Hoy el Spauaz decide si estalla o no la huelga en la Universidad

Hoy el Spauaz decide si estalla o no la huelga en la Universidad
Este lunes se celebró la tercera Asamblea General del Sindicato de Personal Académico ■ fotos: cortesía spauaz

■ Rechazan respuesta de Rectoría; en el plebiscito podrán participar 2 mil 920 docentes

■ Califican como irresponsable la forma en que el Rector ha conducido la institución y su manera de intervenir en el sindicato

■ En caso de ganar el sí, el movimiento huelguista iniciaría este miércoles a las 12 horas

 

Ante el llamado que hizo la Rectoría de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ) para “votar responsablemente” por el no a la huelga, en el plebiscito de este martes, profesores respondieron que lo irresponsable son “sus respuestas, su manera de intervenir en el sindicato y la forma en que ha conducido a la institución”.

Contrario al exhorto del Rector Antonio Guzmán Fernández, los docentes se han pronunciado a favor de la huelga debido a que no hay atención a la mayoría de las demandas y en muy pocas hay respuestas satisfactorias.

Durante la tercera Asamblea General del Sindicato de Personal Académico (Spauaz), los profesores propusieron que, en el plebiscito de este martes (en el que podrán participar alrededor de 2 mil 920 docentes) se incluya una papeleta en la que los docentes manifiesten su disposición para sancionar con la desafiliación al ex secretario Crescenciano Sánchez Pérez y al propio Rector “por haber modificado ilegalmente el Contrato Colectivo”.

Enrique Viramontes, refirió que “el Rector está haciendo su labor. Está en campaña por el no a la huelga, pero mi impresión es que siente pasos él y su grupo más cercano y que puede desestabilizarse. En la historia que nos cuenta de todos los logros que ha hecho, yo lo que veo es toda la retención de subsidio que le ha hecho Hacienda y el ISSSTE y que no ha podido detener”.

Es decir, todo el esfuerzo para regularizar la situación con ambos organismos, dijo, no es porque haya hecho gestiones, sino porque se le ha retenido el subsidio y es por ello que ha pagado.

Docentes se han pronunciado a favor de la huelga porque no hay atención a la mayoría de las demandas

Consideró que, una huelga de dos, tres cuatro días puede lograr la resolución de varias demandas importantes como las cargas de trabajo y el convenio de pago de adeudo con el ISSSTE.

“La respuesta que da el Rector es una burla, se lo saca de la manga. No hay ningún documento en donde nos diga que van a aperturar cuentas. Además, no hay respuesta documental del ISSSTE para eso”, dijo Viramontes.

Por su parte, Carlos Reveles Delijorge se refirió al Rector como “un regordete que se hace pasar por un muchacho onda, pero que está instrumentando políticas perversas y miserables para dar satisfacción a la incapacidad del régimen mexicano para dar solución a los problemas de los trabajadores”.

“El hecho real es que estas dos personas cometieron un hecho imperdonable que no puede quedar impune y que mínimamente, los sindicalizados, tenemos el derecho de reprobar explícitamente esos comportamientos”.

Aunado a ello, refirió que el subsidio ordinario que recibe la Universidad comenzará a fracturarse en el mes de junio, lo que obligará a un nuevo emplazamiento a huelga. Es decir, “estamos en una dinámica de destrucción de la universidad pública y de continuación de la violación de los derechos de los trabajadores”.

Aseguró que el convenio que suscribieron la Rectoría y el Gobierno Federal, pretende el despido de decenas de docentes con el argumento de que el presupuesto no es suficiente y no serán asignados recursos extraordinarios.

Ante esa situación, Reveles Delijorge advirtió que la estrategia consiste en fomentar confrontaciones entre los docentes: a los jóvenes les dirán que despedirán a los viejos; a los viejos les dirán que prescindirán de los tiempos determinados; y a los activos les propondrán vender sus prestaciones.

Rolando Alvarado aseguró que la Rectoría no ha dado respuesta al 50 por ciento de las peticiones que integran el pliego petitorio y el 25 por ciento corresponden a respuestas insatisfactorias. El resto tiene que ver con resoluciones concretas. “Es decir, prácticamente todo lo que pedimos está en estado insatisfactorio”.

Afirmó que la única manera para lograr más demandas es la huelga, porque de lo contrario la administración central no responderá ni cumplirá muchas de sus promesas, lo que es evidente porque en este momento persisten incumplimientos del año pasado y antecesores.

Desde su punto de vista, la Rectoría pretende salvar la situación con el pago de algunos incumplimientos, pero hay otros aspectos que se refieren a problemas de largo plazo que no ha respondido, entre ellos los cambios de categoría y nivel.

“Dijo que no hay cambios de categoría, pero con una huelga sí se pueden sacar. Eso lo hicimos con Armando Silva y se le sacaron los cambios de categoría y también 30 millones para seguridad social”, agregó Alvarado.

Reiteró entonces que la huelga es la única manera en que se podrán negociar los cambios de categoría, pues “implica que la administración se ponga a trabajar, porque su discurso monotemático es que no tiene. Es como el síndrome del estreñido: se esfuerzan mucho pero no sale nada”.

El plebiscito para votar a favor o en contra de la huelga se llevará a cabo este martes entre las 8 y las 18 horas, en las instalaciones del Spauaz. En caso de ganar el sí, el movimiento huelguista iniciaría este miércoles a las 12 horas.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70