Proceso interno de MORENA ¿ambición o convicción?

Proceso interno de MORENA ¿ambición o convicción?

Algunos se están jugando su futuro político y su permanencia en los puestos de gobierno; algunos otros andan tras un “hueso que roer”, una candidatura o una plurinominal aunque sea a regidor (aunque no sepan que es la famosa “tómbola”); otros cuantos cuántos, andan tras una promesa de empleo; otros, no saben ni lo que andan haciendo, es más ni siquiera están afiliados; otros dicen querer impulsar un respaldo partidario a AMLO; otros aseguran estar dispuestos a formar un partido que verdaderamente represente al pueblo; otros están determinados a desarrollar e instaurar una nueva forma de hacer política; en fin, hay muchas cosas en juego, dependiendo de con que tanta ambición o convicción se vea el proceso interno de Morena.

Vemos un claro debate, diferencias muy marcadas, discusiones, denuncias (algunas con pruebas contundentes y con toda la razón que la ley puede otorgar) y hasta denostaciones entre los “grupos” (aunque estén prohibidos por los estatutos de Morena) que participan en el proceso de renovación; hay que decir, que las diferencias ideológicas, no solo son notorias en el Estado de Zacatecas, es una situación nacional, en cada estado de la República Morena tiene en sus filas a ambiciosos y militantes con la camiseta bien puesta (conste que no digo nombres) que es lo que genera las diferencias; pero esto, hasta cierto punto es normal y sano, pues se trata de un partido plural y de libre pensamiento. Es por ello que se ha tornado todo un “caos” el proceso de renovación de las dirigencias de Morena; pero en realidad se han puesto a pensar, sobre todo los militantes del Movimiento Regeneración Nacional, ¿Qué es lo que en realidad está en juego?

Para responder a la pregunta anterior, la militancia primeramente debe tener claro el motivo de la conformación de Morena, se trata de un partido-movimiento, que se fundó con los ánimos y el empuje de distintas causas sociales y distintas luchas; lo cual hace que la esperanza de cambio de millones de mexicanos recaiga en Morena. Fue un movimiento que decidió constituirse como partido político para poder acceder a los cargos públicos, es decir al poder, con el único fin de derrotar al régimen político corrupto que se estableció en México durante décadas e instaurar una nueva forma de hacer política. Estamos hablando entonces, que Morena fue fundado para ser una alternativa totalmente distinta a los demás partidos políticos y logro un triunfo importante en el 2018.

Para que Morena pudiera conquistar la Presidencia de México, los dirigentes y militantes padecieron muchas cosas. El viejo régimen, cometió fraude contra Morena en distintas ocasiones; utilizó la compra de votos; la manipulación mediática; las amenazas; la intromisión de funcionarios públicos en las elecciones; un sinfín de prácticas deshonestas con las que se valieron para tratar de conservar el poder. Aun y con todo el poder en contra de Morena, logró ganar la Presidencia de México en las elecciones históricas del 2018, todo gracias a la fe, confianza y esperanza que depositaron millones de mexicanos en AMLO y Morena.

Aun y con todo y el triunfo de Morena en 2018, la transformación del país no se dará en automático o en poco tiempo; de igual manera hay que pensar que en los 6 años que estará Andrés Manuel en la Presidencia, el cambio será muy significativo, pero aun faltará otro tiempo para lograr el cambio radical y tan anhelado por los mexicanos. En esa lógica, el trabajo de Morena como partido político, no ha terminado.

Sería un fatal error, que antes de lograr ese cambio tan anhelado, Morena se convirtiera en todo eso que criticó y que le hizo daño en su momento; por lo tanto, dirigentes, militantes y simpatizantes del partido deben seguir los mismos ideales que los impulsaron cuando Morena se fundó; de lo contrario, las y los mexicanos no tendrían una alternativa real entre los partidos políticos que existen.

Hay militantes y ciudadanos que tienen muy clara la situación de que Morena debe seguir representando la esperanza de México; lamentablemente, no solo para los militantes, sino para todos esos millones de ciudadanos que confiaron en el partido, hay actores políticos que quieren construir en Morena únicamente un medio de transporte para ver realizadas sus más egoístas ambiciones, en lugar de construir el partido que debe lograr la transformación del país, y peor aún, en su lucha por la conquista del poder en Morena, repiten exactamente las mismas prácticas por las que Morena está en contra; engaños, coacción, promesa de ayudas o programas sociales, amenazas, manipulación, en fin, sin si quiera ya haber llegado a dirigir Morena, ya demuestran que convertirán al Movimiento Regeneración Nacional en más de lo mismo.

Entonces, el debate que genera la renovación de Morena no se trata de caras, de géneros, de apellidos o de grupos; no es una lucha por el poder; no se trata de un “quítate tú pa’ ponerme yo”; se trata de defender los principios e ideales que dieron origen al partido que derrotó al viejo régimen y no permitir que Morena se convierta en un partido más propiedad de caciques.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ