26.9 C
Zacatecas
viernes, 27 mayo, 2022
spot_img

Un duro golpe

Más Leídas

- Publicidad -

Por: LEONEL CONTRERAS BETANCOURT •

Al final de nuestra colaboración anterior para La Jornada Zacatecas, nos referimos al retiro del programa Escuelas de tiempo completo (ETC). Esto que representa un duro golpe, es más duro para un estado pobre como Zacatecas, donde el gasto público no alcanza, se debió al argumento esgrimido por la secretaria Delfina Gómez, de que el presupuesto que en dicho programa se empleaba resultaba más urgente y necesario gastarlo en la infraestructura de las escuelas canalizado en el programa “La escuela es nuestra”. El dinero de este rubro se maneja con la lógica de los programas sociales, es decir, se entrega directamente a los padres por medio de sus representantes para que realicen los arreglos y mejoras materiales que requieren y hasta donde les alcance. Con la proximidad de las elecciones para la revocación de mandato del presidente, pareciera una puntada más con tintes electorales de la 4T. El presupuesto estimado en 5 mil millones de pesos que se destinaban al programa ETC y que se empleaban en 27 mil escuelas beneficiando a 3.6 millones de alumnos.

- Publicidad -

El programa ETC era una herencia que el actual gobierno recibió de los gobiernos neoliberales. Se creo y puso en práctica pensando en reforzar los aprendizajes y fortalecer el desarrollo de las competencias de los alumnos. Los planteles que se adhirieran a esta modalidad deberían ampliar su horario y laborar ocho horas. Las de horario ampliado generalmente ubicadas en el medio rural, trabajarían seis horas.

Con este horario ampliado lo profesores pondrían atención a los temas de los programas académicos en los que lo alumnos observaran atraso o bajo aprovechamiento, retroalimentándolos y reforzándolos en sus contenidos; además, les dedicarían tiempo a actividades relacionadas con la ciencia (prácticas de laboratorio incluidas), la tecnología, las artes, música y educación física. Por supuesto que como en el dicho del filósofo de Güemes refiriéndose a los ranchos que tenían o carecían de puercos; las escuelas que contaban con las condiciones materiales y recursos humanos y profesionales, amén de la infraestructura podrían atención a estas actividades, y las que no “pos no”. Especialistas en educación hablan de un éxito relativo en términos de combatir el rezago y elevar el nivel pedagógico, pero en los hechos, más allá de lo relativo que resulta la adquisición de los aprendizajes, las ETC sirvieron como guarderías en las que sobre todo las madres trabajadoras podían cumplir con su jornada en tanto tenían resguardados a sus hijos en las escuelas. Al suprimirlas bajará el aprovechamiento y empeorara la adquisición de los aprendizajes y no pocas madres y tutores afrontaran el problema de arreglárselas para ir por sus vástagos a recogerlos cumplido el horario escolar normal.

Soy de la opinión de que todas las escuelas deberían de ser de tiempo completo. Pero, esto sólo es posible en el primer mundo. En Zacatecas, en el sentido lato, la única escuela de tiempo completo es el Cebare, también conocido como Internado J. Trinidad García de la Cadena, que es la institución reestructurada a la que se adicionó la secundaria que funcionó durante 40 años en el exconvento franciscano de Guadalupe, misma que tiene como antecedente histórico remoto el Hospicio de niños huérfanos fundado por el gobernador benemérito que lleva su nombre. En ese establecimiento, como parte de los cambios que sufrió al reubicarse en su nueva sede frente a la Zona militar, se eliminaron los tres primeros grados de la primaria y se incorporó la secundaria. Porque sostenemos que es la única escuela de tiempo completo en el estado, pues porque comenzando porque allí se quedan de lunes a viernes los alumnos que gozan de una beca que les da derecho a los alimentos y dormitorio, reciben sus clases en las que a diferencia del resto de las escuelas se agregan con el nombre de clubes la enseñanza de la educación física, artística e informática con maestros destinados para estas actividades con carácter más que optativas, complementarias.  De esta forma los estudiantes que observan una buena conducta y una trayectoria regular, reciben una educación de calidad casi integral que les permite cursar desde el cuarto grado de primaria y concluir con los otros tres de secundaria.

Habrá estados como la ciudad de México, Nuevo León, Jalisco, el Estado de México, Puebla y el vecino Aguascalientes entre otros, como ya lo han anunciado, que se las arreglaran destinando parte de su presupuesto local, para mantener el programa. En ellos podemos afirmar con seguridad, no estará Zacatecas pues es el estado en el actual gobierno abiertamente declarado del “no hay dinero”.

Con la desaparición de las ETC aumentará la desigualdad e inequidad educativa y por extensión, se incrementará el rezago que en el caso de Zacatecas ronda el 22 por ciento, ubicándose entre las ocho entidades más rezagadas. Esto significa que niños que ya no reciban atención académica en aquellas materias con aprendizajes pobres o deficientes que buscaban nivelarlos con el promedio de sus compañeros perderán este beneficio. No faltaran los que abandonen las aulas dejando truncos sus estudios, pues además del horario ampliado el programa proporcionaba alimentos para retener a los alumnos, en tanto sus padres seguían en su trabajo. Al quitar las escuelas de tiempo completo el golpe es contra la calidad educativa, en detrimento del aprendizaje de los alumnos más pobres y perjuicio de la economía de las madres o padres con un empleo fuera de su hogar.

 

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias