Las + Recientes

El Esclavismo en Zacatecas como arma del progreso

El Esclavismo en Zacatecas como arma del progreso

Al 17 de agosto de 1721, en la plaza pública principal de Zacatecas, desde muy temprano se anunció la venta de esclavos de cinco años de edad, hasta esclavos blancos.
Había de todo: mozas de 10 y 11 y 12 años de edad y hábiles y fuertes “chocos” que servirían para múltiples tareas. El rey –desde la no muy lejana España-había ordenado que los indígenas no fuesen esclavos, pero al decir de muchos si los había por “haberse portado demasiado mal en la guerra imparable de los chichimecas”.
La esclavitud tuvo su porcentaje doloroso: la hecatombe apareció con una descarada habilidad certificada: comprar y vender seres humanos y muchos de ellos, nacidos en territorio zacatecano.
De 50 años para abajo. Muchos no sobrevivían esa edad.
Las condiciones brutales de trabajos forzados en lo mas profundo de las minas zacatecanas y la ambición desmedida de los amos españoles y criollos naturales por sacar ganancia de lo invertido, convirtió en verdadero infierno las condiciones de vida de miles de esclavos.
Esclavos Mexicanos.
Menores vendidos junto a sus madres.
En el archivo histórico existen documentos que esclarecen sus condiciones, mulatos descendientes de esclavos y nacidos en Zacatecas fueron vendidos como mercancía. Ante la ausencia de mujeres blancas, las negras traídas de las selvas africanas, los esclavistas las usaban sexualmente dando pie a nuevas generaciones que por lo mismo eran tratadas como prisioneras por el derecho de herencia y potestad para su venta indiscriminada.
En la caja 5, expediente 673, en el catálogo de bienes de difuntos del 3 de agosto de 1761, se describen las inconcebibles desgracias humanas de la que está hecha nuestra humanidad y destino y entre muchas noticias dolorosas resalta la venta de esclavas jovencitas de ambos colores ya por castigo, ya por negocio, razones económicas de sus madres, como el caso de Doña Josefa de Uresti que vendió a su hija María de los Dolores, “blanca de buena gracia, criolla”.
¿De dónde venimos y a dónde vamos? Los hijos de la zacatecana Petrona Navarrete hicieron diligencias severas reclamando el precio justo de 7 esclavos de su propiedad y sin regatear exigieron con las armas en la mano la equidad en el precio.
Algunos compraban su libertad, incluso ya después, hasta compraban la de otros esclavos.
Al paso de los años miles de historias se sucedieron, simulando la abolición de la esclavitud pero manteniendo la cifra negra de crímenes de lesa Humanidad. No fue sino hasta el gobierno rebelde del flaco Pánfilo Natera que de verdad trató disminuir esa herida.
Hoy, detrás de los discursos, existe un esclavismo salarial y de trata.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70