0.8 C
Zacatecas
miércoles, 30 noviembre, 2022
spot_img

Editorial Gualdreño 547

Más Leídas

- Publicidad -

Por: JÁNEA ESTRADA LAZARÍN •

¿Dónde quedó la placa?

- Publicidad -

Un 17 de octubre como hoy, pero de 1926, se publicó en la Revista de Revistas que había sido develada una placa en el cerro de la Bufa en homenaje a Ramón López Velarde. Dice Bernardo del Hoyo Calzada, que tras ser suspendidos los Juegos Florales “al primer lustro o cinco años de la muerte del poeta, en Zacatecas, se volvieron a realizar, ahora en homenaje al Poeta don Ramón López Velarde, que falleció en 1921, y en el año de 1926, dentro de los festejos al poeta jerezano, se labró una placa en el crestón del cerro de la Bufa”;[i] Del Hoyo Calzada dice además que esto se llevó a cabo el día 30 de septiembre y que el gobernador del Estado en aquel entonces, Fernando Rodarte, “invitó a los amigos de Ramón López Velarde para hacerle un homenaje en la Bufa y en Jerez. Entre los invitados vinieron a Zacatecas desde México en un Pullman a los siguientes: Rafael López, Nicolás Rangel, Alfonso Toro, Juan de Dios Bojórquez, Manuel Horta, José D. Frías, José de Jesús Núñez y Domínguez, Ernesto García Cabral, Jesús López Velarde (hermano de Ramón), Guillermo López Velarde (también Hermano de Ramón), Enrique Fernández Ledesma, José Vázquez, Jesús B. González y José Martínez Castaño, que fueron declarados huéspedes de honor de la ciudad zacatecana”.[ii]

De ese acontecimiento conmemorativo me enteré primero por el poeta Marco Antonio Campos, quien ya en alguna ocasión me había preguntado si yo sabía dónde exactamente se encontraba la placa mencionada; supuse que se encontraba en el área del Mausoleo de las Personas Ilustres de Zacatecas, monumento situado en ese cerro y edificado en la década de los años sesenta del siglo pasado, pero no tenía la certeza. Marco vino a Zacatecas el pasado 13 de octubre a presentar su libro el Diccionario Lopezvelardeano en la Petroteca de San Agustín, y aprovechando su visita fuimos a La Bufa.

Nos subimos al Teleférico en la estación del Cerro del Grillo alrededor del mediodía, para ver los murales del Museo del Cielo que han sido instalados en la primera etapa; cuando llegamos a la otra estación, Marco, entusiasmado y provisto de calzado cómodo y gorra de la UNAM, volvió a retomar el tema de la placa. Avanzamos hasta donde están las esculturas monumentales de Pancho Villa, Felipe Ángeles y Pánfilo Natera y ahí comentó que no entendía el por qué, pese a lo que la historia dice, un hombre como Natera estaba en ese sitio. El sol resplandecía. Cuando acordamos, ya estábamos en camino para tratar de encontrar la placa. Está un poco lejos, le dije, pensando que tal vez desistiría, pero avanzó mientras recordaba que a este lugar solía venir desde la década de los 70 acompañado de otros poetas a invitación de José de Jesús Sampedro.

La subida es pesada, pero la plática definitivamente hizo que el trayecto se hiciera corto. Llegamos al mausoleo y empezamos a buscar. No encontramos nada alusivo a López Velarde. “¿La habrán quitado? Si era de bronce existe la posibilidad de que se la llevaran para venderla”, me dijo. Nos quedamos un rato ahí para constatar que nombres de artistas hay muy pocos en ese sitio destinado a quienes son considerados “ilustres”, vimos la placa de Genaro Codina y la de Candelario Huízar, y nos sorprendió que solo identificáramos el de una mujer, Beatriz González Ortega; los demás son nombres de políticos. Quizá sea el tiempo de actualizar la información, pues tener ahí los nombres de Julio Ruelas, Francisco Goitia, Severo Amador, Amparo Dávila, Severino Salazar, Enrique Fernández Ledesma, Manuel M. Ponce, Tomás Méndez, Pedro Coronel, Rafael Coronel y Manuel Felguérez, por lo menos, sería lo justo.

Regresamos muy asoleados, un tanto desilusionados por no haber encontrado la placa, pero por la noche, ya en la presentación del Diccionario…, Víctor Hugo Ramírez Lozano nos aclaró que la placa permanece ahí, a unos metros hacia arriba del mausoleo, incrustada en la piedra del cerro y que está medio oculta por el liquen y los estragos del tiempo. Marco dijo: “Regresaremos a buscarla”. Y seguramente así será, ojalá que para entonces la placa esté limpia y pueda verse sin dificultad; ojalá también que las autoridades correspondientes, además de darle mantenimiento, se convenzan de actualizar los datos del mausoleo y consideren a los artistas que durante su vida representaron a Zacatecas con honor y dignidad.

Que disfrute su lectura.

 

Jánea Estrada Lazarín

[email protected]

https://issuu.com/lajornadazacatecas.com.mx/docs/la_gualdra_547

 

[i] Ver: Del Hoyo Calzada, Bernardo, “1926. Primer Homenaje a Ramón López Velarde en Zacatecas”, en: http://www.cronistasoficiales.com/?p=105963

[ii] Ídem.

Placa en homenaje a Ramón López Velarde en La Bufa. Foto de Bernardo del Hoyo Calzada.
- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias

- Publicidad -spot_img