Un sueño rosa en los lados B de The Cure

Un sueño rosa en los lados B de The Cure

La Gualdra 259 / Música

Un título como Un sueño rosa para una canción de rock puede sonar un poco raro. Inmediatamente vendrían a nuestra mente una serie de canciones y nombres para encajar este título. Podríamos pensar por un momento que estamos hablando de una rola del maese Morrissey, calmada y avionada; tal vez nos vendría a la mente de una composición de Queen, por eso de lo rosa. Muy pocos creo, podrían aventurarse al género oscuro y pensar en una banda; pero los que han explorado esos mares, seguramente caerían en la cuenta que se trata de un “rolonón” de la excelente banda inglesa The Cure.

Y digo muy pocos, porque se desprende de un álbum de venta dispersa, de ésos que difícilmente encuentras en una disquera, pero que extrañamente te encuentras en una tienda como Sam´s, de importación. Cuando lo vi por primera vez, no tenía dinero para comprarlos. Insistí algunas veces a mi mujer para echarlo al carrito, aunque la despensa se viera mermada. Afortunadamente a ella también le toca el corazón esa banda, por lo cual salimos con menos litros de leche, menos cereal, pero sí con los cd´s que integran la tetralogía de Join the dots, una serie de discos que recopila todos los lados B y rarezas de la banda.

Resulta de lo más interesante ver, como si fuera el otro lado de un espejo la evolución de la banda, pues cada disco corresponde a una etapa del grupo. Así, tenemos un primer disco con “tracks” como Plastic passion o Do te hansa, que se corresponderían a las primeras grabaciones, allá a finales de los 70 y principios de los 80; por lo que oiremos cosas similares a Tree imaginary boys. Sin duda, Another Journey by train, se corresponde con Jumping someone else´s train, pues la base de la pieza es muy similar.

Como haya sido, seguramente Unir los puntos es un excelente nombre para la compilación. Es cuestión de imaginar con qué rola vas a relacionar este disco con los trabajos de estudio. Podríamos decir que muchos de los temas que integran la tetralogía se corresponden a temas grabados técnicamente, como lo fue el disco de The working tapes de U2: trabajos previos a la grabación, caseros o en un semiestudio, que reflejan un aspecto más lúdico de The Cure, probablemente más experimental y más abierto.

Si de entrada escuchar a estos británicos no es una tarea fácil dado los niveles a que pueden llegar, escuchar este lado del espejo exige mucha atención y paciencia. Lo que oiremos no es lo que estábamos acostumbrados a escuchar con los discos de estudio; a veces encontramos más simpleza y podríamos creer que a cierta rola le faltaba un grado para ser carne, pero hay otros temas que nos pueden dejar con la boca abierta, otra faceta de Gallup y Smith que no del todo es familiar.

Como ejemplo a lo anterior, podríamos citar Home que comienza con algo así como “cada vez que intento decirte cómo me siento por dentro, siempre cometo los mismo errores”; una línea que me hace pensar en mi gran amigo Gustavo Salinas, quien reposa ahora el sueño eterno, pues cada vez que ponía en la tornamesa un disco de The Cure, decía que Robert Smith era un gran poeta. Así que cuando escucho cosas como A pink dream y me entero de qué va la letra y la uno a la música que le acompaña, cosas como “Ella no quería saber mi nombre, no quería saber cuánto tiempo teníamos juntos, pasando el tiempo como si el mañana nunca llegara, y yo no quería saber el final, no quería irme, pero lentamente me encontré de nuevo en casa, y el mañana llega lento de nuevo”, se convierten realmente en poesía pura.

https://issuu.com/lajornadazacatecas.com.mx/docs/la_gualdra-259

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70