8.8 C
Zacatecas
viernes, 21 enero, 2022
spot_img

Poesía y Teatro. Cuando los parientes pobres se juntan

Más Leídas

- Publicidad -

Por: Jorge Humberto De Haro Duarte •

En días pasados, el 30 de noviembre, para ser exactos. Se presentó en el Teatro Ramón López Velarde, la pieza teatral “Retrato Hablado” de Juan Villoro a la que no pude acudir porque hubo razones más urgentes que asistir al teatro, asuntos que el destino vuelve incompatibles y como se dice en el argot fatalista, me quedé con las ganas.

- Publicidad -

Pero gracias al internet se ofrece la posibilidad del verlo, aunque sea en pantalla. Fue una acción afortunada, la pieza realmente vale la pena, es una combinación de actividades escénicas donde protagoniza la poesía del poeta Ramón López Velarde, junto a su prosa, sus rasgos individuales, expresiones sociales, amores y otros rostros de la vida del ser humano que es el poeta que el autor expone, y que es una buena inversión de tiempo disfrutar la interpretación que de la pieza hacen miembros de la Compañía Nacional de Teatro.

Llama la atención en esta puesta en escena, la combinación tan excelsa que se hace ente la poesía y el teatro: los actores logran que ambas disciplinas luzcan plenamente en armonía, complementándose además para fortalecerse una a otra, como si siempre hubieran sido parte de lo mismo. Llama la atención que no solo se expone extensamente una amplia gama de características sobre el perfil del poeta, sino porque se trata de una poesía dignificada por la intensa sencillez con que actores y actrices interpretan en su momento parte de la obra del poeta. La poesía como protagonista. El episodio que se vive escuchando “Mi prima Águeda” es de una mágica cordura que le da una dimensión casi sublime a un poema que normalmente se lee o se escucha con mucha concentración y esfuerzo. La magia de la poesía magnificada por la magia del teatro y viceversa, en un vaivén permanente. Quien se interese lo puede ver completo en el siguiente enlace: https://www.youtube.com/watch?v=H3l2Vlol8eA, un video muy bien logrado dentro del Festival Internacional Cervantino 2021, presentado por el Canal 22.

El fantasma del poeta deambula por el escenario donde uno de los hermanos Casasola con dos clientas que han citado a “Ramón” para hacerle un retrato. Las escenas pueden ser atemporales y en ocasiones el espectador se queda con la duda de cuál es la parte fantasmal, si las escenas de los vivos o la presencia del bardo en su papel de fantasma. La parte final es excelsa pero mejor no se la platico para que la disfrute plenamente cuando la vea. Ahora que, si existe la posibilidad de verla en vivo, no pierda la oportunidad.

La alusión a los parientes pobres es porque tradicionalmente la poesía y el teatro son las disciplinas artísticas que son menos reconocidas y a las que menos apoyos se les concede tanto de instituciones como de empresas. Además, de que, ante la falta de difusión, la población tiene una concepción equivocada de lo que cada una de estas materias representa. En lo que se refiere a la poesía, la mayoría de la gente desconoce lo que esta representa en el mensaje acumulado cultural del imaginario de la humanidad. Se sigue creyendo que solo son palabras vanas que surgen de la chambonería cursi de algún enamorado o un inspirado del cual salen palabras repetitivas, muchas veces llenas de espacios comunes. Y es triste comprobar que muchos que tratan de darle vida a sus devaneos poéticos, jamás han leído poesía alguna. Por el lado del teatro, se tienen concepciones muy equivocadas de lo que una representación escénica significa. Por regla general, suele confundirse con los trabajos que se hacen en la televisión o en el cine, en el caso de los que son completamente legos, pero es triste comprobar que muchos e los encargados de fomentarlo desde las plataformas institucionales o profesionales lo confunden con espectáculos que tienen mucho que ver con el circo, los payasos, la música, la danza, la pantomima y otras disciplinas que tienen sus características propias como espectáculo, pero no son teatro.

Hay mucho que decir sobre el trabajo en sí. Pero llama la atención la propuesta de Villoro, combinando magistralmente las artes menos difundidas en la culturización de la gente. La manera en que el grupo de actores resuelve la trama es muy fluido y el gusto del director por la poesía de López Velarde aporta buen gusto en la interpretación de la misma. El experimento dio buenos resultados y la riqueza expresiva del manejo teatro y poesía aporta resultados excelsos, un lujo escénico que vale la pena disfrutar.

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias