13.8 C
Zacatecas
domingo, 14 julio, 2024
spot_img

Tercer Concurso de Calaveras Literarias

Más Leídas

- Publicidad -

Por: Admin •

CALACA A AMALIA

- Publicidad -

 

La calaca en la cárcel a Amalia se encontró

y de súbito le preguntó:

¿es cierto que te compraste un castillo y muchas cosas de a montón?

Amalia asustada le contestó:

mentiras, eso es obra de Obrador, lo único que yo quería

era sacar a los zacatecanos pa’ adelante y bailar un rock & roll

 

El PRI me reclama muchas cosas que ni un tostón costó,

pero, eso sí, Alonso se fue a ver a Elton John.

La pobre calaca le respondió:

ay pobre Amalia, de ese puesto nada te quedó,

porque ahora la parca te llevará a un lugar mejor.

¿A dónde?, Amalia preguntó.

Donde está Alonso, dando un revisón

a esas cuentas que en blanco dejé yo,

y sin presupuesto el PRI se quedó.

 

Ay Amalita, cómo lloro yo

por ese cinismo que tienes y que tanto quisiera yo.

Ay pobre amiga, tan flaca te quedaste y muy inflada quede yo

con todo lo que me llevé, y que me reclaman hoy.

Ay, grita la parca, ahí viene Alonso, para reclamarme el porqué te tengo hoy,

y quisiera le entregaras ese dinero que tienes en tu mansión.

 

Amalia a la flaca contestó:

si yo quisiera, traería a Juanga hoy, pa’ que vean cuánto lo apoyo yo

con los estadios llenos, y mucha gente en el reventón,

porque, eso sí calaquita, de eso no me arrepiento hoy,

de participar en los desfiles y en los desmanes que provoqué yo,

crítica, llanto y desolación, ay parquita, tan sólo me queda llorar de dolor.

 

La parca a Amalia le preguntó:

¿y qué me dices de Arnoldo, cómo quedó?,

pues supongo que el presupuesto no le alcanzó,

y hasta en la cámara de diputados se presentó

Con exigencias y marchas, los braceros le presentaron se les pague su indemnización.

Arnoldo asustado les respondió: Amalia fue lista porque un préstamo pidió,

y resulta que nada quedó.

 

Arrepentida, Amalia confesó

Ay calaca, como quisiera desaparecerme hoy, y que nadie me encuentre en este rincón,

porque me duele tanto lo que me robé y no me alcanzó,

ya que conseguí que hubiera una revolución en todos los manejos de la legislación.

Enojada, la parca sentenció:

Si no devuelves el dinero, te mueres hoy,

y contigo, el Peje se va al panteón, porque el PRD está en otra dimensión

Adiós mi parquita querida, de mi Zacatecas me despido hoy.

porque le voy a dar vuelo a la hilacha, con todo lo que me llevo en mi cuentón.

 

Autores: Verónica Torres y Jhasua Casillas

 

- Publicidad -

Noticias Recomendadas

Últimas Noticias

- Publicidad -
- Publicidad -