Las + Recientes

“Contra las cuerdas” quedan radios comunitarias con Reforma en Telecomunicaciones: Villalpando

“Contra las cuerdas” quedan radios comunitarias con Reforma en Telecomunicaciones: Villalpando

■ Los cambios se plantearon para evitar los monopolios, pero vemos que no es así, asegura

Tacoaradio, radiodifusora comunitaria, ha esperado ya seis años para obtener su permiso de transmisión. Tras la concreción en el Senado de las leyes secundarias en materia de telecomunicaciones, el responsable del proyecto y representante en Zacatecas de la Asociación Mundial de Radios Comunitarias (Amarc), Saúl Antonio Villalpando, dice de las mismas, “son un golpe muy fuerte. Estamos totalmente contra las cuerdas”.

Precisa que aunque la organización tuvo voz al interior de la Comisión de Telecomunicaciones de la Cámara Alta, los resultados son preocupantes porque “nos dijeron sí, sí, sí…y a la mera hora llegan leyes secundarias que en realidad son totalmente en contra de las propuestas que habíamos planteado”.

En este escenario que propone como “muy realista”, dice, será difícil obtener el permiso que han perseguido y aunque no lo cree imposible, lo visibiliza a conseguir en el mediano plazo y con una serie de restricciones.

Recuerda que la reforma en esta materia fue planteada para evitar los monopolios y apoyar la pluralidad “pero en realidad estamos viendo que no es así”.

Tacoaradio está vinculada al Programa de Estudios e Intervención para el Desarrollo Alternativo  (Peida) de la Universidad Autónoma de Zacatecas, aunque precisa, no es esta institución de educación superior la que la sustenta económicamente, aunque recibe de ella cierto apoyo.

La emisora surgió originalmente como un proyecto independiente a iniciativa de un grupo de jóvenes avecinados en la localidad de Tacoaleche en el municipio Guadalupe del estado de Zacatecas, precisa, como deben surgir este tipo de emisoras.

En este momento transmite mediante Internet fundamentalmente música alternativa de diferentes géneros y cápsulas sobre salud, cultura, arte y diversos aspectos sociales de interés para la comunidad, además de dar a conocer los pormenores de los proyectos del Peida, entre otros, los referentes a la Escuela Popular de Arte La Luz.

La opinión de Villalpando acerca de las restricciones que habrá de enfrentar esta radiodifusora, se sustentan entre otros temas destacados,  en el hecho de haber quedado vedada en el nuevo marco legal, la posibilidad para las radios comunitarias de recibir donaciones y realizar contratos de publicidad que puedan ayudarles a sufragar el sostenimiento de este tipo de proyectos.

Precisa que en su caso, por ejemplo, el acudir a las reuniones de la Amarc en la Ciudad de México o aquellas vinculadas con el seguimiento del expediente para lograr su permiso de transmisión ante la Cofetel, se sustenta económicamente en recursos propios. Y mucho del trabajo que se realiza en la emisora es de carácter voluntario.

Actualmente están considerados por la Amarc como un centro de producción, donde sin embargo, son miembros activos y votantes, por lo que están al tanto de lo que ocurre en las discusiones sobre las leyes secundarias en Telecomunicaciones que ahora tocará votar en la Cámara de Diputados, en la no obstante, no esperan grandes cambios a lo ya acordado.

“Ha sido muy preocupante para nosotros esta reforma porque es francamente una aberración. Por desgracia se han movido intereses (económicos) muy altos, mientras que se han dejado de lado todos los aspectos sociales y culturales”.

Dijo que para las radios indígenas, son tema de alerta las sanciones que recibirán quienes transmitan sin permiso, pues en algunos casos, ha sido la única forma en que han podido comunicarse al no poder cumplir los requisitos de ley que se les exigen, ahora habrá sanciones de valuadas en cuotas de miles de salarios mínimos, dijo y cárcel, además de la sustracción del equipo de transmisión.

Refiere un testimonio escuchado de algún integrante de la Amarc procedente de este sector, que al respecto dijo: “nosotros tenemos 10 años de transmitir para ofrecer un servicio comunitario y cuando solicitamos un permiso nos lo niegan porque nos piden un aval económico que sustente nuestras actividades por cinco años, ¿de dónde lo vamos a sacar?”

Criticó también el que algunos senadores hubieran identificado a las radios comunitarias como una “competencia desleal” para las radiodifusoras comerciales o concesionadas, siendo que estas últimas cobran millones y millones por sus espacios publicitarios.

Asimismo señaló como “una grosería” que se hayan destinado para las radios comunitarias e indígenas, el espectro radioeléctrico de menor calidad de transmisión.

A pesar de todo esto en el escenario de Tacoaradio se encuentra la inserción próxima de un noticiero regional, mismo que se encuentra en preparación mediante programa pilotos.

“Estamos hartos de ver mentiras en televisión abierta”, expuso, y agregó que es necesario para una comunidad que se informe por ejemplo, aspectos de importancia para su cotidianidad como “el que los niños van a salir más temprano de las escuelas para que vayan por ellos, que tal calle la están arreglando, ese tipo de funciones de comunicación que la radio comunitaria busca. Que sea una puerta para todos, los que quieran hablar, este sería el medio para que expresen su sentir”.

Sobre lo ocurrido con la que sea conocido como la reforma Telecom Peña-Televisa, dijo “pusieron todo sobre la mesa para que solo unos cuantos lo puedan alcanzar, por desgracia el escaloncito para agarrar lo que está sobre la mesa fueron billetes y billetes, cosa que las radios comunitarias no tenemos”.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70