Las + Recientes

Motivación para el individualismo

Motivación para el individualismo
El traje nuevo del emperador. Pixabay.

La Gualdra 291 / Opinión

Hay días en que me pongo cursi y hasta los discursos de superación personal me llegan. Llegan a mí recuerdos de cuando trabajaba en una conocida secundaria de Zacatecas, donde éramos invitados a llevar cursos de actualización en otras secundarias. Como ustedes han de suponer, los cursos deberían de ser académicos, pero no siempre era así, pareciera que era necesario que los maestros mejoráramos nuestra actitud hacia la vida, por lo que nos daban cursos de superación personal.

Como profesor de español debo admitir que los discursos estaban bien elaborados, pues contaban con recursos discursivos muy bien definidos, con entonaciones precisas en los momentos correctos y, sobre todo, una estructura compleja, con contenidos directamente dirigidos a las necesidades del inconsciente, por lo que por momentos creía realmente que podía llegar a superarme pese a la adversidad con sólo desearlo.

En fin, pasaron los años y me superé. No precisamente por esos cursos, pero sí mediante el esfuerzo y el trabajo. Pero no puedo dejar de recordar algunas de las cosas que ahí se mencionaban, como el “pídele al Universo y te lo concederá”. Y hay veces en que parece que las cosas funcionan de esa manera. En fin, también, visto desde otra perspectiva, podría verse como el traje nuevo del emperador. Es decir, si tú no lo ves, es probablemente porque no sabes pedir.

El caso es que proliferó este tipo de discursos motivacionales, pronto los pudimos ver en las empresas, en los centros educativos, en las instituciones gubernamentales, en los centros de ayuda, en la radio, en la televisión, impresos y por todas partes. Son los discursos del siglo XXI, como anillo al dedo para esta individualidad. El alejamiento de la conciencia objetiva por el implante de sueños virtuales, seductores.

Hay dos maneras de explicar este fenómeno: la primera sin duda, es mediante el cuento de “El traje nuevo del emperador”, donde nuestro distinguido y vanidoso monarca deseaba vestir lo último y más nice de la moda de la época, por lo que dos malandrines se aprovecharon y lo timaron dándole un traje que sólo quienes no fueran estúpidos podrían ver. Por supuesto, el traje no era real, y el rey, por no parecer lo que realmente era, simuló ver el traje y salió en cueros ante sus súbditos.

Así, los discursos motivacionales, si no te los puedes emplear, seguramente es porque eres lo suficientemente tonto para no aplicarlos, o probablemente no tengas el espíritu luchador que puede hacer que el mundo sea tuyo. Discursos parecidos a la jerga educativa contemporánea, donde la competencia y la habilidad pueden hacer que un joven se convierta en un buen estudiante y un ciudadano exitoso, y no por eso de la curiosidad y el interés. Hay que competir, hay que ser el mejor, para que las empresas le contraten a uno.

La otra comparación la podemos hacer sin duda mediante los horóscopos, en donde el lector, siempre en búsqueda de un poco de fortuna y acierto, encuentra en el texto que le dicta su constelación, una luz que le guiará en el día. La información es tan general que se aplica a todos “Capricornio: Tauro y Leo se alinearon para darte un día con muchos retos, si lo enfrentas con actitud, seguramente te darán grandes recompensas”. En fin, a veces funciona, otras, lamentablemente, no. ¿Destino, fuerzas ocultas o simple sugestión? Júzguelo usted mismo.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ