factura, rematando con una media. Brinda al respetable. La labor muleteril de Joselito nos recordó por qué la fiesta de los toros es la más bonita de todas, pese a las condiciones del de Santa Fe del Campo, de embestida deslucida y complicada. De iniciar con estatuarios, hizo una faena creativa y con temple al son de “La Pelea de Gallos”, entendiendo nuevamente las condiciones del toro y refrendando el sitio que tiene como figura nacional del toreo. Dejó una estocada entera. Dos orejas.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70