Dos de cada diez llamadas al 911 son de emergencias reales, afirma encargado

Dos de cada diez llamadas al 911 son de emergencias reales, afirma encargado
Los responsables del C4 organizaron este viernes un recorrido por las instalaciones. Actualmente hay seis trabajadores por turno atendiendo los teléfonos ■ foto: Andrés Sánchez

■ El 80 por ciento es improcedente por ser incompletas y de broma o no ser una emergencia

■ Necesario, legislar en el tema; podrían presentar una propuesta al Congreso del estado

El Centro de Control, Comando, Comunicaciones y Cómputo, conocido como C4, de la zona conurbada Zacatecas y Guadalupe, recibe diariamente unas 2 mil llamadas, de las cuales 80 por ciento se considera improcedente. Esto significa que sólo 2 de cada 10 llamadas son de emergencias reales.

Las autoridades que dirigen estas instalaciones organizaron este viernes un recorrido por el C4 y destacaron la cifra mencionada para evidenciar la necesidad de que se cree conciencia entre la ciudadanía de que se debe hacer un buen uso del número de emergencias 911.

Gustavo Fernández, encargado del centro, informó que hay seis trabajadores por turno atendiendo los teléfonos, por lo que advirtió que las consecuencias de tener la línea ocupada en llamadas falsas, de broma u otras causas de improcedencia pueden ser graves, al impedir que una emergencia real pueda ser reportada.

Expuso que falta legislar este tema, es decir, ahora no hay a nivel nacional y, por ende, tampoco en el estado una reglamentación con sanciones por ejemplo a quienes utilicen el número 911 con una finalidad diferente a la que tiene.

El funcionario consideró que esto es necesario que exista y refirió que ya se está trabajando en ello a nivel federal. No obstante, agregó que a la par de esas labores nacionales pueden tomarse iniciativas estatales en la materia y no descartaron presentar una propuesta al Congreso del estado cuando inicie el próximo periodo ordinario de sesiones en la 62 Legislatura local.

Expuso que en el último trimestre del año 2016 se recibieron 164 mil 547 llamadas en el centro, de las cuales 80 por ciento fue catalogado como improcedente.

La mayoría de éstas corresponde a las denominadas llamadas incompletas, que fueron 88 mil 411, después están las de “no emergencia” que ascendieron a 53 mil 599, seguidas de las llamadas de broma que fueron 15 mil 978.

Respecto a estos últimos casos, puntualizó que se tuvo un incremento en el mes de octubre y principios de noviembre pero consideró que se debió a la “curiosidad” que generó el cambio del 066 al 911.

Además, dijo que en el mes de diciembre también hay un aumento de las llamadas de broma y éste se le atribuye, principalmente, al comienzo de las vacaciones de los niños y adolescentes que son quienes “juegan con la línea”.

Fernández advirtió que cuando se recibe una llamada de este tipo suele ser desde un teléfono público por lo que, después de terminar la comunicación, se bloquea durante cinco minutos el número desde el que se hizo la broma. Sostuvo que no pueden inhabilitar el teléfono por más tiempo dado que pudiera haber una emergencia real posterior en la que sí requirieran su uso.

El 20 por ciento restante de las llamadas que serían las efectivas, explicó, se divide en diferentes tipos de emergencias como las de seguridad, que son las que representan el mayor número con 21 mil 254; las médicas, que en el periodo de octubre a diciembre del año pasado fueron 5 mil 72; después se encuentran las de Protección Civil con mil 793, y las de servicios públicos que ascendieron a mil 322.

En una conferencia de prensa ofrecida antes de iniciar el recorrido, el encargado del C4 enumeró una serie de beneficios que se obtuvieron con la entrada en vigor del número de emergencias 911. Entre ellas, habló de la eficiencia en la atención al canalizar la llamada a las instancias y corporaciones correspondientes, de la localización de los usuarios y de la existencia de un protocolo para reducir los tiempos de respuesta a las situaciones que se reportan.

En relación a este último punto, sostuvo que la normativa federal establece que desde que se recibe la llamada hasta que llega al lugar del reporte algún elemento de las corporaciones de seguridad, protección civil o servicio médico no deben pasar más de 5 minutos. En el caso de Zacatecas, precisó, esta meta se cumple a cabalidad e inclusive “tenemos tiempos hasta de 2 minutos”.

Asimismo, explicó que para los catalogados como “incidentes de alto impacto” como puede ser el caso de robos en proceso o alguna emergencia médica, el operador del 911 “no puede colgar al ciudadano hasta que diga: ‘ya está la patrulla’”.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70