“Hay una ruptura de los códigos que antes limitaban la comisión de delitos”: Bermeo

“Hay una ruptura de los códigos que antes limitaban la comisión de delitos”: Bermeo

“Para ponerle un coto a la expansión tanto de la delincuencia como de la crueldad con que se están cometiendo los crímenes actualmente, y que constituye un fenómeno social total, hay que analizarlo en toda su complejidad”. La intervención también requiere como un elemento central, que la sociedad se involucre de manera sistemática y permanente, dijo Ricardo Bermeo Padilla, integrante de la organización de la sociedad civil, Zacatecanos por la paz.

Interrogado sobre el fenómeno que apareja el involucramiento cada vez más reiterado de menores de edad y de menos años de vida, tanto como perpetradores de crímenes como de víctimas en los mismos, el activista por los derechos humanos trajo a colación que en la Ley General en Materia de Desaparición Forzada, Desaparición cometida por Particulares y del Sistema Nacional de Búsqueda de Personas, fue integrado como “un elemento fundamental” el denominado “análisis de contexto”, mediante el que se visibilizan los patrones de la comisión de los delitos, y asimismo el análisis victimológico, “a quiénes afecta y cómo los está afectando”.

La semana anterior, en un mismo día, perdieron la vida tras ataques con arma de fuego, una adolescente de 14 años en el municipio de Guadalupe, y un bebé de apenas tres meses de vida en otro hecho ocurrido en Fresnillo.

Ricardo Bermeo dijo que ha conversado tanto con familiares de víctimas como con autoridades de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Zacatecas y las comisiones nacional y estatal de Víctimas, entre otras entidades, “y la percepción generalizada y que genera mucha preocupación”, es que está bajando en términos de edad e incrementándose en ocurrencia, el que los menores de edad estén delinquiendo, y por otro lado, que tienen como víctimas también a menores de edad cada vez de menos años de vida.

Esto exhibe, enfatizó, “que hay una ruptura de los códigos” que antes limitaban la comisión de los delitos, por ejemplo, respetando a ciertas figuras como mujeres, mujeres embarazadas, niños, niñas y adolescentes.

“Y ahí lo que se ve es la generalización de la crueldad que puede tener varias significaciones. Una puede ser que los mismos perpetradores, como se ha dicho, cada vez de menor edad o muy, muy jóvenes por así decirlo, ya no dimensionan el nivel de los crímenes que cometen. Y por otro lado el incremento de la crueldad, puede ser un elemento del mensaje que se envían unos a otros en el contexto de la guerra por el control del espacio”.

En referencia a la expansión de la delincuencia también mencionó el reciente caso en que se vieron involucrados policías municipales de Trancoso.

“Se trata de un fenómeno social total, y habría que analizarlo en toda su complejidad y en las distintas aristas, una de ellas la que tiene que ver con los policías secuestradores”, y que exhiben el nivel de corrupción a que se ha llegado, expuso.

“Afortunadamente fueron capturados, pero creo yo que la sociedad tendría que involucrarse para intentar combatir esa corrupción y ponerse del lado de las medidas que son necesarias para tratar de ponerle coto a esta expansión de la delincuencia y de la crueldad”, que muestran asimismo, el involucramiento de menores como víctimas.

“Esto requiere un análisis completo de las medidas que están tomando las autoridades en las políticas criminológicas, ahí es donde creo que entraría de manera muy importante la participación ciudadana, cosa que no estoy del todo seguro que ocurra”.

Esta participación debe hacerse en su opinión, mediante concejos ciudadanos que vigilen y den seguimiento permanente al conjunto de políticas públicas en la materia, de manera “que apoyen a las autoridades cuando así sea necesario, pero también fiscalicen su actuar a la par de establecer comunicación con el conjunto de la sociedad, a fin de darle confianza hasta donde esto sea posible, en este tipo de acciones”.

Así está intentándose comentó, en el caso de la Ley General en Materia de Desaparición Forzada, Desaparición cometida por Particulares y del Sistema Nacional de Búsqueda de Personas, “que estamos ahorita revisando a nivel nacional y local, apenas estamos terminando un diagnóstico para ver cómo se puede integrar un concejo ciudadano” que cumpla estas funciones.

A la par del fenómeno que evidencia la participación más reiterada en la comisión de delitos de menores de cada vez menor edad, y como víctimas a personas en misma condición, se están implementando tanto a nivel nacional como estatal, sistemas de “Protección Integral de Niños, Niñas y Adolescentes” derivados de una ley general en la materia.

Estos sistemas pretenden ser integrales y transversales, es decir,  buscan la incidencia desde todas las dependencias para modificar o implementar acciones a fin de conseguir el cumplimiento pleno de los derechos humanos de la población de cero a 17 años de edad, entre otros, el derecho fundamental a la vida.

Al respecto de la coincidencia de ambas circunstancias, Ricardo Bermeo observó que la opinión general tanto a nivel internacional como nacional al respecto de la protección de los menores de edad, es que la solución, en el caso de los perpetradores de crímenes, trascienda el carácter exclusivamente punitivo, esto es, centrado en el castigo por sus acciones.

“Sobre eso, ya creo que hay un acuerdo generalizado de que no resuelve el problema”, y por tanto, que situó en que además de las sanciones punitivas se cumpla adecuadamente con las funciones de readaptación social.

“Como lo dijo la doctora María de la Luz Domínguez Campos –presidenta de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Zacatecas- en su informe”, cuando habló del análisis que realizó el organismo en las prisiones y separos, y los problemas que había detectado ahí, “este último eslabón de la cadena del sistema de impartición de justicia, no está cumpliendo adecuadamente con su función”.

Además de este aspecto que habría de revisarse profundamente, están otras recomendaciones que se han reiterado una y otra y otra vez, y que no terminan de funcionar de manera adecuada, por ejemplo los apoyos educativos y económicos para mejorar el bienestar y disminuir la desigualdad, “que son factores muy importantes” en la detonación generalizada de los comportamientos delincuenciales.

Todo el sistema de impartición de justicia tiene que operar de manera más eficaz mediante un monitoreo permanente que permita acentuar ciertas medidas y retire o modifique otras, puntualizó.

“Por ejemplo, algo que siempre se ha mencionado, pero de lo que desconocemos la eficacia con la que opera, son las políticas de prevención que siguen siendo para mí un talón de Aquiles muy fuerte en todo el funcionamiento del sistema y que debería de ser el principal”.

Mencionó que se han propuesto programas específicamente dirigidos a la prevención del delito pero hay que evaluarlos, ver cómo operan respecto de su eficacia “en la penetración en el tejido social y su contribución a la reconstrucción de la situación que estamos viviendo actualmente”.

Ricardo Bermeo agregó que la suya es una lectura general sobre el tema, por lo invitó “a todo mundo a estudiar de manera más profunda el fenómeno e involucrarse directamente con las autoridades responsables en el intento de combatir estas consecuencias tan negativas para la sociedad como son la victimización de los menores”.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ