20.4 C
Zacatecas
lunes, 15 julio, 2024
spot_img

Vida y desarrollo de dos instituciones, un libro “de muchas lecturas”, afirman

Más Leídas

- Publicidad -

Por: ALMA RÍOS •

■ La obra de Martín Ornelas deja ver la evolución de la educación superior en Zacatecas, comentan

- Publicidad -

■ Anuncia autor una próxima publicación sobre sus memorias y participación en la Universidad

“Un libro de muchas lecturas”, Vida y desarrollo de dos instituciones: Colegio de San Luis Gonzaga y Universidad Autónoma de Zacatecas, 1754-1980 de Jesús Manuel Martín Ornelas; fue presentado ayer en el Foyer del Teatro Fernando Calderón.

Entre estas visiones se expusieron, la de ser una concatenación de nomenclaturas que refieren una misma institución que iniciara en Zacatecas en 1754, asignada a la orden jesuita por acuerdo del Cabildo como Real Colegio de San Luis Gonzaga, hasta su culminación en Universidad Autónoma de Zacatecas en 1968, teniendo como hilo conductor la historia diversificada de su autonomía, así situada por Jesús Eduardo Cardoso Pérez, o la visión contraria, ofrecida por Rogelio Cárdenas Hernández, cuya observación refirió que en esta sucesión de referentes de la educación superior en Zacatecas no existe continuidad.

En dado caso, propuso el ex rector que los referentes identitarios de los universitarios actuales con la Máxima Casa de Estudios en el estado deben situarse en dos momentos fundacionales: la obtención de su autonomía en 1960 y la realización del Foro de Reforma de 1971.

Entre las aristas encontradas para abordar tanto al libro como a su autor, se expuso, como otro elemento de interés, el carácter de José Manuel Martín Ornelas como protagonista de la historia que relata, agregó.

Ya lo situaría en principio, Raymundo Cárdenas Hernández, moderador de la mesa de presentación, como un pilar fundamental de las transformaciones de la Universidad Autónoma de Zacatecas desde los años 70, y al libro como uno que “deja ver el proceso de evolución y  desarrollo de la educación superior en Zacatecas durante más de dos siglos”.

En palabras de Jesús Eduardo Cardoso Pérez, responsable del Programa de maestría y doctorado en Historia de la UAZ, el libro  fue “hecho desde el oficio de historiar”.

De su composición hizo el recuento, lo integran más de 350 páginas cuya información se encuentra apoyada en casi 800 notas a pie, un dossier fotográfico, seis archivos, entre ellos el General de la Nación (AGN) y el del Congreso del Estado de Zacatecas.

Asimismo, integra referentes de dos colecciones particulares del propio autor, bibliotecas y hemerotecas, que significan más de 150 documentos publicados entre informes, memorias de gobernadores, rectores y directores; libros de actas, entrevistas, proyectos, diarios, boletines, álbumes, panfletos y convocatorias, además de 70 obras de consulta de orden general y particular, citó.

El recuerdo de aquellos años de activismo político de los 70, fue expresado en voz de Javier Cortés Navia, quien lo trajo a colación en diversas anécdotas que involucraron al autor pero también expuso al libro como uno diferente a los que se han escrito sobre la Universidad Autónoma de Zacatecas, mismo que refiere un recuento histórico no sólo de cómo llegó la educación al estado sino al país.

Martín Ornelas agregó al memorial los referentes en agradecimiento a Magdaleno Varela Luján, primer rector de la UAZ; Lázaro Rivera, a su ingreso como estudiante a la preparatoria, director de la institución; Roberto Almanza, director del Departamento de Acción Cultural y quien se encargara de la organización del Foro de Reforma de 1971 y Noé Beltrán, director de la Escuela de Economía en aquellos años, así como a Jesús Manuel Díaz Casas, el rector que consolidó aquella reforma.

También entre sus expresiones de agradecimiento, estuvo la participación de Uriel Márquez Valerio a quien le reconoció su intervención para lograr la autonomía de la UAZ mediante la toma del edificio central en 1960.

Agregó, sobre su trabajo investigativo y en cita a Cuauhtémoc Esparza Sánchez, que no todo está acabado.  Y dejó como tarea una duda sin resolver, ¿por qué Francisco García Salinas, connotado liberal al llevarse la Casa de Estudios a Jerez no incluyó materias con esta orientación?

Por su parte, anunció la próxima elaboración de un libro que referirá sus memorias y participación en la Universidad en los 70. Y volvió a referirse animosamente por el despertar actual de los estudiantes de los que espera se consoliden en organización para que atiendan más allá del caso Ayotzinapa, la problemática de su Universidad, de su estado y su país.

La edición fue apoyada por la Universidad Autónoma de Zacatecas y el Sindicato de Personal Académico de la UAZ.

- Publicidad -

Noticias Recomendadas

Últimas Noticias

- Publicidad -
- Publicidad -