“Innovación educativa universitaria para el fortalecimiento de la práctica tutorial”. Constante identitaria en la UAZ

“Innovación educativa universitaria para el fortalecimiento de la práctica tutorial”. Constante identitaria en la UAZ

Los estudiantes son la razón de ser de la Universidad Autónoma de Zacatecas. Por eso, el trabajo que desarrolla la comunidad universitaria está enfocado en los alumnos para que reciban, como un derecho, una educación de excelencia, la cual implica no enfocarse exclusivamente en el aprendizaje de conocimientos y procesos, sino también de valores y actitudes para su pleno desarrollo personal, esto es, el ejercicio de una docencia no solo informadora, sino formadora, en la que el profesor no sea solo un instructor, sino un educador. La situación que prevalece en algunos sectores del estudiantado lo amerita.
La mayoría de los alumnos de la UAZ transita por edades cruciales y vulnerables, como son las de adolescentes y jóvenes adultos, que en algunas ocasiones enfrentan diversas problemáticas: no dominan las habilidades ni la información y conocimientos indispensables para utilizar, de la mejor manera posible, los recursos que la universidad pone a su disposición. Tienen hábitos pobres en el estudio y administración del tiempo, y se ven asediados por la violencia del entorno, falta de valores, poca involucración de los padres, distractores tecnológicos, problemas de salud, entre otras.
De esa problemática se derivan la reprobación, el rezago académico, la deserción. Los muchachos empiezan a estudiar, pero no terminan las etapas escolarizadas supuestas. Ahora bien, para que eso no ocurra, como medida preventiva, anticipándose a la presentación de problemas de aprendizaje o de comportamiento, la UAZ ha implementado e institucionalizado un Programa de Tutorías, que tiene como finalidad proporcionar a los estudiantes atención personalizada orientada a potenciarles al máximo sus capacidades individuales, persiguiendo la autonomía. En lugar de darles un pescado, se les enseña a pescar. El objetivo es prepararlos para la vida.
Los maestros tutores cuidan el equilibrio psicológico, nutricional, físico, emocional y sociocultural de los estudiantes, haciendo, si es necesario, las canalizaciones pertinentes. La meta es lograr una adecuada eficiencia terminal.
Este plan de acción reviste gran importancia en la vida universitaria. Convertir al estudiante en el actor central del proceso formativo, contribuye a su adaptación al ambiente universitario y al fortalecimiento de sus habilidades de estudio y de trabajo.
Acorde al innovador Modelo Académico UAZ Siglo XXI, en nuestra alma mater el Programa Institucional de Tutorías, PIT, se estableció en marzo de 2010 con el lema: “Los estudiantes nuestra razón de ser”. La continuidad de su accionar ha generado benéficos resultados observables y medibles. Sus aportes han sido un granito de arena que, junto con otros miles de ellos, completaron los requisitos de calidad educativa y desempeño académico que le permiten a la UAZ ser miembro del Consorcio de Universidades Mexicanas, CUMex, que agrupa a las mejores del país.
Cabe hacer notar que los tutores son los mismos maestros que les imparten las clases, con el plus de haberse capacitado y acreditado para orientar de manera especializada a sus propios alumnos. Los tutores requieren estar en constante actualización en apoyo a los estudiantes a fin de vigorizar sus fortalezas académicas y afectivas potenciándolos para alcanzar sus metas.
De ahí la importancia del diplomado en “Innovación educativa universitaria para el fortalecimiento de la práctica tutorial”, que se puso en marcha el 18 de junio y concluirá el 6 de julio. La ceremonia de apertura se llevó a efecto en la Unidad Académica de Ciencias de la Tierra, UACT.
Este importante evento fue presidido por Rubén Ibarra Reyes, secretario general de la UAZ, quien en representación del rector Antonio Guzmán Fernández, hizo la declaratoria inaugural y externó un mensaje de reconocimiento a los participantes en el diplomado mencionado; Alejandro Aguilera Galaviz, secretario académico; Juan Francisco Álvarez de Lara, coordinador del Programa de Tutorías; Alba López Mendoza, coordinadora de Tutorías de la UACT; Andrés García Martínez, ponente invitado, docente investigador del Centro de Estudios para el Perfeccionamiento de la Educación Superior (CEPES) de la Universidad de la Habana, Cuba. Académico hermanado institucionalmente con la UAZ después de muchos años de colaborar con ella.
Patricia de Lira Gómez, directora de la UACT, al dar la bienvenida alos asistentes destacó que la tutoría es una labor pedagógica de acompañamiento complementaria a la docencia, en la que a través de una serie de acciones sistematizadas se contribuye a mejorar el desempeño escolar de los estudiantes, promoviendo en ellos una disposición hacia la superación personal, lo que conlleva el mejoramiento de la calidad académica de las instituciones. El ejercicio de la tutoría es un imperativo para elevar la calidad de la educación superior. Este diplomado fortalece al PIT-UAZ.
En el 50 aniversario de su denominación como UAZ, los 130 maestros inscritos en el curso nos muestran que vale la pena ponerse la camiseta de la UAZ.
Felicitamos a la UA de Historia por el reconocimiento recibido a través de la medalla Mérito Revolucionario por Investigación Histórica 2018.
Así se observa el mundo desde El Mirador de Heródoto.

*Cronista de la UAZ
[email protected]
cró[email protected]

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70