Las mejores armas son la razón, la verdad y la justicia: José Manuel Mireles

Las mejores armas son la razón, la verdad y la justicia: José Manuel Mireles
José Manuel Mireles y el Rector de la UAZ, Antonio Guzmán FOTO: ALEJANDRO ORTEGA NERI

Visitó Zacatecas para presentar su libro Todos somos autodefensas

Estuvo en cautiverio por tres años acusado se sedición y por haber levantado a su pueblo en armas para defenderse del crimen organizado en Michoacán

Al más tradicional estilo de la literatura carcelaria nació el libro Todos somos autodefensas (Grijalbo 2017) de José Manuel Mireles, quien estuvo en cautiverio por tres años acusado se sedición y por haber levantado a su pueblo en armas para defenderse del crimen organizado en Michoacán.

Escrito en un rollo de papel higiénico, con un lápiz sin borrador y reciclando cartas que le enviaba gente de distintas partes de la República y el mundo, el Doctor Mireles decidió contar su historia y la de su pueblo en una batalla encarnizada que aún, ha dicho, no termina.

José Manuel Mireles estuvo en Zacatecas el fin de semana para presentar al público zacatecano su testimonio. Ante autoridades universitarias encabezadas por el Rector de la Máxima Casa de Estudios de la entidad, Antonio Guzmán Fernández, y priístas veteranos como el ex gobernador Arturo Romo Gutiérrez.

El ex líder de los autodefensas manifestó que lo vivido en la Tierra Caliente es una situación muy difícil que no quiere que jamás se repita y ese es el objetivo principal de haber escrito el libro en aquella celda de un penal sinaloense. “Está hecho para que los jóvenes y académicos se empapen de todo lo que sucede cuando una comunidad está siendo abandonada por el Estado” dijo, y agregó que se persigue el fin de que las futuras generaciones sepan lo que les pasó a ellos y para que nunca se vuelva a escribir un libro igual ni vuelvan a tomar las armas, porque ese fue el único camino que les dejaron a ellos.

Es un libro escrito con el dolor, con el miedo que tuvo tiempo de sentir cuando lo escribía en el pequeño cuarto de ese penal. Porque cuando inició la lucha, el Doctor Mireles ha detallado, ese día el miedo fue irrelevante. Sólo venciendo sus temores como pueblo pudieron convertirse en los seres más grandes de Tepalcatepec.

El testimonio no ahonda en batallas para no abrir sus heridas, ha dicho en más de una ocasión. Y reconoce que el camino de las armas no era el indicado pero no tenían otro. “Sobre nuestros hombros descansa la responsabilidad de cuidar la herencia sagrada que nos dejaron los héroes de la Independencia, de la Reforma y la Revolución. Toda la lucha fue con las armas que me enseñaron a usar desde que yo tenía uso de razón. Me enseñaron que las mejores armas son la razón, la verdad y la justicia”, manifestó el médico.

El activista narró al público reunido en el auditorio de la Unidad Académica de Derecho de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ) los horrores que padecían los habitantes de Tepalcatepec, desde la extorsión a los pequeños empresarios a quienes les pedían 30 mil pesos mensuales, los asesinatos a plena luz del día y frente a los ojos del pueblo, hasta las violaciones y asesinatos de niñas de las primarias y secundarias del lugar.

“No había más remedio – justificó-. Asesinaron a mi madre, secuestraron a mi hermana. ¿Qué creen que sentíamos nosotros cuando estos secuestradores desayunaban con los policías del lugar y se burlaban de nosotros?” Si hubieran sabido desde un principio, comentó, que el gobierno era socio de los criminales, desde ese momento se hubieran ido del pueblo con su familia.

“Ya no se podría respirar el mismo aire, era imposible. Tuvimos que hacer lo que nos correspondía hacer. El día que tomamos la decisión de morir luchando, ese día el miedo y el valor fueron irrelevantes, eso es mental. La persona que tiene miedo muere todos los días de su vida, los que no tienen miedo mueren una sola vez”, sentenció el activista michoacano.

Algunos balazos en el cuerpo, víctima de 7 emboscadas y un avionazo, es a lo que ha sobrevivido Mireles, quien además fue encarcelado por el gobierno mexicano durante 3 años, en los que padeció también de enfermedades del corazón “son los mismos hijos de la chingada –dijo refiriéndose al gobierno- cuando van a acabar con el crimen si ellos son los que lo están organizando”

Mireles manifestó que no han dejado de existir las autodefensas, que el gobierno mexicano los quiere bloquear mediáticamente pero no puede. Según Pablo Alarcón, prologuista del libro y académico de la UNAM, el libro de Mireles es de un valor histórico inigualable porque permite acercarse a la parte más humana y sensible de este acontecimiento, sin embargo, es apenas un primer capítulo porque el movimiento de las autodefensas no ha terminado, la historia y la lucha continúan. El testimonio de Mireles dice Alarcón, es la dignidad que necesita el país para avanzar.

Todos somos autodefensas es pues la historia de un médico cirujano que cambió el bisturí por el fusil para defender a su pueblo, familia y amigos. En él se narran duros episodios a los que se enfrentó y abarca desde el surgimiento de las autodefensas en 2013, hasta ser detenido y encarcelado. “Nadie en el mundo tiene derecho a escribir nuestra historia, sólo los que la vivimos” ha dicho el médico que ahora ve jugar a sus nietos a los narcos contra los autodefensas y a los niños de las escuelas vestidos como él, un playera blanca, un chaleco negro y un sombrero del mismo color.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70