13.8 C
Zacatecas
jueves, 18 agosto, 2022
spot_img

■ Historia y Poder

Enrique Márquez Jaramillo o las vísceras o el atuendo

Más Leídas

- Publicidad -

Por: MIGUEL ÁNGEL AGUILAR •

De últimas fechas el ex jefe de la llamada Diplomacia Cultural de la Secretaría de Relaciones Exteriores, Enrique Márquez Jaramillo, ha dado qué decir por sus artículos en EL UNIVERSAL donde sus críticas acérrimas contra el gobierno federal rayan -de ser certeras-en un hospital psiquiátrico donde el orate mayor destruye a un país que antes era bogante y lúcido y a cambio, una masa aborregada vive el espectáculo denigrante de haber creído en la esperanza mientras su aberrante conductor atosiga muy temprano a la pobre derecha y sus agraciados de la historia.
Enrique fue notorio al haber propuesto como agregada cultural en la embajada mexicana en España a una escritora identificada claramente con los grupos de la ultraderecha y por su acentuada y feroz diatriba a la llamada cuarta trasformación, cuestión que desató caudales de crítica a su gestión por lo que se vio en la necesidad de renunciar a tan magnífica oportunidad de representar no solo la antigua amistad que ha llevado con el canciller Marcelo Ebrard, sino a una nueva visión de las relaciones mexicanas en el exterior.
El punto central es su visión de un México hundido en el peor de los escenarios donde el presidente es el tirano del poder unipersonal, donde campea una ineficacia mafiosa sin parangón en los anales modernos de la politiquería barata donde la nación se empequeñece en el desánimo y la decepción.
La Lógica de Jaramillo es que ahora ya somos un país dividido “enconado en el odio” y en donde reina la mezquindad midiendo con la misma vara a todas las administraciones federales con la actual por igual y en lugar de raciocinio tenemos entonces una ristra de vísceras para medir el pulso de un país que en 4 años ha tratado de poner un poco de orden en el océano de sangre que nos legaron 90 años de mercedes personales a una oligarquía perdonavidas y simiente de la peor de las desgracias en uno de los pueblos más castigados en el mundo.
Uno a uno sus artículos tienen la misma lógica y locura: en palacio está un ojete que traicionó a la masa informe y propaga el odio, el encono, la corrupción y sobre todo nos divide, si a todas esas clases sociales que -.pobres, ricos, pordioseros, oligarcas, banqueros, comerciantes, taxistas y lavanderas, carniceros y funcionarios y subsecretarios- estábamos muy unidos pese a todo y ante todas las adversidades.
Deshonrar, deslucir, la lámpara sigue encendida, manchar, desacreditar, en la esquina estaba el chafirete, EL UNIVERSAL siempre ha estado en el parloteo, mi tío Félix Fuentes fue -es- su columnista desde hace 35 años, mi hermana Lucero fue su reportera 14 años, grandes amigas y amigos de ese medio fueron mi chapalear en las gélidas aguas del cálculo amistoso, mientras su contraparte EXCELSIOR, donde mi tío-abuelo Vicente Fuentes Díaz fue su articulista estrella por más de 45 años. De ahí -aquí- mi necesidad de entender a Enrique y su labia buril de darle un toque final catastrófico -de no actuar todos juntos- a este proceso histórico que vivimos los mexicanos.
El UNIVERSAL se ha convertido en un periódico de abierta oposición al gobierno federal y su movimiento nacional. No hay medias tintas ni finos caminos.
Nuestro presidente es motivo de admiración mundial, su movimiento es de los más sorprendentes giros populares en el mundo entero, sin estorbo y sin paralización de los menesteres, está cumpliendo con su programa inicial sin falsificar la firma de su poderío popular y ello atrae toda clase de agendas que tienen que ver con la rivalidad, porfiar, construir, sin freno, hay disputa, linderos peligrosos pero enérgicos, pureza, dominio del templete, se reanuda el viejo sueño de tener justicia.
La estima está muy por encima de las apariencias, le digo a Márquez que nosotros somos respondones, que no podemos leer sin respingar o quedarnos en el deniegue o la refutación, las dificultades se gesticulan, la contrariedad no es ya la antítesis del oprobio, sino la oportunidad magnifica, reluciente y palpitante de disentir, mientras las masas arriban al crepúsculo de la acción concertada y la obra edificada, -dos bocas, el tren maya, AIFA, apoyos sin precedentes a millones de Mexicanos- y ante eso y sobre de ello, la admiración a una amistad que no se soslaya ni se pierde ni se combate.
Millones lo pusimos, millones lo cuidamos, millones estamos en el listado de los no tullidos y si un artículo periodístico levanta a los impávidos y los endereza, si hay piruetas y cabriolas del lenguaje que se apoyan en la historia para tener seriedad y crispamiento, que siga pues, que se pujen los volantineros y que en el atuendo de ser poeta y amigo de la historia, se adhiera el histrión, la opugnación y la resistencia.

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias