15.3 C
Zacatecas
jueves, 26 mayo, 2022
spot_img

Datos Macroeconómicos y energéticos de México

Más Leídas

- Publicidad -

Por: José Luis Pinedo Vega •

México, con aproximadamente 129 millones de habitantes (Mh) es la 10ª población más grande del mundo. China, la numero 1, es 11.7 veces más grande (1, 440 Mh); la India, la numero 2, es 10.7 veces más grande (1, 370 Mh).

- Publicidad -

México tiene el 1.64% de la población del mundo, pero es apenas la 16ª potencia económica, con un Producto Interno Bruto (PIB) de 1.27 billones de dólares. El PIB de Estados Unidos, 1ª potencia mundial, es 16.9 veces más grande.

El Producto Interno Bruto por habitante (PIB pc), refleja el nivel de vida de cada país. El PIB pc de México es del orden 10 mil dólares por año. El PIB pc de Luxemburgo (el líder mundial) es 11 veces mayor y el de Estados Unidos 6.5 veces mayor.

En términos del PIB pc, México ocupa el lugar número 52. Hay 51 países con mejor nivel de vida que el nuestro – prácticamente toda Europa, Estados Unidos, Canadá, varios países de Asia y Oceanía, los países petroleros, los paraísos fiscales y de América del Sur, Uruguay con un PIB pc de 17 029 dólares, Trinidad y Tobago 16 366 dólares, Panamá 16 245 dólares, y Chile con 15 399 dólares-.  Pero para consuelo, el PIB pc de México está entre el de Rusia (11 063 dólares) y el de China (10 099 dólares) la 2ª potencia mundial. Las grandes poblaciones, tienen un PIB pc moderado o pequeño; la India tiene apenas un PIB pc de 2 172 dólares.

Dado de que no hay actividad que no requiera energía para ser realizada -electricidad, petróleo, gas, carbón- el consumo de energía da cuenta de la actividad económica, de la movilidad social de un país, y del nivel de desarrollo tecnológico e industrial de cada país.

México consume el 1.2% de la energía del mundo. Es el 13º consumidor mundial, pero es la 16ava potencia económica; lo que quiere decir que su nivel de consumo de energía es superior a su estatus económico, o que su consume es ineficiente y hay mucho por hacer en eficiencia energética.

El consumo de energía y sobre todo el tipo de energía que se consume, da cuenta también de la responsabilidad de cada país en las emisiones de CO2, en el deterioro de la atmósfera y en los cambios climáticos.

En el 2020 se liberaron a la atmosfera 32 284 millones de toneladas (Mt) de CO2. Si se divide esa cantidad entre la población mundial –que es del orden de 7 900 Mh – las emisiones promedio por persona son de orden de 4 toneladas (t) de CO2 por año. Esto se llama Huella Ecológica, en términos de CO2.

China, emite 25.6 veces más CO2 que México y su PIB pc es del mismo orden. Rusia emite 3.8 veces más CO2 que México y su PIB pc es apenas 9% superior al de México. La causa de que China y Rusia tengan mucho mayores emisiones, es que son países altamente industrializados y a su vez su nivel de eficiencia deja mucho que desear.

México, con 1.64% de la población mundial produce el 1.2% de las emisiones de CO2. Somos el 14º países en emisiones. El nivel de las emisiones es de menor proporción que el de la población. O sea que México es menos contamínate que infinidad de países. Pero, esto ¿es un mérito o una consecuencia del nivel de desarrollo? Indudablemente de lo segundo, porque en materia de emisiones, se dice que se hace, pero se hace muy poco.

La Huella Ecológica de México en términos de CO2 es 2.87 t de CO2 por año por habitante. Comparada el promedio mundial (4 t) es 30% por debajo de la media mundial. Lo que es consecuencia de que el nivel de industrialización está por debajo de la media mundial. En todo rigor, México no alcanza a ser un país de desarrollo medio.

El lado bueno es que México no es responsable de los cambios climáticos en la dimensión que lo son los países industrializados. Somos parte del problema, pero no en la dimensión que lo son China, que emite el 30.7 % CO2 del mundo, Estados Unidos que emite 13.8%, la India que emite el 7.1%, y Rusia que emite 4.6%. Solo esos 4 países emiten el 56.2%.

A nivel mundial, el petróleo aporta el 31.2% de la energía que se consume en el mundo, el gas natural el 24.7%, el carbón 27.2%, la energía nuclear el 4.3%, la hidroelectricidad el 6.8% y las energías renovables representan el 5.7%. De este 5.7 %, el 50% es energía eólica, el 27.2% es energía solar, y el restante 22.2% incluyen a los biocombustibles y biomasa, los cuales no tienen nada de limpio, porque en realidad son combustibles, producen CO2 al quemarlos. Así que, restando los biocombustibles, las fuentes renovables solo aportan 4.55% de energía libre de CO2. Las energías limpias hay que incluir la hidroelectricidad y las energía nuclear, eólica y solar. En conjunto aportan el 15.65% de la energía que se consume en el mundo. El restante 84.35% son las fuentes fósiles –petróleo, carbón y gas natural-.

En México, el 38% de la energía proviene del petróleo, el 48% del gas, el 3.24% del carbón, el 1.5% de energía nuclear, el 3.7% de hidroelectricidad y el 5.55% de Energías Renovables. De estas, el 50.2% es eólica, 30.3% es solar y 19.4% son biocombustibles y/o biomasa. O sea que, solo 4.4% de las energías renovables son limpias. Hidroelectricidad y de la Energía Nuclear representan el 5.2% de la energía; o sea que su contribución, es superior a las energías eólica y solar. En total, el 9.6% de la energía es limpia, sin embargo, el 90.4% es de origen fósil.

El carbón es la fuente de energía fósil más contaminante. Produce 1.41 veces más CO2 que el petróleo, 1.84 veces más CO2 que el Gas Natural y 3.8 veces más que las Celdas Solares Fotovoltaicas. México tiene 0.1% de las reservas mundiales de carbón, y consume 0.1% del carbón del mundo, del cual importa el 28%.

El Gas Natural (GN) aporta el 24.7% de la energía que se consume en el mundo. Es la menos contaminante de las fuentes de energías fósiles -produce 30% menos CO2 que el petróleo y 45% menos que el carbón-. Pero, aunque el GN es indispensable no es el más abundante. Al ritmo de consumo actual las reservas de Gas Natural tendrán una duración de 25 años, mientras que las de petróleo 53.5 años y las del Carbón 139 años. Las principales reservas están en Rusia (19.9%), Irán (17.1%), Qatar (13.1%), Turkmenistán (7.2%), Estados Unidos (6,7%) …

México consume más gas natural que petróleo (48% contra 38%). Pero tiene tan solo el 0.1% de las reservas mundiales, o sea muy poco. Su producción es tan solo el 35% de lo que consume, tiene que importar el 65% del GN. Afortunadamente es vecino del mayor productor de GN del mundo, Estados Unidos, que produce el 23.7% del GN; y el precio del GN en Norte América es del orden de la mitad que en Europa y la tercera parte respecto a Japón. Por eso, en América no se ha resentido tanto la crisis mundial del GN.

En resumen, México no es una gran potencia en casi nada. Su pilar más fuerte es el petróleo. Es el 12º productor de petróleo en el mundo. Pero tiene tan solo el 0.4% de las reservas mundiales. Su producción del orden de 1.9 millones de barriles de petróleo por día, ha disminuido 4.3% en los últimos 10 años, su consumo interno de petróleo es del orden de 1.3 millones de barriles por día; esto es, su capacidad de exportación de 0.6 millones de barriles por día. Las exportaciones son una importante fuente de divisas. En el 2021, el precio del petróleo pasó de 40 a 80 dólares por barril, y en el 2022 continua en el orden de los 80 dólares, un buen respiro para México.

La energía es un pilar de la economía, juega un papel estratégico, por tanto, la seguridad energética, -que implica administrar de la mejor manera los recursos energéticos- es una misión de estado. La Política Energética de México debe ser muy cautelosa y conservadora, porque los recursos energéticos no son tan abundantes y porque no solo le pertenecen a la generación actual. Una prioridad es buscar la autosuficiencia energética, presente y futura.  Y para ello, entre otras cosas, se tiene que insistir en mejorar la eficiencia y el ahorro de energía.

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias