5.8 C
Zacatecas
martes, 29 noviembre, 2022
spot_img

Falsas calabélicas

Más Leídas

- Publicidad -

Por: La Jornada Zacatecas •

Autor: Alan Ulises Lugo Cabrera
Residencia: Jerez, Zacatecas, México

- Publicidad -

Buenas tardes tenga usted,
una historia contaré,
es la escuela de ultratumba,
llena está ésta de calumnias.

La UAZ no tiene ni un centavo,
ya no alcanza pa’ pagar.
Muchas mafias se han creado,
sólo sirven pa’ endeudar.

Qué le debes alma mater?
Al gobierno asalariado.
No le faltes al respeto
al dinosaurio anticuado.

El rector y sus compadres
ya planean huelga de hambre;
sólo sirven pa’ hacer planes,
pero no para atorarle.

Cuánto tiempo tú deseas?
para el timón enderezar.
Porque un barco sin vela
llegará al fondo de mar.

El tiempo se te acaba,
mejor ponte a trabajar.
Aflójate la corbata,
no te vayas a horacar.

Las palabras que ahora saltan
a tu mente llegarán.
Sé muy bien que estás leyendo;
te estoy hablando, haragán.

Cuando suenen las campanas
y que escuches el tictac,
empezará la emboscada;
aún te puede salvar.

Por no saber lo que pasa,
tú te sientes angustiado.
Abandona mejor esta casa
para que otro haga algo.

Estás sentado en tu nido
con un águila atrás,
más bien parece un buitre
y tú la carnada serás.

Un alumno confundido
quiere ahora despertar,
de autoridad incompetente
no nos vamos a dejar.

Tengo lista la pistola,
tengo listo el fusil;
son: mi pluma, mi libreta
y un espíritu viril.

Todos prestos al combate,
así dice la canción,
y al pie de los cañones
no tenemos más opción.

Las batallas que ahora vienen
de intelecto serán.
Ay de aquel que no estudie,
pues examen habrá.

Al alumno de esta casa
sólo una cosa le pido,
esté donde esté la raza,
asimilen el corrido.

Analiza estos versos,
son muy fáciles de leer.
El mensaje a plena vista
tú lo puedes entender.

Sociedades de alumnos,
comités estudiantiles,
ya dejemos los susurros,
desenfunden sus fusiles.

Enemigo en común
como lo es la indiferencia,
también lo es la apatía.
Unamos nuestras fuerzas.

Déjate ya de berrinches
y valor has de tener.
Olvida en casa los pañales.
Esta escuela a defender.

Las palancas del sistema
oxidadas lo están;
billeteras con edema
jubilarse deberán.

A la hojas del otoño
su tiempo les ha llegado.
No se pongan más sus moños,
abandonen el estado.

Perro, suelta esa chuleta,
también suelta ese hueso,
y prepara las maletas
sin boleto de regreso.

Una máquina sin grasa
baja mucho el desempeño.
Las arrugas se les notan
cuando fruncen ese seño.

El trabajo que tú has hecho
es grandioso, lo respeto.
Muy erecto yo te aplaudo,
lo agradezco en el soneto.

Las estrellas de esta noche
iluminan mi tejado.
La Calaca vino en coche,
una pluma me ha obsequiado.

Ya escribiste muchos versos
y ninguno me ha gustado.
Yo no veo que tú tiembles;
no pareces asustado.

Las estrofas que he plasmado
con cariño las dedico.
Si tú quieres una aparte,
haz la fila y cierra el pico.

Esta pluma que te traigo
solamente es advertencia.
Tú ya eres mi encargo;
ve tomando tus maletas.

Muchas veces me has buscado
sin quitar el renglón del dedo.
Oye Flaca lo que digo,
en este mundo yo me quedo.

Toma bien tus precauciones;
no le hagas al fanfarrón,
Cuídate de los de arriba
o te llevan al panteón.

Los de arriba y los de abajo
los conozco de hace tiempo;
con corbata y con saco,
todos son unos… añejos.

Adiós, Flaca, te agradezco
tu visita improvisada;
aquí tienes este verso,
guárdalo hasta que yo vaya.

Agradezco por su tiempo;
espero se haya divertido.
A la próxima nos vemos
pa’ cantar otro corrido.

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias

- Publicidad -spot_img