Inseguridad, ¿a la baja?

Inseguridad, ¿a la baja?

La edición del domingo 21 de mayo de 2017, del diario Página 24, no es festiva,  al contrario, su primera plana muestra una realidad, cuya dureza, deja lejos la idea lopezvelardiana de Patria. Hoy, una patria dura, nada suave, sino violenta y vaya que las ediciones dominicales son para hojearse con detenimiento, con esperanza de que los suplementos ofrezcan material para reflexionar o ponderar con más tiempo que entre semana y, por esta vez, nada, hasta el suplemento cotidiano, The Washington Post,  inserto al centro de “Página 24”, abordaba una cuestión de sobreprecios donde se implicaban operaciones de financiamiento, sobre operaciones militares, abiertas o encubiertas, en Siria. (Recordad el bombardeo de Trump, ¿para lucirse hacer escombros parte de una ciudad? Lo hizo antes en Afganistán,  su presentación contra Bin Laden. La actualidad y la realidad o no de eso, o el capricho, puede seguir mil formas y rumbos, tontería trágica para muertos y familiares: semejante agresión sólo para hacer presencia como potencia en aquellos lugares. ¡UFF, vaya miseria! Recordad las fotos en la ciudad siria, barrios hechos escombros, para mostrar que Trump, Presidente de la potencia, “EUA”, podía hacerlo, igual o mejor que sus competidores, los rusos.

En lo local, la primera plana alertaba, “Escándalo mundial en puerta: ¡Asaltaron y golpearon a cuatro turistas belgas! Les robaron su dinero y a 2 de ellos los mandaron al hospital.” Otra más, que tal vez procuraba suavizar el ánimo del lector, sin influenciar su pensamiento dominical, ¿con misa y fervorín de por medio?: “Los homicidios van a la baja, en Abril hubo 56”. O sea, la terribilidad de privación de la vida, quedó “atrás”,  en Abril sólo hubo 56, casi dos asesinatos diarios, en algún lugar estatal  de nuestra bella provincia y también para la reflexión, pues en mayo: “Nomás van 27 asesinatos en este mes.”  “Los homicidios van a la Baja, en abril hubo 56.” Más aún, Francisco Murillo Ruiseco, titular de la PGJE, agregó: “Los jóvenes están demasiado involucrados en estos delitos, y esto se ve reflejado en el aumento de personas en el Centro de Reintegración Juvenil.” Con todo, aseveró “no podemos cantar victoria, tenemos que seguir redoblando las estrategias de seguridad, las estrategias de procuración de justicia, para que en la medida de lo posible esta cifra vaya hacia abajo.”

¿Qué hacer ante eso? ¿Cómo evitar, revenir, la privación de la vida? ¿Con qué herramientas sociales y culturales hacerlo? ¿Con cuáles, económicas? ¿Se puede educar o re-educar adecuadamente a los jóvenes y a los adultos para vivir en paz? A pesar del neoliberalismo, aún existen instancias y organizaciones para eso, educarlos. AUN existen instituciones y sistemas educativos, universitarios o no, cuya función, se supone, es ofrecer recursos culturales y hacer todo lo posible, se supone, en las escuelas y clases procurar que los estudiantes se apropien de ellos y lo más importante, los usen para pensar, orientarse, construirse, respaldarse y mejorar, en todos los sentidos que les sean posibles y como dicen en el pueblo, aquí es donde la puerca torció el rabo, si hasta las instancias e instituciones de apoyo, como algunas culturales y deportivas, escasean e igual son pocos los parques y jardines equipados para el libre esparcimiento, o bien, según sea el caso, con ayuda de “promotores”, cuya consistencia y formación recupere a las y los jóvenes con prácticas deportivas, culturales y otra gran variedad de actividades que se vuelvan interesantes para los jóvenes, como el cineclub, el club de lectores, gimnasia, actuación, música, en especial, etc.

O las bibliotecas, hoy no nada más hay libros, sino otras opciones y recursos para documentar mejor la actualidad y ofrecer opciones hasta de internet para poder informar y satisfacer las exigencias o necesidades culturales de los usuarios, a los que uno quisiera ver interesarse en enriquecer su capital cultural e interponerlo con el entorno para realizar actividades hasta lucrativas y no navegar, por ejemplo, sólo por esparcimiento.

Desde otro ángulo, la terribilidad humana, social y cultural, a desplegar y superar está en la calle, el barrio, antes que en los diarios: Staff, “Pagina 24”, 21.05.17: “Antes, los Cacos Habían Asaltado un Oxxo: Vargas. Empleado de un “Extra” evita asalto pero recibió un balazo.” El encabezado enmarca una foto: Marco Antonio Vargas Duarte, vocero de seguridad, que dice: “El empleado recibió un balazo en la pierna y fue trasladado al hospital”. En este caso, por Paramédicos de la Cruz Roja. Versiones de uno de los compañeros del herido, según Vargas Duarte: dos individuos, quienes portaban pistolas, ingresaron a la tienda para asaltar, sin embargo, el herido opuso resistencia y le dispararon para luego huir, sin llevarse ni dinero ni efectivo ni mercancías.

Se precisó que momentos antes, en la tienda OXXO de esa misma calle, esos dos hombres ingresaron y tras efectuar unos balazos al aire se llevaron dinero en efectivo y algunos productos. Al “Extra” llegaron agentes de la Policía Ministerial y personal de Servicios Periciales con el objeto de iniciar la Carpeta de Investigación, recabar indicios para ahondar en los resultados y se inició un operativo de búsqueda.

Ahora sí, hablemos de cultura,  educación, modernidad, posmodernidad, cuál sería hoy aquel grito de Max: ¡Proletarios de todos los países, UNÍOS! Y, ¿dónde están hoy los proletarios, si hasta el trabajo está en permanente declive, se trata siempre de no llegar a contratar mano de obra, ni al pleno empleo, por eso priva el SUB: capacidad productiva hasta desperdiciada, porque el trabajo tiende hacia la más alta productividad, que complica al mundo con una simplificación de los procesos, ahorradora de mano de obra: para broma, en ZAC, la cantidad de trabajadores contratada para la instalación de producción de energía eólica, que eran miles, hoy  unos cuantos monitorean los generadores. ■

 

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ