26.4 C
Zacatecas
martes, 24 mayo, 2022
spot_img

La reforma de la UAZ se fortalece con la participación de su comunidad

EL PÉNDULO

Más Leídas

- Publicidad -

Por: RAYMUNDO CÁRDENAS HERNÁNDEZ •

La Ley General de Educación Superior fue resultado de la Reforma Constitucional de 2019 en materia educativa, que modificó diversos artículos, principalmente el Artículo 3º de la Constitución Mexicana, en el que se establecieron elementos importantes para la consolidación y desarrollo del sistema educativo nacional. De esta reforma surgieron leyes secundarias promulgadas en septiembre de 2019, como la Ley General de Educación, la Ley General del Sistema para la Carrera de las Maestras y los Maestros, la Ley Reglamentaria del Artículo 3º de la Constitución en materia de mejora continua de la educación, y otras aprobadas durante 2021 como la Ley General de Educación Superior, y reformas a la Ley General de Ciencia, Tecnología e Innovación.

- Publicidad -

El nuevo marco jurídico establece la universalidad y obligatoriedad de la educación superior a cargo del Estado y, por lo tanto, la gratuidad de la educación superior pública. México debe proporcionar oportunidades de educación superior a todos los solicitantes que cumplan con los requisitos para su ingreso. Junto con lo anterior determina a los alumnos como los actores centrales del proceso educativo y retoma la autonomía universitaria como elemento fundamental para el desarrollo libre, creativo, crítico y comprometido con el conocimiento.

La Ley General de Educación Superior obliga tanto a la Federación, como a las entidades federativas y a los municipios. Da fundamento legal a la meta del 50% de cobertura en educación superior para el 2025 (actualmente estamos en el 42%) lo que significa más de 200 mil estudiantes nuevos en educación superior. La reforma distribuye la función social de las instituciones de educación superior entre la Federación, los estados y municipios también, e impulsa la coordinación, la promoción, la vinculación, la participación social y la evaluación para la mejora continua de estas dependencias.

El nuevo marco normativo no deja lugar a dudas: la educación superior debe ser universal, de excelencia, inclusiva, pública, gratuita y laica. Esto es algo muy relevante porque hasta ahora solamente habíamos visto los elementos que tienen que ver con los niveles educativos previos a la educación superior. También se debe subrayar que el Estado asume el compromiso de coadyuvar con las instituciones de educación superior en la aplicación de medidas para la prevención, erradicación y combate de todas las formas de violencia, en específico la de género. El contenido de la ley es, también, un vehículo importante para alcanzar la equidad y garantizar el derecho a la educación superior. Asume las diversas modalidades de educación superior y las opciones disponibles para implementarlas porque acercan el servicio de educación superior a los estudiantes, garantizan la equidad en el acceso y permiten prepararlos para el futuro. De manera que el reto para cada una de las instituciones de educación superior es, sin duda, revisar esos modelos, fortalecerlos y proponer nuevas opciones de acercar esta educación a sus estudiantes.

El subsecretario de educación superior, Luciano Concheiro Bórquez, ha señalado que uno de los elementos más importantes de la Ley es que se fundamenta en la construcción de elementos estratégicos para cambiar la educación superior en el país y, como consecuencia, al propio país. Puntualizó que esta reforma se convierte en una ley de la práctica, de la construcción cotidiana de espacios que permiten actuar en común: “Permite integrar estos espacios en una lógica central y de respeto de las autonomías de educación superior, así como en una lógica de compromiso con la sociedad y con los pueblos”.

Por todo lo anterior, es importante el hecho de que la actual administración de la UAZ haya dado muestras tangibles de que está comprometida en un ambicioso proceso de reforma institucional en el marco del proceso de transformación de la universidad pública en el país. La ruta de transformación de la institución, afirman documentos oficiales, “encuentra raíces y motivaciones profundas en la realidad zacatecana y en la propia trayectoria seguida históricamente por nuestra universidad”. Establecen compromisos muy fuertes cuando afirman: “En el horizonte estratégico de la reforma se plantea la necesidad de trascender las funciones y el modelo educativo tradicional que prevalece en la universidad, para avanzar hacia una nueva arquitectura institucional sustentada en la transversalidad, la sostenibilidad, la flexibilidad curricular, la transdisciplinariedad, el análisis complejo, la incidencia social, la interculturalidad y la internacionalización solidaria”.

Para rematar afirman: “…se plantea la necesidad de fortalecer y ampliar el compromiso social y ambiental de la universidad. Además de revertir los estragos ocasionados por las políticas neoliberales, a lo que el proceso de reforma aspira es a construir los cimientos de una nueva universidad que se sitúe al frente de las nuevas tendencias de la educación superior y que simultáneamente sea capaz de contribuir creativa y propositivamente al desarrollo y la transformación social de la entidad. De ahí que se le conciba como un movimiento refundacional.” Una conclusión implicita es la de que la UAZ se compromete con la elaboración de un diagnostico integral actualizado del de Zacatecas, lo que sin duda será de un elemento fundamental en la construcción, entre todos, de un proyecto de desarrollo alternativo.

Mañana 23 de marzo, los universitarios tienen la oportunidad de participar concurriendo a votar para elegir a quienes los representarán en el Congreso General para la Reforma Universitaria. Ojalá la mayoría se involucre.

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias