Las + Recientes

A 4 años de Ayotzinapa

A 4 años de Ayotzinapa
Ayotzinapa. Juan Carlos Villegas.

Editorial Gualdreño / La Gualdra 354

Pronto se cumplirán 4 años de aquel fatídico 26 de septiembre en el que 43 estudiantes de la Normal Rural Isidro Burgos de Ayotzinapa, Guerrero, fueron desparecidos sin que hasta la fecha se tenga conocimiento de dónde están. Haciendo memoria, recuerdo que, tras la noticia de su desaparición, una serie de manifestaciones fue dándose a lo largo del país y en el extranjero. México estuvo en el centro de las noticias internacionales debido a este hecho que nos sigue llenando de indignación y vergüenza.

            Recuerdo ahora, a propósito de la crónica que nos comparte Ana Lilia Pichardo Félix en esta edición, cómo se fue tejiendo una red de colaboración entre artistas y académicos para realizar aquel número gualdreño de portada negra. Desde Yucatán hasta Tijuana colaboró un grupo de integrantes de la comunidad artística y cultural mandándonos textos e imágenes para conformar aquel No. 169 de La Gualdra que hoy he vuelto a leer sólo para confirmar que se seguirá teniendo una deuda muy grande, en tanto no aparezcan o se tenga noticia del paradero de los 43 normalistas, cuyo error fue haber salido a botear para recaudar fondos en el momento y el lugar menos adecuados.

            A 4 años de distancia de este hecho y a casi 50 años del 2 de octubre de 1968, lo que nos sigue llenando de esperanza es la cada vez más activa participación en la política y en el restablecimiento de la paz por parte de los jóvenes; veo con ilusión que los estudiantes han reaprendido a perder el miedo, que se organizan más efectivamente para exigir el derecho a vivir en paz, como lo hicieron recientemente en la Universidad Nacional Autónoma de México.

La semana pasada decía que es tiempo de ver por el presente, de accionar, de proponer cosas que mejoren nuestro entorno actual; porque hemos cometido reiteradamente el error de sólo considerar que el futuro será mejor si actuamos ahora cuando lo que urge también es que los resultados de una organización ciudadana comprometida se vean en el día a día. Cierto es que hay que ir planeando cómo es que queremos ver a nuestra comunidad, a nuestra ciudad, al país entero en unos años, pero en la implementación de ese plan las acciones también deben estar encaminadas a lograr objetivos a corto plazo.

Platicaba hace unos pocos días con un joven poeta que me decía que para él era importante que en la poesía se abordaran temas de carácter social, de política, de ideología de izquierda vinculada al compromiso social, para que cada vez más jóvenes se informaran; no compartí su opinión y sigo sosteniendo que los temas no deben ser una imposición en ninguna de las disciplinas artísticas porque eso limita la libertad de los creadores. Sin embargo, creo que la poesía, la pintura, el cine, la fotografía, la literatura, el teatro, pueden ser útiles para sensibilizar a la humanidad; pueden, además, más allá de provocar placer estético, despertar la reflexión, las ganas por adquirir conocimientos, el deseo de construir un sistema de sociabilidades que contribuya a que el espacio habitable sea mejor, más amable y armónico.

El resultado de las elecciones pasadas marcó la pauta de lo que podemos esperar los siguientes años; en este sentido, sigo esperando que la decisión de haber elegido un proyecto de nación diferente haya sido un acierto que nos beneficiará a todos. Si la pobreza, la desigualdad y la corrupción son tres de los grandes males de este país y erradicarlos es parte sustancial de lo que perseguirá el presidente electo junto con todo su equipo; esperaría también que las políticas públicas de este nuevo gobierno estén encaminadas a asegurar además que los jóvenes sean protegidos, respetados y apoyados en sus procesos educativos; y que los presupuestos para arte, cultura y educación se incrementen para lograr que este país recupere el esplendor perdido. Creo que es posible.

Nunca más un 26 de septiembre como el de 2014. Nunca más estudiantes vulnerados. Nunca jamás un solo mexicano desaparecido. Trabajemos juntos entonces para conseguir la paz.

A la memoria de las 43 estudiantes de Ayotzinapa.

[email protected]


Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70