23.6 C
Zacatecas
lunes, 22 julio, 2024
spot_img

Subjetivaciones rockeras / Nada nuevo hay bajo el sol

Más Leídas

- Publicidad -

Por: FEDERICO PRIAPO CHEW ARAIZA •

Mencionaba en mi participación anterior que hoy como nunca, gracias a la internet, podemos acceder no a un caudal, sino a un torrente -inimaginable hace apenas 25 o 30 años-, de propuestas musicales; esas alternativas que se nos ofrecen en todos los estilos y géneros musicales, habidos y por haber, pueden llegar a ser verdaderas revelaciones que despierten nuestra, en muchas ocasiones, adormilada capacidad de asombro, y estimulen sobremanera la disposición imaginativa. Lamentablemente, estas gratas sorpresas son bastante escasas.

- Publicidad -

Una gran cantidad de las propuestas subidas a la red suele ser proyectos en ciernes, en los que se vislumbra una posible consolidación, o en los que se asoma el dejo de una interesante personalidad que se consolidará con el pasar de los años; propuestas muy improvisadas, sin pies ni cabeza, o simple y llana paja. Vale mencionar que muchos movimientos que han cobrado cierto auge o que han representado llamaradas de petate emergen de la web; estos estilos llegan a jóvenes ávidos de opciones con las cuales identificarse, y que en cierta manera les ayuden a conformar una personalidad que les permita destacar dentro del grupo social al que pertenecen.

Por lo anterior, no es raro encontrarnos con chicas y chicos que van con la idea de que aquel movimiento con el que se sienten identificados es el verdadero hilo negro; que nada había antes de lo que ellos escuchan; que la corriente por la que sienten afinidad vino e hizo borrón y cuenta nueva a todo lo que anteriormente se hacía; que todos los que le antecedieron vivieron, desgraciadamente, en el error. Estas posturas, desde luego, están equivocadas y responden a un profundo desconocimiento sobre los movimientos juveniles sociales, culturales, artísticos y musicales que se desarrollaron en las décadas pasadas, sin embargo, también resultan, en determinada medida, simpáticas, pues, a fin de cuentas, todos, en nuestra adolescencia y juventud, tenemos derecho a ser impetuosos y a equivocarnos en ciertos aspectos.

Entonces qué queda hacer al respecto, ¿dejar que ellos vivan en su creencia? Están en la libertad de hacerlo si así lo prefieren, e incluso, si al darse cuenta de que hay una intensa e interesante historia detrás de lo que ellos defienden, prefieren mantener su postura, es totalmente respetable. Entreveo varias opciones, serían aun más interesantes: la primera sería encontrar la disposición en alguno de ellos para platicar sobre el tema, sobre la historia del rock (que es lo que a esta participación le atañe) y sobre todos sus movimientos, subgéneros y estilos; seguramente encontraremos en más de uno de estos jóvenes la curiosidad suficiente para moverlos a indagar más al respecto. A fin de cuentas, pienso que muchos de nosotros, sobre todo en nuestra adolescencia y juventud, tuvimos la oportunidad de platicar con algún joven o adulto apasionado por el rock, que nos brindó sus luces y sus impresiones en lo que respecta al movimiento, o acerca de algunos grupos en lo particular, lo que nos llevó a conocer nuevos horizontes sonoros que, con el pasar de los años, se ensancharon cada vez más.

Otra opción que, creo, abona en buena medida a orientar y dar mejor cauce, no sólo para conocer los antecedentes de un movimiento o estilo determinado del rock, sino también para saber qué escuchar, sin temor a perder el tiempo con propuestas presuntuosas y poco sustanciosas, es la de regresar a los clásicos (al más puro estilo de la literatura). Gracias al conocimiento de ellos, nos daremos cuenta, en primer término, de que lo que hoy se hace y se cree que es lo más innovador jamás visto tiene profundos antecedentes en uno y otro momento de la historia, también de que el fenómeno de los híbridos en el rock responde en algunos casos a la excepción que rompe la regla, y en otros, a la bien realizada y pensada síntesis que se hace de una diversidad de estilos musicales que ya se desarrollaban con anterioridad. En otras palabras, con los clásicos re-conoceremos que nada nuevo hay bajo el sol, y que lo que viene a sorprendernos en el rock es la capacidad de fusionar y enriquecer, con diversas influencias, propuestas que ya se han aplicado con éxito; también el profesionalismo en la ejecución de cada uno de los instrumentos; la calidad interpretativa, de tesitura y coloratura de la voz en las y los cantantes, y/o la capacidad de recrear paisajes sonoros novedosos o que respondan a las necesidades del momento que vivimos. Los clásicos ofrecen un universo pletórico de opciones, muchas de ellas inimaginables, pero la sugerencia respetuosa es la de tampoco encajonarse en los clásicos, sino alternar lo que escuchamos entre lo pasado y lo que actualmente se hace.

Otra propuesta que a mí me parece muy interesante para saber lo que debemos escuchar, sin extraviarnos y sin correr el riesgo de perder el tiempo (aunque quizá no sea tan descabellada la idea, en este sentido, de darse el tiempo de perder el tiempo, a fin de cuentas, también es bueno conocer lo que no vale mucho la pena, para distinguirlo de lo que realmente la vale. Creo que eso enriquecerá nuestro bagaje y contribuirá a nutrir y a refinar nuestros gustos), es la de recurrir a la abundante e interesante bibliografía que sobre el rock se ha escrito. No son, ni en lo más mínimo, escasos los libros que se han redactado sobre el rock y su historia; sus consecuencias sociales, culturales y artísticas; sobre el género, subgéneros y estilos específicos; acerca de importantes e influyentes agrupaciones y personajes tan variados como interesantes, y todo tipo de reflexiones y críticas generadas por el rock. A eso habremos de añadir la también copiosa cantidad de revistas, filmografía y expresiones artísticas de todo tipo que al respecto se han creado. Me refiero a una de las más grandes virtudes que encuentro en este género musical, pero de ello, si me lo permiten, platicaré en mi próxima participación.

- Publicidad -

Noticias Recomendadas

Últimas Noticias

- Publicidad -
- Publicidad -