19.8 C
Zacatecas
lunes, 8 agosto, 2022
spot_img

Domingo y la Niebla, de Ariel Escalante Meza 

■ [en la sección Una Cierta Mirada de Cannes 2022]

Más Leídas

- Publicidad -

Por: CARLOS BELMONTE GREY •

La Gualdra 534 / Cine / Desayuno en Tiffany’s, mon ku

- Publicidad -

La única película latinoamericana en la Selección Oficial por la competencia de una Cierta Mirada en el Festival de Cannes 2022 fue la costarricense, Domingo y la niebla de Ariel Escalante Meza.

“Es como una bomba molotov que explota, tiene muchos elementos… yo siento que no me interesa tanto si es una o es otra. Ya es la combinación de todo”, afirmó Escalante Meza en la entrevista concedida en la terraza de periodistas del Palacio del Festival de Cannes.

La emoción del director hace ver la película de otra manera, porque no es ciertamente una historia de marcadas rupturas emocionales sino más bien contenida a pesar de que se trata de violencia. 

Es una película que “genera asperezas entre lo fantástico, lo documental lo realista, lo western”, por eso hay varios elementos que él combina para buscar señalar o aportar algo más que obligue a Costa Rica a aceptar su violencia y su desigualdad.

Domingo y la niebla cuenta la historia de Domingo, quien en las montañas es uno de los últimos habitantes de un pueblo que está siendo despojado para la construcción de una nueva carretera. Él se mantiene no solo por hacer resistencia al despojo disfrazado de compra sino porque la niebla que baja en las montañas es para él la llegada de su difunta esposa que entra a la casa para visitarlo. Si él se va, ella ya no lo podrá encontrar.

El tono parecería acercarse al tan mentado realismo mágico latinoamericano, una definición que Escalante Meza encuentra sin sustento. Para él, el fundamento es la influencia de una literatura de Costa Rica de los años 1930, bien anterior a la aparición de los cuentos de Juan Rulfo, y que fue escrita por el grupo de intelectuales comunistas.

El proyecto tardó 3 años en realizarse con la producción de su propia casa productora “Incendio Cine” cuyo objetivo es hacer películas coherentes con la realidad de Costa Rica y de rápida ejecución. Además fue coproducida por el director Julio Hernández Cordón a quien Escalante Meza conoce desde hace tiempo y se ha convertido en pionero de la realización fílmica en América Central.

Domingo y la niebla es una película que tiene, como lo confiesa su director, un amplio espectro de improvisación tanto en la escritura como en el rodaje, esto sustendado porque no querían tener una producción que se eternizara en la búsqueda de fondos de financiamiento. Ojalá que el cine centroamericano pueda tener fuerte circulación en México.

https://issuu.com/lajornadazacatecas.com.mx/docs/la_gualdra_534

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias