6.8 C
Zacatecas
martes, 7 diciembre, 2021

‘Portales’, de Ernesto Álvarez [exposición en el Museo de Arte Abstracto Manuel Felguérez]

Más Leídas

- Publicidad -

Por: LUIS RIUS CASO* •

La Gualdra 381 / Exposiciones / Escultura

- Publicidad -

 

 

La obra de Ernesto Álvarez se ha caracterizado siempre por su exactitud y calidad estética. Tanto en las piezas urbanas como en las de interiores, estos atributos son constantes y contemplan la elegancia y el vuelo poético, inspirado en el tratamiento abstracto de los registros reconocibles de los temas recreados, así como en la economía y pulcritud de las formas, materiales, colores o pátinas que emplea con singular maestría.

En esta exposición, Ernesto Álvarez aporta a su muy reconocida trayectoria un conjunto de piezas de tamaño pequeño y mediano, emparentadas entre sí por un formato similar que tiende a la redondez. También por estar realizadas con láminas y placas de latón sobrepuestas y presentar pátinas con diversos matices, cada una de ellas, en lugar de pintura añadida. Ernesto Álvarez nos ha acostumbrado a sus producciones con acero inoxidable y bronce fundido, así que ahora nos sorprende con el latón patinado –al que había recurrido con éxito varios años atrás—, que le permite lograr una calidad exquisita en las soluciones matéricas, formales y cromáticas.

Predominan los portales con una oquedad al centro, que en dos casos se conecta con aberturas que simulan una cerradura (Portal 6) o un motivo vegetal (Portal 4). Entre los portales o se encuentra Resplandor solar, una obra que resuelve mediante el movimiento interno en las placas y el color, la ilusión del resplandor, y ejemplifica la capacidad de este artista de transmitir efectos, emociones y sensaciones a través de su geometrismo tamizado, de líneas rectas y curvas (más las segundas, en esta muestra), que unen idea y emoción.

Dos espléndidos vórtices y una ola brindan interesantes similitudes formales. Los primeros recrean los remolinos en diferentes posiciones, uno abierto en una media espiral y otro perfilado en vertical. La ola, a su vez, es un alarde de abstracción y economía en su bella ejecución y en el movimiento sugerido por las láminas de distintos tamaños, curvadas en sus extremos, que parten de un mismo centro.

Sorprende y admira también, con su elegante belleza, un templo ojival que apunta a lo alto, como la espiritualidad que expresa Ernesto Álvarez en su obra en general, y en este conjunto en particular. Los portales nos invitan a ver más allá de lo cotidiano, de la prosa de la vida, y a conectarnos con otras dimensiones y planos de conciencia, a los que se accede a partir del recogimiento, la meditación, el ejercicio espiritual.

Es importante subrayar que la eficacia de estos portales, en su función de contribuir a modificar nuestra percepción y estado de conciencia, radica en sus méritos estéticos y artísticos. Estos atributos nos atrapan de inmediato, en un primer momento en que prevalece el pulso de nuestras sensaciones, y en un segundo momento nos invitan a establecer nuevas relaciones y simbolizaciones.

Distingo lo estético de lo artístico porque la primera categoría es más amplia; se refiere a la apropiación que hacemos de la realidad, a partir de los datos de la sensibilidad. Un paisaje, una persona, un objeto nos parecen bellos o feos, por ejemplo, y no necesariamente son arte. Un mandala puede ser muy hermoso, sin ser una obra artística. Pero en el caso de Ernesto Álvarez, la estética es un valor constante incorporado a lo fundamental: la obra de arte altamente especializada, tanto en su conceptualización como en su realización.

Varios artistas modernos y contemporáneos, proclives a la simplificación formal, a la abstracción y a la geometría, dura y sensible, han procurado lo espiritual y el cruce de dimensiones. Con la fuerza de su talento y originalidad, Ernesto Álvarez forma parte de esta selecta genealogía. Así lo demuestra su amplia y muy reconocida trayectoria y así lo confirman estas verdaderas joyas.

 

*Texto de sala en la exposición Portales.   

 

 

 

ERNESTO ÁLVAREZ

Nace en la Ciudad de México en 1955. Realiza estudios de licenciatura y posgrado en la Escuela Nacional de Artes Plásticas en la Universidad Nacional Autónoma de México. Desde entonces ha realizado varias exposiciones individuales como Recinto en el Museo de Arte Moderno y participado en más de 200 exposiciones colectivas en México y países como Estados Unidos, Japón, Corea, Polonia, Ecuador, entre otros. Ha sido acreedor a varios premios y distinciones como: el Premio otorgado en el 7ª Gran Premio Henry Moore en Japón, Premio Especial en la Trienal de Escultura Internacional Osaka, Japón, beca otorgada por la Fundación Pollock-Krasner en Nueva York, el ingreso al Sistema Nacional de Creadores de Arte, del CNCA, entre otros. Su obra forma parte de colecciones como: Museo al aire libre Utsukushi-ga-hara, Japón y Fundación Cultural Osaka, Japón, entre otros.

 

 

- Publicidad -
- Publicidad -

Noticias Recomendadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias