Las decisiones políticas para fortalecer al salario: reto de AMLO

Las decisiones políticas para fortalecer al salario: reto de AMLO

Las decisiones políticas que el nuevo gobierno deberá emprender para recuperar el poder de compra del salario, es uno de los retos más importantes en los próximos seis años. El larguísimo y obscuro gobierno neoliberal a través de varios sexenios trajo como consecuencia el empobrecimiento de la mayoría de los trabajadores mexicanos, y la brutal desigualad que ahora ahoga nuestras vidas. Por comentar sólo un efecto: la inseguridad tiene una alta correlación con la desigualdad; por ello no es gratuito que seamos al mismo tiempo el país más desigual y más violento de la región (América Latina) y del mundo.

El factor vertebrador de los resultados de la pobreza es el ingreso, el cual está asociado al trabajo. La medición multidimensional de la pobreza señala que los resultados derivados del acceso a ciertos derechos sociales han avanzado, pero el ingreso mantiene a la pobreza en niveles alarmantes. Del mismo modo la calidad de vida de las capas medias y la igualdad de oportunidades que hacen posible la movilidad social, están ligadas a los ingresos producto del empleo.

Como podemos observar con esos pocos ejemplos, sí se logra mejorar el poder de compra del salario, se impactará en todas las dimensiones del desarrollo humano. Es como una jugada de ‘n’ bandas; o el motor de un tren: al moverse dicho motor, se mueven decenas de componentes. Por ello, si el gobierno que empieza su gestión en diciembre toma las decisiones políticas correctas, está en posibilidad de regresar al país al comino del crecimiento con equidad que tuvo durante el llamado Desarrollo Estabilizador.

El gobierno neoliberal transexenal ligó el salario a la inflación para mantenerlo por debajo de su potencia productiva, y con ello, mayor plusvalor fue a dar a las arcas de las grandes empresas que tuvieron ganancias pingües. Por el contrario, el aumento de productividad debe generar (automáticamente) aumento de salarios. Acompañado a este criterio, como medida de aseguramiento que ocurra esto que mencionamos, debe estimularse el poder de negociación de los trabajadores, lo cual no puede ocurrir sin la fuerza de la acción colectiva de los sindicatos. Se debe revertir la des-sindicalización. Junto a estos criterios estratégicos, se deberán decidir los medios para hacerlos realidad: la productividad es efecto de la innovación en los procesos productivos y la protección de las industrias menos fuertes ante la competencia del mercado global. Es decir, se requerirá un agresivo plan de incorporación del conocimiento en los procesos productivos; y junto a ello, la protección de ciertas industrias con poco poder competitivo. Si no se hace esto último, no podrán crecer emprendimientos que necesitan maduración.

En suma, abandonar el monólogo donde el único criterio de la política económica es la inflación, y voltear al crecimiento con equidad. Es decir, políticas que estimulen el poder del salario. La basura neoliberal que asustaba a los incautos con el argumento de que subir los salarios crearía espirales inflacionarias hay que desterrarla como nos deshicimos de muchos prejuicios atávicos. Tenemos la esperanza de que el nuevo gobierno inaugure decisiones políticas que fortalezcan al salario. Y la esperanza de que esa esperanza se haga realidad.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70