22.4 C
Zacatecas
martes, 28 junio, 2022
spot_img

Series

Las complejidades del streaming

Más Leídas

- Publicidad -

Por: ADOLFO NÚÑEZ J. •

La Gualdra 530 / Series / Cine / Streaming / Aniversario 11

- Publicidad -

En la actualidad se mantiene un intenso debate sobre el modo en que se debe acceder al cine. Por un lado, están aquellos que defienden los modelos más tradicionales, como las salas de cine o el formato físico y, por el otro, están quienes ven a los servicios digitales y a las plataformas de streaming como parte fundamental en el futuro de la industria.

Más allá de elegir un bando, es interesante notar los diferentes aspectos de ambas posturas, tomando en cuenta la complejidad de ambas formas y el modo en el que se complementan la una con la otra. 

En 2019, el legendario Martin Scorsese hablaba de cómo es que las películas de superhéroes, que ciertamente son las más populares en la actualidad, no le parecían cine en el sentido más tradicional. De acuerdo con Scorsese, estas películas se rigen únicamente por la ambición conjunta de un estudio de expandir una franquicia, y no por la visión individual y personal de un cineasta.

Muchos de los grandes estudios de Hollywood apuestan por proyectos con ese tipo de características, de ideas sencillas que les aseguren una recepción en taquilla favorable y la oportunidad de crear una saga de películas con muchas secuelas. Es cada vez menos común que los directores tengan autonomía en sus proyectos, dando como resultado que muchas productoras les den la espalda en ideas que se podrían considerar “arriesgadas”.

En dichas cuestiones, el streaming ha ofrecido una alternativa en momentos valiosa, pero que no carece de deficiencias. Por un lado, estudios como Netflix han acogido a directores reconocidos como Alfonso Cuarón, los hermanos Coen, David Fincher, Jane Campion y el propio Scorsese, en proyectos que en su momento fueron negados por otras productoras por no ser comercialmente viables. El problema se encuentra en que este mecenazgo no parece tener ningún filtro de calidad, lo que resulta en un sinnúmero de producciones irrelevantes, siendo muy pocas las de un nivel destacable. 

Con todo, sigue habiendo excepciones en producciones televisivas de diversas plataformas con una ambición que no le pide nada a los estrenos más destacados de la pantalla grande. Tan solo en esta primera mitad del año se han estrenado cuatro series de una enorme calidad técnica: Atlanta (FX), Barry (HBO), Better Call Saul (CBS) y Stranger Things (Netflix). 

En una época donde las películas más exitosas parecen capítulos largos de una saga o serie más extensa, y donde las series de televisión son cada vez más cinematográficas, es labor del espectador salir de su zona de confort y arriesgarse para encontrar las propuestas más valiosas, sin importar el medio por el cual acceda a ellas. El medio audiovisual, como todo tipo de arte, se modifica y evoluciona de manera constante y el espectador tiene la tarea de adaptarse a dichos cambios. Las barreras entre el cine y televisión, y sus equivalencias en la pantalla grande y el streaming, están desapareciendo; solo el paso del tiempo dictará si es eso es algo favorable para el séptimo arte o no. 

https://issuu.com/lajornadazacatecas.com.mx/docs/la_gualdra_530_

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias