“Estamos hartos de la simulación”, reclaman los ciudadanos en Marcha por la Paz

■ Participaron estudiantes, familias, activistas, empresarios, religiosos, periodistas, actores políticos

■ Advierten que “nuestros muchachos están siendo abatidos por otros muchachos. En Zacatecas estamos perdiendo toda una generación”

■ “Estamos frustrados, enojados, desesperados. Sentimos que nadie hace absolutamente nada por nosotros”, advierte alumna universitaria

“Estamos frustrados, enojados, desesperados. Sentimos que nadie hace absolutamente nada por nosotros”. Una estudiante de Derecho de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ) tradujo con estas palabras la indignación que decenas de personas evidenciaron durante la Marcha por la Paz que este jueves tuvo lugar en la capital del estado.

La violencia que lacera a la entidad desde hace años y que en los últimos meses se ha desbordado con un incremento en los homicidios, secuestros y extorsiones, entre otros delitos, llevó a la convocatoria de esta manifestación en la que participaron estudiantes, jóvenes, padres, madres, niños; familias al completo; activistas, empresarios, religiosos, periodistas y actores políticos.

El reclamo por parte de la joven fue claro: “Ni siquiera nos escuchan y estamos hartos”, dijo refiriéndose al gobierno, a los partidos políticos y a los “grupos de élite”.

“Queremos paz y queremos acciones que verdaderamente nos encaminen a la paz. Ya estamos hartos, de verdad, de la simulación; que nos digan que están trabajando, que nos digan que nos están escuchando, cuando todos y cada uno de nosotros sabemos que no es así”, sostuvo y agregó: “Somos jóvenes, somos estudiantes, somos mujeres que vivimos en un estado de simulación que finge protegernos”.

En Plaza de Armas, los participantes soltaron globos blancos ■ FOTOS: ANDRÉS SÁNCHEZ

La marcha salió de la explanada de la Facultad de Ingeniería de la UAZ y, tras recorrer las calles del Centro Histórico, desembocó en la Plaza de Armas, donde fue desplegado un manifiesto en el que, poco a poco, fueron plasmando su firma los presentes.

Tras la lectura de este texto, la estudiante de Derecho tomó el micrófono y abrió así, de manera espontánea, la ronda de intervenciones de quienes asistieron a la convocatoria.

Otra de las personas que habló fue un maestro de esta misma Unidad Académica de la Máxima Casa de Estudios del estado, quien sostuvo que “nuestros muchachos están siendo abatidos por otros muchachos. En Zacatecas estamos perdiendo toda una generación”.

El docente hizo alusión a las violaciones constantes de los derechos humanos que se dan en este clima de violencia e indicó que “los derechos humanos no se imploran, se exigen. Y eso es lo que les estamos enseñando a los estudiantes, que sepan defender sus derechos fundamentales”.

Tras sostener que el trabajo para recuperar la paz en la entidad no depende sólo del gobierno, recalcó que sí es éste el primer responsable de proporcionar la seguridad a todos los ciudadanos. “Si no la procura, que reforme el artículo 17 y nos deje defendernos. También podemos hacerlo”.

La marcha salió de la explanada de la Facultad de Ingeniería de la UAZ

Fueron diferentes cifras de participantes las que se manejaron; entre 350 y 500 personas. Los asistentes portaron globos blancos y cartulinas con mensajes como “Tello, mi familia me espera” y “¡Quiero poder salir! ¡Sin miedo quiero vivir!”. Las consignas que se gritaron pueden resumirse en una sola: “Ni un muerto más”.

Uno de los organizadores de la marcha, Francisco Carlos Infante, hizo hincapié en que la convocatoria no tuvo ideologías, sino que se hizo abierta a toda la ciudadanía con un único objetivo: exigir que haya paz en el estado.

Ante las críticas que en reiteradas ocasiones han hecho las autoridades acerca de la responsabilidad de los padres de familia y de los cuestionamientos sobre qué está haciendo la sociedad al respecto, una mujer que participó en la marcha señaló que ella ha aportado, con esfuerzo, a sus hijas profesionistas y con valores.

Y reviró los señalamientos del gobierno preguntando: “¿Qué ganamos? Cuando las instituciones nos cierran las puertas y no hay trabajo. Sólo están los hijos de los políticos. ¿A dónde vamos? Porque no se valora el esfuerzo de los padres de familia”.

Reiteró: “Yo ya entregué hijos buenos” y concluyó aseverando que “yo no quiero vivir como estamos viviendo, tampoco quiero morir como héroe, pero tampoco quiero morir o vivir agachado”.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ