En este mundo de migrantes y de diversidad sexual nos cuesta mucho la convivencia: José Mendívi

En este mundo de migrantes y de diversidad sexual nos cuesta mucho la convivencia: José Mendívi
Así como crece la desigualdad social, lo hace la dificultad para comunicarse con otras personas, señala el conferencista. Taller de lectura grupal realizado en la capital ■ FOTO: ANDRÉS SÁNCHEZ

■ Imparte el investigador conferencia denominada La condición contemporánea: ética y política

■ Disciplinas humanísticas están siendo “atacadas” por los nuevos modelos educativos, aseveró

José Mendívil, docente-investigador en Facultad de Filosofía de la Universidad de Guanajuato, ofreció ayer en la Unidad Académica de Filosofía de la UAZ, la conferencia magistral La condición contemporánea: ética y política, en la que dijo en entrevista previa para La Jornada Zacatecas, expresa su visión de la filosofía como un medio para la resolución de tensiones e incertidumbres en el mundo actual. “Un mundo fragmentario, lleno de contingencias y riesgos”, dijo, en el que no obstante se expresa una “dificultad para que las personas cooperen juntas”, pues sobre los intereses de la colectividad se ponderan “la competencia y la oposición”.

Este es el mundo del “capitalismo salvaje” observó, donde la desigualdad crece pero también la soledad y la dificultad para entenderse y comunicarse con los demás.

En este mundo de migrantes y de diversidad sexual, tomó dos ejemplos, nos cuesta mucho la convivencia, la aceptación y la comprensión de los otros.

Para ello se requiere una “ética de la alteridad”, dijo, misma que recuperó en su exposición (convocada y organizada por la Academia de Filosofía de la Moral), de entre otros pensadores y pensadoras contemporáneos: Hanna Arendt, Agnes Heller y Richard Sennett.

Abundó sobre este último, al señalar que el sociólogo habla de la dificultad de establecer no solo lazos sino compromisos estables en un mundo donde, por ejemplo los trabajadores, “no duran más de seis meses” en un puesto laboral, pues “los están cambiando constantemente”.

“Ya no se tiene una ética del trabajo”, de los compromisos que antes se establecían entre un sindicato y la patronal, y cuyo cumplimiento generaba un desarrollo “con menos pobreza y con más justicia”.

Se plantea entonces desde una perspectiva republicana “la dificultad de construir un mundo común entre personas diversas”, que expresan un pluralismo cultural e ideológico “como debe ser una democracia”, dijo.

Y respecto de la observación de que a pesar de que se señala la existencia de un pluralismo ideológico lo que se difunde es una forma estandarizada de ver el mundo, justo que pondera la competencia y los intereses de la colectividad, y que es el motor de este capitalismo salvaje, comentó que desde la celebración del Consenso de Washington, que se pronunció a favor del adelgazamiento del Estado, del empoderamiento de las grandes compañías trasnacionales y a favor de la financiarización de la economía mundial, hasta la crisis del 2008, se aparejó “un proceso de pensamiento único”.

Recordó sobre el tema al teórico Francis Fukujama, “que trabajaba para el Departamento de Estado –Norteamericano-”, quien anunció “el fin de la historia” luego de la caída del Muro de Berlín y el proceso de la Perestroika en la antigua URSS.

“Y ya no quedaba más alternativa que el mercado libre y el modelo de democracia norteamericano como si todos fuéramos idénticos y tuviéramos las mismas tradiciones o identidades, o fuéramos todos miembros de la misma cultura”, criticó Mendívil.

Sobre la discusión entre el pensamiento único que busca imponerse cada vez con más violencia, y otras vertientes, como la zapatista que busca una oportunidad para que haya “un mundo donde quepan muchos mundos”, observó, “simplemente necesitamos respetarnos más entre nosotros los mexicanos”.

Es necesario dijo, que convivamos con “nuestras diferencias éticas, culturales, de género, lo que sea. Y otorgarnos la igualdad que la ley nos debe otorgar y los derecho sociales básicos que nos permitan una vida digna, pues desgraciadamente esto no es así del todo”.

La población se expresa ya cansada de esperar que este modelo económico funcione y dé resultados, “y no sea como ha sido, una fábrica de pobres sino de alguna forma, demuestre que funcione”.

Observó aquí que tanto Donald Trump como Hillary Clinton, precandidatos por los partidos Republicano y Demócrata a la Presidencia de los Estados Unidos, respectivamente, han dicho que quieren revisar el Tratado de Libre Comercio (TLC) que involucra a México, pero también se han manifestado en contra del TTP, “el famoso” Tratado Transpacífico.

“Es increíble cómo los norteamericanos tienen un sentido crítico que pueden expresar incluso los candidatos a la Presidencia. Y nosotros en México hemos estado sufriendo un modelo basado en ese libre comercio sin barreras, que afecta derechos laborales y ofrece daños ecológicos, etc.”.

Por último, dijo ahora sobre su disciplina, la filosofía, “esperamos eso que en vez de pensarse como una cosa difícil, complicada, abstrusa, loca, pensemos que es una disciplina muy importante porque nos ayuda a entender mejor nuestro mundo y nuestra  relación con los otros”.

Desgraciadamente, agregó José Mendívil, tanto las carreras como las disciplinas humanísticas están siendo “atacadas” por los nuevos modelos educativos que están haciendo desaparecer materias como la historia, la literatura y la filosofía de las preparatorias y las secundarias, “y nos están dejando sin armas para ejercer la crítica y la razón”.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70