Cambio de gobierno a nivel federal y municipios, causa de aumento reciente de la violencia: SSP

Cambio de gobierno a nivel federal y municipios, causa de aumento reciente de la violencia: SSP
El secretario de Seguridad Pública, Ismael Camberos Hernández ■ foto: la jornada zacatecas

■ “Grupos delictivos aprovechan estos periodos de relevo para tratar de acomodarse y expandirse”

■ Agresiones a comandancias son una forma de intimidación y la respuesta de los grupos delictivos a la negativa de los agentes de trabajar para ellos

■ En lo que va del año ha habido cuatro ataques a instalaciones de policía municipal; el pasado domingo privaron de la libertad a un policía de Calera

 

La proximidad del cambio de Gobierno Federal y los relevos que hace dos meses se dieron en los ayuntamientos de la entidad son las causas a las que se atribuye el incremento en la violencia que ha habido en los últimos días, principalmente desde el comienzo de este mes.

El secretario de Seguridad Pública, Ismael Camberos Hernández, aseguró que el aumento en los hechos delictivos es un “fenómeno cíclico que se da antes y después de los cambios de gobierno”.

Al respecto, puntualizó que los cambios a nivel federal y local “influyen para que los grupos traten de acomodarse y expandirse y lo hacen también a base de intimidar a las instituciones policiales más vulnerables que son las municipales”.

Por ello, expuso, se han registrado también varios ataques a las comandancias de seguridad pública en varios ayuntamientos. En concreto, recordó que en lo que va de 2018 se han perpetrado cuatro agresiones armadas en contra de las instalaciones de policías municipales.

En febrero, dijo, estos hechos ocurrieron en Miguel Auza, en julio fue en Ojocaliente, en octubre se dio en contra de la dirección de seguridad de Juan Aldama y este mes de noviembre el blanco volvió a ser la corporación de Morelos.

El secretario agregó que los integrantes de las policías municipales han sido víctimas de amenazas por parte de grupos de la delincuencia organizada que buscan involucrar a los agentes en sus actividades ilícitas.

“Sí tenemos conocimiento de que ha habido una presión a los policías municipales y jefes para que, de alguna manera, participen con grupos delincuenciales y, ante la negativa, la respuesta de los grupos ha sido esta intimidación y las amenazas”.

En cuanto a este recrudecimiento de la violencia, Camberos Hernández insistió en que sobre todo en noviembre han destacado las pretensiones de expansión por parte de algunos grupos criminales, las cuales han tenido como consecuencia el incremento de los hechos violentos.

“Hemos tenido, en el inicio del mes principalmente, una tendencia de algunos cárteles, que ya tenían presencia, de ganar terreno. Hay un cartel que está tratando de ganar terreno en el norte, en los municipios de la frontera con Durango, y hay otro que trata de ganar terreno en la zona de los Cañones, específicamente en Apulco y Nochistlán”, puntualizó.

Además, el secretario sostuvo que los elementos policiacos han sido también víctimas de desaparición. El último caso ocurrió hace apenas dos días, el pasado 11 de noviembre, cuando fue reportada la privación ilegal de la libertad de un agente de Calera.

Al respecto, indicó que “el compañero estaba de vacaciones y le tocaba volver a trabajar, pero dos o tres días ante de que sucediera, su pareja reportó que había sido privado de la libertad por unas personas y está en calidad de desaparecido. Es originario de Pánuco y ahí fue donde lo privaron de su libertad”.

Este 2018 también un policía Nochistlán continúa en paradero desconocido, mientras que desde el año pasado permanecen desaparecidos cinco agentes, tres de Enrique Estrada, uno de Nochistlán y otro de Apulco. De elementos estatales, refirió que hay cuatro desaparecidos, dos agentes operativos y dos trabajadores administrativos.

El funcionario hizo referencia a los resultados que el Inegi obtuvo en la Primera Encuesta de Estándares y Capacitación Profesional Policial (Enecap) en los que se advierte que casi el 85 por ciento de los policías del estado, tanto estatales como municipales y ministeriales, tuvieron que invertir de sus recursos propios en la compra de equipamiento para hacer su trabajo.

El secretario sostuvo que, en el caso de la Policía Estatal, se les dota anualmente de uniformes, que incluye la vestimenta completa, el calzado y las gorras, pero “hay algunos dispositivos que en sí no han sido dotados; podríamos hablar de cuestiones en las que algunas veces a los policías les gusta algún tipo de aditamento para llevar las armas”. Pero el equipo básico para el trabajo, resaltó, se les entrega por la institución.

Asimismo, se refirió a la tasa de víctimas y actos de corrupción dentro de las corporaciones de seguridad, en primer término, por “extorsiones de compañeros superiores” y señaló que en la Policía Estatal no han tenido alguna denuncia al respecto.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70