Las + Recientes

Un proyecto de cultura con la ciudadanía en movimiento

Un proyecto de cultura con la ciudadanía en movimiento

Posiblemente, Paco Ignacio Taibo II comenzó a vislumbrar un proyecto serio y tangible de cultura que fuera expresión fiel de los ciudadanos en movimiento, porque la disposición social se configuraba, por fin, para echar a andar esta posibilidad acariciada desde décadas anteriores. En las escapaditas que se daba de la redacción de sus libros, verdaderos mamotretos que da pánico soñar, lograba reflexiones muy originales, donde sintetizaba casi la totalidad de las experiencias generadas desde sus andanzas en el movimiento del 68, y luego en el del 71, y luego en el movimiento del sindicalismo independiente, y así, hasta la insurgencia despertada por Andrés Manuel en 2006.
Es conocida la bulliciosa hiperactividad del famoso Paco. Es un pensador y militante distinto, cuya coherencia proviene de otros derroteros: afín a la autogestión, a los consejos obreros y a los buenos libros, y también a empresas bizarras, como las concentradas en la producción de comics de vena inteligente o la producción de películas cuyo tema esencial es la clase obrera rebelde. Casi siempre impresiona porsu variedad de ricas opiniones acerca de los temas más diversos.
O sea, opinar acerca de Paco no es asunto de ocurrentes. Muchos ven de soslayosu punto de vista, al considerarlo travieso y rebelde, impulsor de los programas políticos más locochones y descabellados. Pero esa, por lo general, suele ser una opinión muy pobre que minusvalora la fuerza de un espíritu innovador, dispuesto a arriesgar el todo por lo mejor, sin admitir que los acontecimientos más candentes sean diluidos por el ambiente plácido de la burocracia.
Desde mi punto de vista Taibo II es, literalmente, un peso completo que piensa con la lucidez de los grandes dirigentes obreros que fueron guías de la clase trabajadora y los movimientos populares en Europa y América Latinade los siglos XIX y XX. Me atrevo a asegurar que el espíritu culterano de los anarquistas más célebres de hace más de un siglo, con la rebeldía de su pluma y la hondura de sus lecturas exquisitas, se manifiesta asombrosamente en este intelectual que se ha especializado en la historia de las revoluciones de México.
Y bien, del 2006 al 2018Paco desplegó una actividad cultural que pocos pueden omitir, por la amplitud de su convocatoria. Dio preferencia a la agitación de las conciencias, al rehabilitar la narrativa más precisa y autónoma de los sucesos de la Independencia, la Reforma y la Revolución con un sentido crítico, lejos de los párrafos inútiles con que nos educó el régimen de la burocracia educativa. Ciertamente, no todos nacen con la imaginación, la sabiduría, el talento y la enjundia de Vasconcelos o el genio operativo de Torres Bodet, pero Taibo II quiere demostrar que cómo chingados no, y animaba a las decenas o centenas de asistentes de sus conferencias en la capital del país o en la provincia, para que leyeran y regresaran a las páginas turbiamente encriptadas de nuestra historia patria, repletas de lecciones donde los hombres se imponían no sólo por su decisión, sino también por la calidad de sus iniciativas, y se daba importancia a la movilización de los más pobres.
Por supuesto, estoy haciendo una suma a vuelo de pájaro de algunas actividades con que fue reconocido por primera vez el gordo Taibo II por los mexicanos más humildes. Obsérvese que la naturaleza de sus actividades chocaba desde suorigen con las versiones taimadas que refuerzan el dominio del discurso oficial de los funcionarios del Estado.
Es claro que estas iniciativas no sólo inquietaban a la caterva conservadora que domina el sistema político nacional, por medio del punto de vista de periodistas e intelectuales chafas y conservadores que pululan como ratas hambrientas por el presupuesto del Estado. La naturaleza de las afirmaciones deTaibo II también molestaba o hasta ofendía a los dirigentes más pacatos del PRD, y aún años después a los intrusos oportunistas que ingresaron al Morena. Y, me imagino, igualmente a los invitados de último momento en la campaña del Peje, provenientes de la insípida clase política mexicana y aún de sectores de la burguesía que ahora, no sé por qué, han sido amablemente denominados: “sectores progresistas del empresariado”. ¿Es progresista el fondo de inversionesBlackRock? ¿Es progresista el consorcio de Slim?Vaya, ¿es progresista Romo?
En resumidas cuentas, a nuestro autor y dirigente cultural le prepararon una medicina de caballo para quele bajara a sus pretensiones y aminorara su presencia en la CdMx y en el resto de la República. ¿Cómo podía hacerse compatible un programa culturalque provenía de las tradiciones consejistas y autogestionarias, asentadas en su eterna consigna de huelga general, yel poder dual, la democracia directa y las votaciones a mano alzada, con la pusilanimidad desmovilizadora de la visión electoralista? Debo recordar que cuando Andrés Manuel fue declarado Presidente Legítimo convocó a sus seguidores a votar por el método de “mano alzada”, tradición que proviene de los communards y de las tradiciones más ricas de la clase trabajadora europea. Pienso que Paco pudo, en ese momento, influir a favor de esta modalidad para votar. Como diría el gordo sabio: ¿Y por qué chingados no? ■

Continuará

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70