7.8 C
Zacatecas
viernes, 1 marzo, 2024
spot_img

Érase un espejo criticado por una derecha reflejada en él

Más Leídas

- Publicidad -

Por: BENJAMÍN MOCTEZUMA LONGORIA •

En mi entrega anterior (“El proyecto falso y destructor de la derecha de México”) hablé de cómo la derecha da pasos hacia el pasado, justo porque a él pertenece. Pero, para poder regresar a los tiempos de antes necesita que no se hable de la historia reciente, así podrán presentar como alternativa lo que ya fue un fracaso. Eso consiste en ser retrógrada, conservador, reaccionario. Pero la historia que se construye en México va en sentido contrario y no veo fácil que nos hagan retroceder. 

- Publicidad -

Se equivocan en mucho, principalmente en confundir su propia propaganda con el análisis. Hacen del discurso ideológico el falso conocimiento. por ejemplo: la 4T no es obra de un solo hombre, somos millones de mexicanos que seguimos empujando y sólo hablamos del pasado para entender lo que somos y comparar nuestros logros. Aún así, los retrogradas aseguran que “estábamos mejor cuando estábamos peor”. O sea, que “lo peor es lo mejor”. Ese disparate habla lo mal que están. Es como decir, que la noche es día. O que el corrupto es honrado. ¿Será que los traiciona la conciencia?

Quise retocar algunas ideas por los muchos comentarios que me hicieron llegar. Por lo regular, intento ser didáctico, en entregas de divulgación popular. Por ejemplo: me expresan que siendo periodista apenas toqué el tema de la libertad de expresión. Si vuelven a leer con atención se darán cuenta que hablé de muchos temas a la vez. En un pequeño artículo se tiene que ser breve y, sin embargo, preciso.

Nuestra derecha se queja de lo que hicieron, y de lo que son (persecución, autoritarismo, dictadura, represión, atentados contra la libertad de expresión y de prensa en particular). Igualmente, de que el KKs, y antes decían el “pejelagarto”, el “populista” o “el inquilino del palacio nacional”, (despreciativa, vulgar y groseramente hablando) “descarga todo su odio desde el púlpito de la mañanera”. Quieren boxear y que su rival tenga las manos atadas.

No hablo de la derecha aldeana, sino de sus intelectuales como Denise Dresser, Aguilar Camín, Jesús Silva Herzog, Enrique Krauze, León Krauze, Francisco Martín Moreno. Lo mismo de periodistas alineados por corrupción como los Loret de Mola, López Dóriga, Gómez Leyva, José Cárdenas; de oligarcas empresariales como Gustavo de Hoyos, Claudio X. González, Salinas Pliego; o de jerarcas de los partidos políticos derechistas como Jesús Zambrano, Alejandro Moreno o Marko Cortez.

Es evidente, pretenden pasar por conceptos de análisis científicos los apodos groseros. No es casual que tengan por candidata a una mujer grosera y de expresiones vulgares (mi crítica no es por su condición de mujer, sino por su comportamiento bajo, discriminatorio, racista y despectivo). Resulta indudable, la reiterada propaganda golpista acusa del odio que tienen. Se ven en el espejo, pero no entienden que son lo que critican. De tanta repetición de mentiras, nuestra derecha ya confundió la mentira con la verdad. Por eso afirman que “estábamos mejor cuando estábamos peor”. En esa ilógica la noche es día y la democracia es la dictadura.

Por eso señalé que algunos creen cuestionar cuando piden se pregunte a la ciudadanía como anda su bolsillo. Otros embusteros circulan comparaciones de falsos precios de productos básicos. Cuando ya no tienen argumento suelen afirmar que somos “chairos”, “aplaudidores”, “besamanos”, “fanáticos” del “mesías” y otros falsos argumentos. Pretenden hacer creer que, millones de mexicanos, somos una bola de tontos. No logran percibir que la defensa de la 4T es un acto reivindicador de muchas demandas que se acumularon por décadas, algunas por siglos, de las que tenemos plena conciencia. No se trata de actos de fe, ni de embrujo. A ese proceso, nuestro presidente le llama “el despertar de las conciencias”. 

Esos millones de ciudadanos, que somos mayoría dentro de la sociedad mexicana, enfrentamos diferencias de muchos tipos. Pero tenemos en común la lucha por reducir las desigualdades y elevar los niveles de bienestar; tareas que necesariamente tiene que tocar los intereses económicos y políticos de quienes viven privilegiadamente acosta de la explotación, la corrupción y muchas actividades ilícitas.

En ese contexto, hablan de persecuciones para justificar la impunidad criminal que desean de algunos de ellos, insisten en que se persigue, denosta y se atenta contra la libertad de expresión cuando el presidente aclara y hace valer su derecho de réplica, aún más cuando atentan contra la figura presidencial, se miente impunemente, se tergiversa, se manipula y se crean falsas noticias con toda la mala intensión. Dicho de otra manera, atentan contra la libertad de expresión de nuestro presidente. Quisieran callarlo para que la información manipulada fluya, como drenaje putrefacto en una sola vía. Por eso, sostengo que se paran frente al espejo y critican lo que ven en él, sin querer entender que son lo que critican.

- Publicidad -

Noticias Recomendadas

1 COMENTARIO

Los comentarios están cerrados.

Últimas Noticias

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img