Las + Recientes

Editorial Gualdreño 258 Antonio Presti, el mecenas siciliano contra la mafia

Editorial Gualdreño 258 Antonio Presti, el mecenas siciliano contra la mafia
Antonio Presti en la Fiumara d'Arte. Foto de Milo Floramo Antonio Presti nació en Messina, Sicilia, Italia, el 12 de mayo de 1957. Es el presidente de la Fundación Fiumara d'Arte. Desde que heredó la fortuna de su padre, a los 24 años, ha tenido la convicción de no hacer ningún tipo de trato ni concesión con la mafia, lo que le ha traído múltiples problemas; y aunque ha sido víctima de varios atentados, eso no ha sido suficiente para frenar su proyecto de educación y sensibilización artística. Este mecenas ha invertido su patrimonio en un proyecto que consiste en apoyar la educación, la creación y la difusión del arte en territorio siciliano. [Una entrevista con Antonio Presti, en páginas centrales]

Antonio Presti es uno de los coleccionistas más importantes de Italia; este hombre siciliano ha dedicado no sólo su vida, sino su fortuna a difundir el arte en el territorio italiano. Cuando era muy joven, a la edad de 24 años, perdió su padre, un prominente empresario de la construcción; de la noche a la mañana se encontraba solo, con una gran fortuna en sus manos, acechado por la mafia siciliana, a la que le hubiera encantado “colaborar” en la administración de los bienes recibidos en herencia. No fue así. Presti tuvo claro desde el principio que la mafia no tocaría uno solo de sus centavos –que a decir verdad, eran millones-; eso, y que su pasión por el arte es el motor de su vida, era lo único que tenía claro en ese momento.

Lo conocí el mes pasado durante la inauguración de las exposiciones de artistas zacatecanos en San Piero Patti, una ciudad que pertenece a la provincia de Messina en Sicilia, Italia. Llegó al Ex convento dei Carmelitani acompañado por la periodista y crítica de arte Adriana Polveroni y me cautivó –debo decirlo- el mensaje que dio en el momento de la inauguración; habló sobre la importancia de generar conocimiento y de sensibilizar a través del arte a la niñez y la juventud sicilianas. “¿Dónde están los niños? No veo niños en esta exposición”, dijo cuando inició su mensaje el que el día de hoy es considerado también como uno de los mecenas más importantes de Europa. Yo sabía algunos datos de él, sabía que era el director de la Fundación Fiumara d’Arte y que Miguel Mora Díaz, del diario El País, se había referido a él como un personaje muy importante que durante 30 años había gastado “gran parte de su fortuna en proyectos artísticos. Desafiando a las convenciones habituales, a la corrupción y a la Cosa Nostra, busca ayudar a la gente a ‘respetar su territorio’ y a ‘encontrar su identidad y el orgullo a través de la belleza’”.

Escucharlo en ese primer mensaje, en el que habló de su devoción por la belleza y de los esfuerzos que sigue haciendo a través de su fundación por rescatar de los mafiosos a la juventud, me hizo pensar que esos modelos exitosos, ya comprobados, pueden replicarse en nuestro territorio, tan golpeado últimamente por la violencia. Conocer su historia, además, me hizo recordar inevitablemente una magnífica novela de Jaime Mesa, Los predilectos, en la que habla precisamente de esas personas –porque las hay- que a muy temprana edad llegan a tener una fortuna tal que de ella podrían vivir las siguientes 10 generaciones de su familia. Antonio Presti es también un “predilecto” y no es producto de la ficción, es un hombre cabal, generoso y con una inteligencia prodigiosa que le ha permitido gozar hasta las últimas consecuencias con lo que hace.

Sí es, sin embargo, producto de la pasión que lo mueve: el arte y la belleza; él mismo es el reflejo de que su estrategia de invertir su fortuna en proyectos educativos y artísticos ha sido exitosa. Ha sobrevivido a tres atentados, me lo dijo en entrevista, y ese hecho no ha frenado su firme convicción de no ceder ante las presiones de la mafia; por el contrario, eso y los conflictos legales en los que ha entrado con las instancias gubernamentales -por no pedir permiso para seguir con su proyecto escultórico monumental en el territorio siciliano-, parecen motivarlo más. Está convencido de que el arte puede contribuir a que la violencia, la migración y la descomposición del tejido social se frenen.

Si en Sicilia se hace eso actualmente, si ya se hizo el siglo pasado en Colombia en los momentos más álgidos de violencia en Medellín; la pregunta es ¿podrá hacerse aquí? No lo dudo. Sé que no será fácil y que lo que necesitamos primero es convencer a quienes pueden convertirse no en donatarios o mecenas, sino en agentes de cambio, en protagonistas de esta “ruta de restitución” como Presti la llama.

En esta edición, le compartimos una entrevista con él. Afirmaba hace unos días que ésta es una de las entrevistas más emotivas que he tenido la oportunidad de realizar y es cierto. ¿Cómo no emocionarse ante este tipo de acciones emprendidas por una sola persona y que además han sido exitosas? La frase “El verdadero terrorista es el que evita a toda costa que los jóvenes tengan un libro en sus manos” es contundente, como la vida de Antonio Presti, como su historia.

Que disfrute su lectura.

 

Jánea Estrada Lazarín

[email protected]

https://issuu.com/lajornadazacatecas.com.mx/docs/la_gualdra-258

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70