Las + Recientes

Obscuro panorama electoral para el PRI

Obscuro panorama electoral para el PRI

No es que alguien en específico lo deseé, sino que varios factores y circunstancias, así como desempeños mediocres de servidores públicos, han logrado que el panorama electoral para el Partido Revolucionario Institucional sea muy obscuro, con una muy posible derrota en el horizonte.

A nivel nacional el precandidato presidencial José Antonio Meade concluirá, el próximo domingo, una jornada de posicionamiento que, si bien ha tenido grandes avances, aún ofrece muchas dudas para el electorado tricolor, porque no ha sido posible lograr una definición política y una identificación clara con su partido.

Encuestas ordenadas por distintos interesados en conocer la realidad electoral incluyendo las de su propio partido e instancias gubernamentales lo colocan en este cierre de precampañas como el tercer lugar, aunque con una tendencia al alza.

Sin embargo, los estudios demoscópicos indican que la figura presidencial y los errores mediáticos del gobierno federal, particularmente en los casos de Ayotzinapa, la Casa Blanca, Tlatlaya y el Socavón de Morelos, así como las denuncias de corrupción contra gobernadores priistas, o las detenciones de Javier Duarte y Roberto Borge, han obstaculizado el posicionamiento de Meade y estimulado las diferencias internas de los grupos que operan en su equipo de precampaña.

En la contraparte Andrés Manuel López Obrador sigue como indiscutible puntero en todas las encuestas y, lo sigue con una línea ascendente, gracias a su discurso anticorrupción, el candidato del PAN, PRD y MC, Ricardo Anaya.

Las tendencias aquí señaladas se confirman muy claramente en la última encuesta de la empresa De la Riva Group, realizada a petición de un grupo de empresarios, que a través de un cuestionario de 108 preguntas demostró que el 80 por ciento de los entrevistados si acudirán a votar y, de hacerlo, lograrán una cifra histórica de participación ciudadana y ayudarán a una mejor transición y consolidación democrática.

Para medir la participación ciudadana debemos señalar que en el año 2012 la participación electoral alcanzó el 63.14 por ciento; en 2006 fue de 58.55 por ciento mientras que en el 2000 votó el 64 por ciento del patrón electoral.

Entre las respuestas de los entrevistados se puede resumir que el 57 por ciento afirma que el país va por un rumbo equivocado y el 76 por ciento desaprueba la gestión del Presidente Enrique Peña Nieto, lo que nos hace concluir que si se logra el 80 por ciento de votación el 1 de julio de este 2018, sin duda será porque habría un voto por enojo y se confirmaría que la mala imagen del gobierno federal se convirtió en un lastre para el candidato José Antonio Meade.

Por otro lado, en los resultados concretos de la encuesta, López Obrador alcanza un 30 por ciento de las preferencias; Anaya el 27 por ciento y Meade apenas el 19 por ciento. Es cierto que estos son números de conclusión en la precampaña, que incluso de aquí al domingo próximo pudieran modificarse, pero es indiscutible que hasta hoy es muy oscuro el panorama electoral para el PRI.

Por lo que se refiere a las opiniones de los distintos analistas políticos que podemos escuchar en noticieros de radio y televisión, o leer en cualquier Diario de circulación nacional o estatal, la conclusión es que López Obrador ha sabido explotar muy bien el enojo o la ira ciudadana, pero aparte ha logrado éxitos mediáticos y un buen posicionamiento en su propaganda política.

También es posible concluir que al cierre de las precampañas y pese a los resultados de todas las encuestas, todavía no hay triunfo definido y los candidatos tendrán márgenes para hacer ajustes, redefinir estrategias y replantear sus propuestas, para buscar consolidar tendencias, en el caso del puntero, o revertirlas en el caso de Anaya y Meade.

Pero si el panorama nacional tiene contratiempos, en Zacatecas la división generada por los acuerdos cupulares entre las dirigencias nacional del PRI, Verde y Panal son aún más lamentables y a la fecha no permiten concluir la definición de candidaturas ofreciendo un panorama aún más desalentador.

En el PRI no sólo hay inconformidades o resentimientos, sino divisiones reales en municipios que son claves como Pinos, Concepción del Oro, Jerez o Fresnillo, y ni que decir de municipios como Moyahua, Mezquital del Oro, Jalpa y Tlaltenango. Los candidatos no son agradables ni competitivos para nadie y menos cuando se trata de militantes del Verde o el Panal que deberán ser apoyados a la fuerza por los militantes priistas.

Unos días más seguirá la definición de candidaturas, pero al igual, se acrecentarán los rompimientos y las divisiones. Un arduo trabajo para los dirigentes de los partidos que no le encuentran la cuadratura al círculo, particularmente en los casos de los ayuntamientos de Zacatecas y Fresnillo.

Es indiscutible que las necesidades de acuerdos son apremiantes. Es mucho lo que se jugará en la elección del 1 de julio. Para el Gobernador Alejandro Tello los resultados serán una calificación para su Administración y para los partidos una posibilidad de subsistencia. Después del 2 de Julio el ejercicio de la política tendrá otros derroteros y significados. Sólo queda esperar para donde caminará nuestra Nación y nuestro Estado: ¿a la izquierda, la derecha o al centro? Cuestión de Tiempo. ν

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70